Créditos Verdes: HSBC Argentina apuesta a la financiación sostenible

Los Créditos Verdes son una forma flexible de financiar proyectos ecológicos que buscan incorporar buenas prácticas en todas las áreas del negocio. 

Las empresas comprometidas con un impacto positivo, priorizan una gestión sustentable y buscan que su cadena de valor esté alineada con estos principios. En el caso de empresas que busquen o ya cuenten con certificaciones de Triple Impacto -como la certificación de Empresa B- toda acción de la compañía en este sentido es, además, premiada y computable para obtener mayor puntaje al momento de la certificación. 

En tal sentido, y fortaleciendo la coherencia entre el decir y el hacer, a la hora de necesitar dinero, esta lógica de mercado adoptada por cada vez más empresas, las lleva a optar por los llamados Créditos Verdes. 

¿Por qué? Porque para una empresa con este ADN de cuidado social y ambiental, es mandatorio seguir con una ética como la de los Principios de Créditos Verdes (GLP, por sus siglas en inglés) la que incluye una revisión del uso de los ingresos, un proceso de evaluación y selección de proyectos, como así la gestión y presentación de informes. 

Esta manera de hacer negocios con propósito, exige una banca que esté a la altura de las circunstancias, y en ese sentido, Horacio Duaygues - Gerente de Banca PyME de HSBC Argentina, explica que "nuestro compromiso está basado en ofrecer herramientas y conocimiento para que las empresas puedan realizar una transición hacia modelos de negocio sustentables, lo que implica contemplar el largo plazo en todas las decisiones y es por ello que promovemos los Créditos Verdes."

La característica principal de los Créditos Verdes es que integra la sustentabilidad en la estrategia comercial del cliente y ayuda a mitigar el impacto climático a través de la financiación de proyectos comprometidos con la reducción de su huella de carbono. También favorece la reputación de las partes interesadas con valor de marca positiva comprometida con el impacto de su negocio en tres dimensiones: el ambiente, la comunidad y la gobernanza. Otro diferencial de estos créditos es que logran reunir un grupo inversionista diverso y amplio, y fortalecer a la comunidad.

Las ventajas de elegirlos es que son simples y flexibles. Con una ingeniería de préstamo tradicional (sindicado o bilateral), tienen una estructura sencilla, que es muy similar a la del préstamo tradicional.

¿Qué tipo de proyectos financian los Créditos Verdes?

El portfolio de proyectos elegibles incluye
los de energía renovable, almacenamiento y redes inteligentes; edificios ecológicos; prevención y control de contaminación (incluida la reducción de las emisiones atmosféricas y el control de gases de efecto invernadero); productos ecoeficientes y/o adaptados a la economía circular y tecnologías y procesos de producción; transporte limpio; gestión sustentable de los recursos vivos y naturales, y el uso de la tierra; eficacia energética; conservación de la Biodiversidad terrestre y acuática; adaptación al cambio climático; prevención, reducción, reciclaje de residuos, pérdida de energía, productos de residuos; gestión sustentable del agua y las aguas residuales; cría sustentable de animales o insumos agrícolas climáticamente inteligentes (ej., protección de cultivos).

"Los Créditos Verdes son una herramienta fundamental de la banca para facilitar la transición hacia una economía baja en carbono alineada con el Acuerdo de París como con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)", dice Horacio Duaygues, "permite acelerar la transferencia tecnológica".

Más información y acceder:

https://www.business.hsbc.com.ar/es-ar/sustentabilidad/financiamiento-sustentable 

Tags relacionados