Panorama

¿Nace el "peronismo mileísta"? las pistas del armado que traza Karina con "las viudas del kirchnerismo"

Con Karina Milei, llegan los "nuevos amigos del peronismo" a la LLA: el armado de la hermana del presidente y las diferencias internas en el PJ comienzan a pintar el escenario para las elecciones 2025.

"¿En qué se parecen Eduardo "Lule" Menem, Martín Menem, Guillermo Francos, Daniel Scioli, Joaquín De la Torre y Sebastián Pareja?... Que son todos peronistas", le dijo a El Cronista un importante dirigente sindical que escuchó de boca de uno de los protagonistas del encuentro de ayer en la Casa Rosada el relato de la reunión entre los representantes de la CGT y el ministro del Interior.

El encuentro fue una verdadera partida de póker. Cada sector, el Gobierno con Francos y el representante de Javier Milei en la Tierra, Santiago Caputo; y los otros por la conducción de la CGT más Hugo Moyano, tuvieron algo para llevarse a casa. El oficialismo logró salir de la mirada autista que lo obliga el mensaje belicoso del presidente de la Nación, luego de lo cual le pidieron que les den dos meses de plazo para fijar los parámetros de la economía del futuro. Esto es, "no hagan paritarias que no podamos homologar".

Los gremios, en tanto, ya consiguieron algo mucho más tangible. No habrá cambios sobre los aportes sindicales, que seguirán siendo obligatorios para los trabajadores, y recortaron varios aspectos de la reforma laboral, incluida la famosa caja de las obras sociales. Fin.

Sin embargo, "hay elementos que hay que empezar a hilvanar", le confió un funcionario del gobierno nacional a este periodista. "Primero fue la visita con el Papa Francisco, buena, con bastante sintonía con Milei. Luego, la llegada de Scioli al gobierno. Ahora el avance directo de Karina Milei, que no sabemos que es, pero radical no, manejando a todos los nuevos líderes libertarios del país en los que influyen, decididamente, la familia Menem".

En un encuentro realizado ayer en el norte del conurbano bonaerense, un grupo de dirigentes, que no quiso decir con qué intendente se reunieron, confiaron que se viene una rama peronista con muchos de los que hasta ayer conformaban Unión por la Patria. "Y si lo financia el Gobierno, mejor", se reían. Ellos estuvieron muy cerca cuando Axel Kicillof y Sergio Massa armaron la primera etapa libertaria, pero del otro lado.

El encuentro entre el Gobierno y la CGT fue una verdadera partida de póker.

El que primero la vio, desde el peronismo, fue Joaquín de la Torre quien, sin embargo, prefiere no hacer olas. Todo lo que pasa y pasará en el Ministerio de Capital Humano, producto de la fácil irritabilidad de su ministra, Sandra Pettovello, más la presión presupuestaria del jefe de gabinete, Nicolás Posse y el encargado de administrar la Economía y fundamentalmente las finanzas, Luis Caputo; la ponen siempre a tiro de la renuncia. Muchos funcionarios fueron eyectados de su cartera, fundamentalmente en la Secretaría de Trabajo, y otros prefirieron huir de ahí.

Ayer, en una publicación en Facebook y otras redes sociales, Marcelo Basilotta, mano derecha y vecino de la ministra, despedido hace casi un mes por una confusa denuncia periodística, termina blanqueando cuál fue su problema: la relación con Pablo De la Torre y toda el área de Desarrollo Social porque no atendían como correspondía a los comedores sociales, "que no recibían ni dinero ni mercadería". Su pelea, puntualmente, y desde hace tiempo, era con Joaquín De la Torre, un socio silencioso de la primera hora libertaria.

Sin embargo, además, Basilotta se mete con otro tema sensible. Los despidos en el Estado. "Como peronista jamás me metí con los trabajadores". De lejos, su antiguo jefe político en General Rodríguez, Darío Kubar, quien quiere volver a ser intendente, no entiende por qué su exaliado sigue discutiendo con las fuerzas del cielo.

Pablo de la Torre, el hermano de Joaquín, prefiere que se lo juzgue a él por su trabajo antes de acusar de algo a su hermano. En un gobierno donde todos los días se cambian las reglas y los funcionarios vuelan por el aire, siempre es bueno tener un culpable a mano. Por eso es que hace varias semanas que el ex intendente de San Miguel y actual senador provincial libertario decidió correrse hasta nuevo aviso.

El armado liberal de Karina no reniega de las "viudas del kirchnerismo"

Karina Milei tiene las mismas formas y maneras que su hermano a la hora de ordenar. Si no, que le pregunten al senador Carlos Kikuchi, raleado de la estructura libertaria a pesar de haber sido el armador por excelencia en todo el país. Sobrevivió su alter ego hasta la elección general, Sebastián Pareja, porque nunca terminó de desentenderse de la opinión de "el jefe", algo que sí ya había dejado de soportar "el chino", aunque su apellido es de origen japonés.

Ramiro Marra, en diciembre, se dio cuenta también que sus horas como libertario habilitado para hablar y decir por Milei habían terminado y ayer sucumbió Oscar Zago, antiguo jefe de bancada de diputados de la Nación. No pasó el escaneo del pensamiento crítico ni la llegada de los nuevos amigos del peronismo.

Karina Milei tiene las mismas formas y maneras que su hermano a la hora de ordenar.

Milei utiliza cada momento con mucha astucia y, tal cual un vampiro, aprovecha de la sangre y la necesidad del otro. Lo hizo con el kirchnerismo y con Sergio Massa, acercándose primero y recibiendo sus consejos para dividir el voto que pedía un cambio urgente y luego aprovechó la furia de Mauricio Macri para ganarle a Massa. Ahora, elige otro camino, buscar a las viudas del kirchnerismo, que no son pocas.

En el campo del peronismo kirchnerista renovador todo es desconfianza y rencores. Máximo Kirchner llegó a decir, en un encuentro reservado para un puñado de intendentes, que si él era un estorbo se volvía a Santa Cruz, tal cual lo había dicho, hacía dos años, Alberto Fernández luego de un encuentro en Almirante Brown cuando todavía era presidente y los gobernadores le exigieron que no renuncie. Por supuesto, Fernández se fue a España.

El encuentro con el hijo de los dos presidentes lo organizó el cada vez más activo Gabriel Katopodis, quien trata de mediar en la rota relación que mantiene el diputado nacional y presidente del PJ bonaerense con Axel Kicillof, propuesto ahora por Pablo Moyano para presidente de la Nación, lugar que todos los días de su vida quiso Kirchner jr.

Katopodis, sin embargo, no está solo en esta carrera de largo aliento por la sucesión bonaerense. Aunque algunos de sus amigos creen que puede llegar a más. Candidato presidencial. "El cielo es el límite, y si llegó Milei, por qué no un tipo como Gabriel", sueltan tranquilamente por General San Martín.

Por fuera de esa estructura, y queriendo pelear mano a mano con sus antiguos socios y aliados de La Cámpora, Jorge Ferraresi no sólo empezó su armado propio, rompiendo bloques oficialistas a intendentes kirchneristas camporistas, sino que, también, tiene a Facundo Moyano y Juan Zabaleta de compañeros políticos. Hoy, provocador, el intendente de Avellaneda organiza una charla con Amado Boudou, quien, junto a Julio De Vido, fueron los presos a los que nunca visitó la vicepresidenta.

Con los tres dialoga Fernando Gray, y todos buscan el entendimiento con Julio Zamora, otro que, perdido por perdido, como nadie quiere ir a visitarlo o recibirlo por miedo a las reprimendas de los principales actores de Unión por la Patria, ya piensa en ser el convocante por fuera de la interna de los peronistas no K y no Milei. Para el caso del peronismo mileísta hay otro jefe comunal que quiere dar el salto, por la misma zona geográfica.

Lejos de estas elucubraciones, Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas, también está dispuesto a armar su línea interna, pero siempre de lo que es el actual peronismo kirchnerista renovador. ¿Sergio Massa continuará por esos lares?... Los dichos de Malena Galmarini auguran tensiones que solo se resolverán el año que viene. Mientras tanto, quien aprovecha esta discusión a cielo abierto es Gustavo Menéndez, quien sobrevivió a la presidencia del Grupo Bapro.

Temas relacionados
Más noticias de Karina Milei
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • GF

    Gustavo Ferrero

    Hace 5 minutos

    Mas de lo mismo, al final va a ser cierto que el peronismo va a extinguir este pais, viendo lo que quiere hacer el jefe que evidentemente es quien gobierna, con mi voto no cuente, no quiero mas peronismo, como yo va a haber varios, Bullrich nos llevaste a una trampa

    0
    0
    Responder