Zoom editorialExclusivo Members

Las peleas en el Gobierno le dan vida a una oposición desmantelada

Luego del escándalo en el Congreso que expuso la interna en el bloque legislativo de La Libertad Avanza, el gobierno encabezado por Javier Milei tomó partido y respaldó el accionar del titular de Cámara de Diputados, Martín Menem, quien desconoció la conformación de la Comisión de Juicio Político y, por ende, también la presidencia de la diputada Marcela Pagano, e incentivó la sustitución de Oscar Zago en la jefatura del bloque.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, aseguró que todo lo que realizó el diputado riojano fue "conforme y dentro del reglamento", y aclaró que la periodista y legisladora "nunca fue la presidenta de la comisión" que "no llegó a conformarse".

"No siempre estamos de acuerdo", argumentó el funcionario nacional en la habitual conferencia de prensa matutina sobre el tema que ocupó varios minutos de la reunión de Gabinete que presidió el jefe de ministros, Nicolás Posse, debido a la ausencia de Milei, en los Estados Unidos, según NA.

La pelea en el oficialismo sigue desconcertando a la oposición, que en su gran mayoría, prefiere mantenerse en silencio para no ser acusada de culpable y desestabilizadora. Sin embargo, gran parte de la política, más que escondida está agazapada esperando los errores del Gobierno.

Es que gran parte del arco político opositor está convencido de que Milei tiene como estilo de conducción la desacreditación del político que no piense o esté convencido de que el camino es el que tomó el Gobierno.

Tal pensamiento está generando distanciamientos profundos en el PRO, el partido que más le aportó a Milei en términos de votos y de ministros. Hay quienes piensan que Mauricio Macri entró en un camino que le costará caro porque acercarse a Milei lo deja malparado: "Si a Milei le va bien, nadie le reconocerá algún mérito a Macri, y si le va mal lo van a culpar", dice un antiguo aliado del ex Presidente.

Entender a Milei tampoco es una tarea sencilla para la política. El Presidente toma decisiones en pocos minutos y no parece importarle si "lastima" con lo que dice o hace, a extraños o propios.

En el peronismo piensan que hasta ahora son todas declaraciones, que es un Gobierno que no forma consensos, que no toma ninguna determinación importante y que tiene como objetivo sembrar terror. En La Libertad Avanza consideran que las acusaciones son propias de la "vieja política".

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.