Opinión

La transformación pública digital como motor de las capacidades estatales

En un país en el que resulta complejo articular consensos, estamos de acuerdo en que necesitamos un Estado mucho más efectivo: según diferentes encuestas, entre el 77% y el 85% de la población piensa que la burocracia estatal argentina no es eficiente y que es incapaz de resolver sus problemas.

Construir un Estado más eficaz es importante. Los datos muestran que la calidad de la Administración Pública y el crecimiento económico van de la mano: los países con PBI per cápita más alto obtienen los mejores resultados en la dimensión "efectividad del gobierno" de los indicadores publicados por el Banco Mundial. El promedio para los países de altos ingresos, dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es 85,71%, mientras que fuera de ella lo ubica en 74,53 en una escala de 0 (el peor ubicado) a 100 (el de mejores resultados). En comparación, Argentina obtiene la mitad: 41,98 puntos.

¿Qué podemos hacer para transformar nuestro Estado actual en uno ágil, inteligente, que cuente con las capacidades necesarias para alcanzar resultados de calidad a la hora de ofrecer bienes y servicios públicos que apuntalen el desarrollo?

El enfoque de la Transformación Pública Digital centrado en las personas es un vector clave para el fortalecimiento de las capacidades estatales. Una buena muestra de cómo puede crearse valor público aparece como resultado de una simulación realizada por la Universidad Nacional del Sur: de un máximo de 210 minutos de tiempo invertido para la entrega presencial de información en una agencia gubernamental, se puede pasar a 23 minutos si se usan servicios digitales.

Argentina cuenta con algunas ventajas que hacen a esta alternativa posible y real. De acuerdo con un reciente informe de OCDE y CAF, tenemos un nivel significativo de start ups tecnológicas, así como de talento digital, altas competencias digitales entre la población, y un importante potencial de innovación apalancado en un buen uso de GovTech a nivel local.

No obstante, tenemos algunos desafíos que atender con urgencia si no queremos desaprovechar esta posibilidad. La Transformación Pública Digital requiere una inversión significativa en infraestructura tecnológica, desarrollo del talento digital y una cultura de innovación y colaboración en las administraciones públicas, fomentando la participación activa de la ciudadanía y el sector privado en el diseño e implementación de políticas digitales. También deben atenderse desafíos éticos y regulatorios que garanticen la protección de la privacidad, la transparencia y la rendición de cuentas en el uso de algoritmos y datos.

Estamos ante oportunidad única para fortalecer las capacidades estatales paray mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Alcanzar un Estado inteligente, que use la información y la tecnología para tomar buenas decisiones, requerirá de políticas que promuevan la inclusión digital, garanticen la protección de datos personales y fortalezcan la capacitación de los funcionarios públicos. Todo esto en un marco de colaboración entre el sector público, privado, académico y científico tecnológico, para aprovechar al máximo el potencial de estas herramientas en la entrega de más y mejores bienes y servicios públicos.

Temas relacionados
Más noticias de transformación digital
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.