Zoom Editorial

La inflación superará 16% en cuatro meses y con toque de queda, la emisión no se detiene

Con el fuerte incremento de 4,8% en marzo que dio a conocer hoy el Indec, el Índice de Precios al Consumidor mostró que a lo largo del primer trimestre del año acumuló una suba de 13%, lo que sumado a la evolución que registra en abril dejará a la inflación por encima del 16% solamente para los primeros cuatro meses del año.

El número alarma, no solo porque contrastado con el nivel de incremento de ingresos de la población proyecta un nuevo aumento de las dramáticas cifras de pobreza, sino porque, además, supera el meridiano de las previsión de 29% anual que el ministro de Economía, Martín Guzmán, incluyó en el Presupuesto 2021, cuando apenas se cumple un tercio de ese período.

De hecho, las consultoras privadas estiman hoy que el guarismo final del año estará en 46%, lejos de la marca prevista por el ministro. Y esa visión es compartida por los gremios que, como la Unión Obrera Metalúrgica, ya superan la pauta oficial y cierran paritarias en torno al 35% y con cláusula de revisión posterior a los comicios legislativos de octubre.

La fecha de esa "segunda vuelta" no es antojadiza, ya que permite garantizar que el acuerdo sea homologado por parte del Ministerio de Trabajo, al evitar que el ruido de la discusión salarial complique el escenario electoral. Aunque una inflación acelerada puede dar por tierra más temprano que tarde con la calma sindical.

No obstante, con un escenario de alta volatilidad social producto de la estanflación, la pandemia, la falta de vacunas y la mayor severidad en las restricciones decretada por el presidente Alberto Fernández, el Gobierno optó por atender solo una parte de sus propios consejos para combatir la espiral inflacionaria.

Guzmán sostiene que la inflación es un problema multicausal que se ataca, primero, desde la política fiscal, monetaria y cambiaria; y luego, con políticas de precios e ingresos que ayuden a alinear comportamientos y expectativas. Pero mientras el gabinete económico resolvió ayer redoblar los controles contra los comercios y amenazar con sanciones para que se cumpla con los Precios Máximos, nada se avanzó respecto de una de las prioridades planteada por el ministro para combatir la inflación: atender el desequilibrio monetario que crece con la renovada emisión de dinero para financiar al Tesoro.

El año pasado se emitieron 2 billones de pesos, más de la masa monetaria que tenía la economía. Una parte quedó contenida en Leliq, pero claro está, la montaña de letras acumulada implica intereses y más emisión futura. De seguir así, la emisión crecerá en la medida en que avance el año, sobre todo cuando caiga el ritmo de liquidación de divisas del campo, la demanda del gasto crezca y el crédito externo aún escasee.

Reprimir precios, tarifas, atrasar el tipo de cambio y acelerar la máquina de hacer billetes para financiarse hasta el momento solo ha tenido el resultado menos deseado: una inflación sin freno.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios