Zoom Editorial

¿El nuevo secretario llega con medidas para seducir al mercado?

La semana pasada, el Tesoro le volvió a pedir asistencia al Banco Central (BCRA). El jueves, en la reunión de directorio, la entidad que rige a los bancos aprobó transferencias por $ 120.000 millones, cifra que se eleva a $ 160.000 millones en los primeros días de agosto. En lo que va del año suman $ 670.000 millones si se contabilizan los $ 480.000 millones por transferencias de utilidades y los $ 190.000 millones por adelantos transitorios.

Al analizar los números surge un dilema. Por un lado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, está dentro de la pauta presupuestaria, que estima financiar el déficit fiscal con 60% de emisión y 40% de deuda. De hecho, la asistencia para 2021 que el Tesoro le puede pedir al BCRA es de $ 1,2 billones. Pero por otro lado, seguir pidiendo dinero al BCRA no parece ser un buen indicio para un mercado que desde el primer día espera una señal de que se va a frenar la emisión de pesos y va a crecer la emisión de deuda. Pero esta señal tarda en llegar.

El mercado teme que, como esto no está pasando, la desaceleración de la inflación que se vio en julio pueda quedar solo en una sensación. Si la lógica del mercado se cumple, volverá la presión sobre los dólares financieros y volverá la expectativa de una devaluación que generará otra escalada de precios.

Si bien es cierto que la inflación bajó después del pico de los primeros meses, lo cierto es que va a quedar lejos de la pauta oficial de 29% presupuestada para este año. En Economía se defienden con un argumento válido. "En septiembre, cuando se redactó el Presupuesto nadie en el mundo pensaba en la escalada de los precios de las commodities", aseguró el ministro Guzmán a este diario.

También hay otra razón de la inflación alta y multicausal, utilizando los términos de Guzmán: domar la pandemia le está costando al Estado más plata de la esperada.

Esta semana hubo otro cambio en Economía. Por razones de salud renunció el secretario de Finanzas, Mariano Sardi y lo reemplazó Rafael Brigo. Antes se había ido al BCRA Diego Bastourre. Quien sí se mantuvo es el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi.

En el mercado circulan varias medidas para seducir a los inversores para que compren títulos públicos. Dos de ellas destinadas a los fondos de inversión. La primera es la creación de un mercado de futuros de los títulos públicos para reducir la volatilidad y la segunda un fondo administrado por el Tesoro o el BCRA que captaría recursos de los fondos comunes de inversión garantizando la liquidez diaria.

En cualquier caso, no puede demorar mucho una decisión si Economía quiere finalmente convencer al mercado de que cumplirá con el compromiso de invertir el financiamiento del déficit pasando la deuda del 40% al 60% y la emisión del 60% al 40%.


Tags relacionados

Comentarios

  • AF

    Antonio Francinetti

    12/08/21

    Buen día gracias por aceptarme, trataré de hacer comentarios positivos.

    0
    0
    Responder
  • AJF

    Antonio Joel Fernandes

    11/08/21

    Durante más de 35 años fui suscriptor de vuestro diario. Y sigo ley´´
    endolo con mucho interés.

    0
    0
    Responder