#CASHTAG

El juego de los parecidos y una pregunta para Cristina Kirchner

Las similitudes entre las propuestas de las palomas de Horacio Rodríguez Larreta, el plan de Sergio Massa y lo que representaba Martín Guzmán. ¿Cuál es el plan de Cristina? ¿Lo que postula o lo que finalmente respalda?

Era el 1 de junio, y en una charla con el fondo de inversión MegaQM el economista Emmanuel Alvarez Agis describió las diferencias de los posibles programas económicos de Juntos por el Cambio. Las probables medidas de los equipos de Horacio Rodríguez Larreta, referente de "las palomas" las relató así:

"Las palomas dicen ‘no podemos salir del cepo el día uno, así que vamos a hacer una corrección del tipo de cambio pero no para eliminar la brecha, porque si hay cepo va a haber brecha'. Apuntan a achicar la brecha, pero no a eliminarla. Dicen: ‘voy a hacer un ajuste fiscal, pero es el ajuste que tengo que negociar, porque lo tienen que tolerar la sociedad, los movimientos sociales, los beneficiarios de planes sociales, los sindicatos, la clase media, la clase alta con los aumentos de tarifas, todos los que viajamos en transporte público, etc.'. 

Va a haber una baja del gasto público pero más chica que en el programa de los halcones, porque además el shock nominal que tienen que estabilizar es más chico porque la devaluación es más chica, o sea que las tarifas van a subir pero los subsidios no van a ir a cero en el año uno. Entonces dicen: ‘no voy a salir del cepo, voy a hacer acuerdo de precios y salarios, y la deuda en pesos la voy a pagar, no porque me gusta sino porque la necesito, porque voy a un equilibrio primario pero no total, voy a seguir financiando el déficit porque sino tengo que emitir'".

Agis agregó, entonces: "El programa de las palomas le gusta menos al mercado que el de los halcones, y a la gente le gusta más; como hago las cosas menos drásticas la inflación acelera pero menos, la actividad cae pero menos, los salarios caen pero menos".

Lacunza detalló el cronograma de salida del cepo ante el IAEF

Hasta ahí, una descripción más o menos previsible de lo que se conoce hasta ahora de los trabajos que está haciendo Hernán Lacunza, que en las últimas horas repitió en el congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que el cepo no se puede sacar de un día para el otro porque sería un caos.

Lo loco, es que en aquella exposición de principios de mes, el titular de la consultora PxQ y ex viceministro de Economía con Cristina Kirchner, describió a continuación el programa que tenía en marcha el actual ministro de Economía, Sergio Massa, al menos hasta que irrumpió la sequía: "Es muy parecido al de las palomas; les juro que salió así, no es chicana".

Y lo enumeró: "¿Está devaluando? De a poquito, con dólar soja, etc. ¿Está bajando el gasto? Sí. ¿Está subiendo las tarifas? Completamente. ¿Salió del cepo? No. ¿Está pagando la deuda? Sí. ¿El déficit está bajando? Antes de la sequía, sí. ¿La brecha está bajando? Antes de la sequía, sí. La inflación está acelerando, la actividad está cayendo y el salario real, también."

Toda esta presentación cobra otra relevancia desde el viernes pasado, cuando Massa se transformó en el candidato que consensuaron los principales accionistas del ex Frente de Todos para que se postule por Unión por la Patria. Se descubre que la nueva prenda de consenso oficialista tiene en marcha y propone para la continuidad una hoja de ruta que, al menos al parecer de este economista ultraconsultado por el mercado, es muy similar al del ala moderada de la oposición.

"Como todo esto se parece, los halcones le dicen a las palomas, vos sos igual que Massa", reflexionó en aquél momento el ex funcionario, cuando todavía parecía que iba a haber PASO entre Wado de Pedro y Daniel Scioli.

Ese Alcoyana-Alcoyana de planes (N. del R.: centennials, googlear "Berugo Carámbula") se ha vuelto ahora más significativo aún por otra cuestión. Es el programa económico ya no sólo de Larreta, Massa o el propio Alberto Fernández, que pareciera haber conseguido una balsa para ir a naufragar.

Al darle su respaldo en la actualidad y acompañarlo en la campaña electoral en ciernes, también de golpe se revela como el plan que acompaña la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Entonces, ¿cómo es? La que hasta hace poco era la líder indiscutida del oficialismo que metía "hola, qué tal" por todos lados, escribía cartas públicas o hacía clases magistrales para sostener que no hay que ir por el recorte fiscal, ni hay que darle bola en todo al Fondo Monetario Internacional o que la devaluación no es una opción porque pega en los precios, termina bancando un ministro que aplica todo lo contrario.

Pero incluso va más allá: lo ofrece como alternativa electoral para sus votantes en la elección presidencial cuando según lo que escuchan los financistas se trata de una mirada asimilable a lo que tiene en mente Rodríguez Larreta o que, no habría que hacer mucho esfuerzo para entenderlo, era lo que planteaba también en su momento Martín Guzmán. Entonces, ¿para qué tanto lío?

Hace dos semanas, Roberto Feletti, el ex secretario de Comercio Interior que promovió ella misma, escribió en su informe de coyuntura sobre la necesidad de volver a "un modelo económico justicialista" con apropiación de rentas extraordinarias para la "soberanía política". Hace un mes, Eduardo Basualdo y Pablo Manzanelli propusieron desde Flacso, el centro de estudios que suele citar la Jefa, un shock redistributivo, aumento del Impuesto a las Ganancias y la regulación de los grupos económicos, entre otras medidas, en el documento "Sistema político; coyuntura económica y líneas de política económica en la argentina actual".

¿Por qué la vicepresidenta no respaldó la candidatura de alguna línea interna que abrazara esa orientación más radicalizada que pareció defender con todo derecho en estos cuatro años de gobierno-pero-disiento?

¿O habrá que pensar que se trataba de un agite de banderas inaplicables pero que le permitían mantenerse al margen del costo que puede implicar resolver problemas macro sin dólares en el Banco Central, sin crédito y casi sin moneda? Son preguntas que se esconden detrás de otra más profunda: ¿cuál es el plan de Cristina: lo que postula o lo que finalmente respalda?

Temas relacionados
Más noticias de Cristina Kirchner
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.