De la Gran Depresión al fútbol en pandemia

Los ciclos históricos suelen repetirse. Catástrofes naturales, guerras, revoluciones, crisis económicas y pandemias son ejemplos que dejan huellas. Las variables de auge económico, estabilidad y prosperidad sólo son alcanzadas por sociedades muy bien organizadas, con índices elevados de aprendizaje y superación.

La llamada "gran depresión" de 1929 en adelante, fue a consecuencia de una "burbuja bursátil" que hizo eclosión en Wall Street y en otras bolsas del mundo. La euforia excesiva y la especulación fueron factores decisivos en la antesala de la mayor debacle económica con impacto mundial.

Al economista británico John Maynard Keynes se le atribuye haber acertado en el diagnóstico. En 1931 escribió: "Estamos hoy inmersos en la mayor catástrofe económica -la mayor catástrofe provocada casi exclusivamente por causas económicas- del mundo moderno... Cabe la posibilidad de que, cuando esta crisis sea examinada retrospectivamente por los historiadores económicos del futuro, se considere que marcó uno de los mayores puntos de inflexión...".

Keynes también acertó al sostener que había llegado el fin del capitalismo liberal. Por entonces, se abrió paso a una economía mixta entre el capital privado y la intervención estatal bajo el paradigma de mitigar los efectos devastadores de la crisis. EEUU sufrió una caída del PBI del 43%, 32 mil empresas fueron a la quiebra, miles de bancos cerraron, U$D 20.000 millones se esfumaron de la "burbuja financiera". Desde 1929 al 1932 la desocupación trepó del 3% al 23% de la población activa.

En la actualidad, la industria del fútbol es asimilable a una "burbuja de negocios". El coronavirus es el evento cíclico e inédito que en el siglo XXI genera incertidumbre a gran escala, tornándose inseguro el devenir de las competencias deportivas. Ante este panorama resulta primordial no equivocarse en el diagnóstico.

EL PRESIDENTE DE BRASIL Y LA COPA AMÉRICA

En ultísima instancia, Jair Bolsonaro aceptó el convite de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) luego de las deserciones de Colombia y Argentina. A pocos días del inicio de la Copa América, la Corte Suprema brasileña dio el aval a la competencia por unanimidad.

Al refutar las críticas y protestas públicas contra el torneo, Bolsonaro utilizó la ironía: "En este certamen no hay mayor riesgo de contagio que en la Libertadores o Sudamericana. ¿Alguien vio la Copa América ayer? El que se opone a la Copa América no puede mirarla, eh. ¿Murieron cuántos de Covid-19? La Copa América transmite Covid-19, las otras no".

"Copa América, buen domingo para todos" había posteado en Twitter el mandatario tras ausentarse en la ceremonia inaugural.

Los pronósticos del presidente brasileño no encuentran eco en la realidad. Aquella "pequeña gripe" tal como calificara al Covid-19 ya está cerca del trágico "medio millón" de muertes.

El escaso entusiasmo de los aficionados del "scratch du Oro" que conduce Neymar y la merma de las audiencias también dan su veredicto.

Según los datos del Instituto IBOPE (Brasil) la medición por TV del partido Brasil-Venezuela (14 puntos en promedio) retrocedió respecto de Brasil-Bolivia (32,9) en la apertura de la Copa América 2019. En cantidad de personas la baja equivale a unos 3,7 millones de televidentes (-43%). Las restricciones sanitarias para el acceso a los estadios, bares y restaurantes, más la continuidad en simultáneo de los torneos locales son factores que ejercen su poder.

"El hecho de que São Paulo no sea una ciudad anfitriona reduce aún más la influencia, no hay manera de compararla con la de 2019. Y no veo que el entusiasmo crezca por aquí", comentó al diario El País Percival Maricato, presidente del consejo estatal de São Paulo de la Asociación Brasileña de Bares y Restaurantes (ABRASEL).

El presidente Bolsonaro está siendo investigado por una comisión del Congreso ante el fracaso evidente de su plan para el manejo de la emergencia sanitaria. Brasil registra un promedio de 2000 muertes diarias. Sólo el 11,4% de su población de 212 millones está inmunizada.

LA SANCIÓN AL CAPITÁN DE LA SELECCIÓN DE BOLIVIA

La Conmebol sancionó con un partido de suspensión y U$D 20.000 de multa al delantero Marcelo Martins Moreno. El goleador, uno de los contagiados de Covid-19 se había expresado a través de Instagram: "Gracias a ustedes de Conmebol por esto. Toda la culpa es totalmente de ustedes!!! ¿Si se muere una persona qué van a hacer ustedes? Lo que les importa solamente es el DINERO. ¿La vida del jugador no vale nada?".

La historia permaneció publicada durante unas horas y luego desapareció. Más tarde, el goleador boliviano se rectificó de sus dichos, (aunque con ello no evitó ser castigado). "Lo expresado en este posteo ... no ha sido una declaración textual que haya dado personalmente razón por la cual no ha sido mi intención generar una polémica o cuestionar a la Confederación Sudamericana de Fútbol ni a sus autoridades. Lamentablemente, mi preocupación por la situación de mi contagio de Covid-19, que me impidió poder jugar con mi querida selección boliviana en el debut de la Copa América 2021 y por la pandemia en general que nos afecta a todos, fue interpretada de manera incorrecta por quienes se encargan de hacer mis comunicaciones públicas..." se desdijo en un comunicado.

Según publica Iusport.com, hasta el viernes pasado, en la Copa América se confirmaron 65 casos positivos entre las delegaciones participantes (19), árbitros, personal de estadios y empleados de la Conmebol (46). Según la entidad mayor del fútbol sudamericano la tasa de contagios del torneo es del 1,19 %.

Antes del inicio de la Copa la delegación venezolana denunció 13 contagios entre su plantel. Por este motivo se modificó el reglamento, eliminándose el límite de 5 reemplazos en la lista de buena fe por causa del Covid-19. Este atinado cambio reglamentario facilitó que la selección "Vinotinto" incorporara a 15 futbolistas sustitutos.

CRISTIANO RONALDO Y POGBA DESAFÍAN A LAS MARCAS

En paralelo con la Copa América, se viene disputando la Eurocopa en diversas sedes del viejo continente. En la rueda de prensa previa al partido Portugal-Hungría al grito de ¡Agua! el astro portugués apartó hacia el extremo más lejano de la mesa a dos botellas de Coca Cola (auspiciante oficial UEFA-EURO 2020), colocando en el centro una botella de agua.

Según analistas bursátiles ese simple gesto del portugués habría acelerado una caída del 1,6% en las acciones de la compañía, con una pérdida estimada de unos U$D 4000 millones en su valor de mercado.

Al día siguiente, el francés Paul Pogba, elegido mejor jugador de Francia-Alemania, protagonizó una situación similar al colocar por debajo de la mesa a una botella de cerveza marca Heineken, dejando en el centro a otra botella con agua.

Luego le siguió el italiano Manuel Locatelli, estrella del partido Italia-Suiza, quien con ánimo chistoso corrió unos 30 centímetros las dos botellas de la reconocida marca de gaseosas, moviendo al centro otra de agua.

Como contrapartida, el entrenador de Rusia Stanislav Cherchesov, en rueda de prensa luego de Rusia-Finlandia, destapó una de las botellas de la gaseosa norteamericana y bebió un largo trago.

Estas imágenes de los futbolistas fueron viralizadas con riesgo para los contratos millonarios firmados con los patrocinadores. Si bien todavía no se ha mensurado el impacto global en las audiencias de consumidores, voces críticas le endilgan responsabilidad a la UEFA por su silencio y por no proteger a sus sponsors.

"La UEFA tiene, entre otras, la obligación de defender y proteger la imagen de sus patrocinadores. El simple hecho de que ni Ronaldo ni Paul Pogba vayan a ser sancionados por la organización me parece un asunto bastante grave", apuntó Javier Mancebo a la agencia EFE, director de la consultora Strock.

Finalmente, la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol (UEFA) hizo una comunicación pública indicando que Coca Cola "tiene una larga tradición de apoyar todos los deportes en sus distintos niveles" y que ha sido fundamental "para garantizar el desarrollo del fútbol en toda Europa". Además, se aclaró que como patrocinador la marca ofrece bebidas "para todos los gustos y necesidades, desde agua hasta bebidas deportivas isotónicas, zumos, café y té".  

Vale señalar que la cuenta de Instagram de Cristiano Ronaldo llega a unos 299 millones de seguidores globales.

EL CORONAVIRUS NO SE DETIENE EN LATINOAMERICA

El contexto deportivo no debe alejarnos de una visión panorámica de la pandemia. Según Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sólo 1 de cada 10 personas en América Latina y el Caribe está completamente vacunada contra el COVID-19.

"Somos una región de más de 600 millones de personas donde los casos aumentan, los hospitales están llenos y las variantes circulan rápidamente", señaló la experta.

Según la ONG Our World in Data, en la última semana se registraron cerca de 1,1 millones de nuevos casos y más de 31.000 muertes en Latinoamérica, donde la transmisión sigue estando fuera de control. Nueve de los diez países con más muertes recientes en proporción a su población son de América Latina. Entre los tres países con mayor número de muertos según los últimos registros, figuran Brasil y Colombia. En tanto Perú, cuenta con la mayor tasa de letalidad, con 576 decesos por cada 100.000 habitantes. Por estas horas, el coronavirus no cesa en cobrarse vidas entre la población de esta parte del mundo. Las cifras dan señales de una catástrofe sólo evitable en parte, si los planes de vacunación se aceleran.

El andar presuroso y constante de las redes de información impone reflexionar sobre los derechos humanos de los futbolistas.

Como trabajadores considerados "esenciales" para una industria que no se paraliza, viven expuestos a los contagios aún sin contarse con evidencias ni certezas médicas sobre los efectos perdurables o daños colaterales en la salud.

Una mirada a futuro nos lleva a dar una señal de alerta ante la súper exigencia de los entrenamientos, viajes y torneos durante la pandemia y sus posibles secuelas.

Tampoco deberían pasar sin sanción los actos de arrogancia de las estrellas futboleras cuando son capaces de erosionar las reglas básicas de los negocios que le dan sustento al espectáculo.

Como en la época de la "gran depresión", la euforia desorbitada de los especuladores que sólo buscaban multiplicar sus millonarias ganancias podría provocar un colapso por un exceso de abundancia en los circuitos futbolísticos.

Nadie parece reparar que en las crisis cíclicas que suelen conmover al mundo, el valor de los bienes es muy relativo. De un día para el otro, las mercancías tan preciadas como el fútbol podrían descender muchos escalones y tocar fondo con una inimaginable y miserable cotización.


Tags relacionados
Noticias del día
Informe Bapro

Tendencia AMBA: crece el uso de la tarjeta y cae más el de efectivo

Tendencia AMBA: crece el uso de la tarjeta y cae más el de efectivo
El principal emisor de tarjetas de la región metropolitana da cuenta de un incremento de operaciones con crédito y débito de las que administra la entidad. Hay más transacciones pero el volumen es menor, lo que revela que reemplaza el uso de cash para operaciones menores.

Compartí tus comentarios