Coronavirus: una oportunidad para los Derechos Humanos y las empresas

La irrupción del Covid-19 obliga a revisar prácticas y ensayar respuestas en conjunto para garantizar los derechos de todas las personas

Claramente nos encontramos en un contexto mundial muy particular, que nos desafía a adoptar nuevas estrategias para el abordaje de problemas estructurales. La irrupción del Covid-19, nos obliga a revisar nuestras prácticas y ensayar respuestas, que van más allá de la capacidad de cualquier gobierno, sector, industria u organización. 

A la complejidad que implica gestionar con incertidumbre e inestabilidad, se suman procesos ya existentes como la imparable transformación digital, el cambio climático y las desigualdades de géneros, que requieren por supuesto, de un análisis profundo, contemporáneo e innovador. 

Estas tensiones suponen, desde hace un tiempo, la necesidad de superar el viejo axioma que impone exclusivamente a los Estados la responsabilidad de cumplir con las obligaciones en materia de Derechos Humanos

Al respecto, vale destacar los avances de las Naciones Unidas (ONU) y otros organismos internacionales sobre los principios rectores y estándares globales que invitan a las empresas a asumir el compromiso sobre el deber de actuar con debida diligencia

Por lo tanto, es imperioso realizar un esfuerzo colectivo y articulado entre el sector público, el privado, la sociedad civil y los organismos internacionales para promover la adopción de buenas prácticas que protejan, respeten y garanticen la plena realización y el disfrute de los derechos de todas las personas

Del análisis de esta realidad, surge desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos el programa "Empresas comprometidas con los Derechos Humanos" una iniciativa que brinda herramientas y acompañamiento al sector privado y organizaciones de la sociedad civil para que puedan asumir un rol protagónico como agentes activos de cambio y sumarse a una agenda inclusiva que se impone frente a la necesidad de lograr un desarrollo sostenible.

 

En definitiva, proponemos un espacio de cooperación e intercambio que salga de la lógica de la competencia y genere nuevos saberes y oportunidades a partir de la complementación. 

Es momento de sumar esfuerzos y de explorar distintos escenarios de manera de incorporar nuevas metas desde una perspectiva de derechos humanos. Es fundamental brindar respuestas que contemplen y representen los intereses, inquietudes y necesidades que reclama la sociedad. Todas las personas formamos parte del presente que atravesamos y es, también, en conjunto que podemos generar un cambio consciente, duradero y sostenible.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios