Cómo impacta la caída de la construcción en acciones del Merval

La economía argentina atraviesa un período de transformación bajo la nueva administración de Javier Milei. Aunque el mercado mantiene expectativas positivas acerca de la concreción de reformas, reflejadas en un superávit fiscal, la acumulación de reservas, una reducción en el riesgo país y la estabilidad del dólar, estos cambios aún no se reflejan en la economía real. Específicamente, el sector de la construcción es el que más sufre los efectos en este período de normalización de la macroeconomía.

Dentro de los indicadores más significativos del sector, resalta el Índice Construya, que monitorea la evolución de las ventas de insumos para la construcción al sector privado, incluidos materiales como ladrillos cerámicos, cemento, sanitarios y grifería. En marzo, este índice experimentó una contracción del 9% mensual y del 40% interanual. Al ajustar por estacionalidad, las caídas fueron del 11% mensual y del 34% interanual. La última vez que se registró una disminución de esta magnitud fue en marzo de 2020, coincidiendo con el inicio de la pandemia. Esta tendencia destaca una continua baja en la demanda de insumos, atribuible tanto a la reducción en la construcción de obra pública como a las expectativas sobre la futura evolución del sector.

Otro indicador clave en la construcción es el volumen de despachos de cemento Portland elaborado por la Asociación de Fabricantes de cemento portland (AFCP). Estos reflejaron una contracción del 42,9% en comparación con marzo de 2023 y del 7,2% respecto al mes anterior, marcando el quinto mes consecutivo de contracción y señalando un periodo de recesión.

Adicionalmente, el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC), elaborado por el INDEC, registró una baja del 24,6% en febrero en comparación con el mismo mes de 2023. En el acumulado del primer bimestre de 2024, se observa una disminución del 23,1% en comparación con el mismo período del año anterior. 

Por otro lado, el último dato de enero sobre los puestos de trabajo registrados en el sector privado mostró una caída del 8% mensual, lo que representa una pérdida de 8.000 puestos de trabajo respecto al mes anterior y acumula una pérdida de 34.000 puestos desde noviembre. Así la encuesta cualitativa del sector muestra que el 53% de los encuestados creen que la actividad del sector no variaría, el 39% una caída y el 7% una mejora, cuando este número era del 3% en diciembre.

En el ámbito de los mercados financieros, se observa que el sector de materiales, compuesto principalmente por empresas cementeras como Holcim y Loma, así como la fabricación de acero como Ternium, experimentó una caída del 9% en dólares, frente a un Merval que ha subido un 23% y a las financieras, con un alza del 60%. Esto muestra que las empresas de este sector se encuentran rezagadas con respecto al resto.

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.