¿Puedo comprar la ciudadanía de un país utilizando criptomonedas? 

Hoy en día las criptomonedas son cada vez más utilizadas por el público general, y aunque todavía estemos lejos del “mass adoption , actualmente se puede comprar casi cualquier cosa utilizándolas como forma de pago. 

Y qué es lo más extravagante que uno podría comprar? Si me preguntan a mí, creo que respondería: la ciudadanía de un país. 

A menudo vemos en los medios que existen algunos países que tienen a la venta su ciudadanía. Se trata de los famosos programas de Ciudadanía por Inversión o Citizenship by Investment. 

Estos son programas que suelen ser gravemente malinterpretados y que se los presenta como una forma de “emigrar a cambio de una inversión . Sin embargo, no es así en absoluto. Los programas que están destinados a captar inmigrantes a cambio de contribuciones a la economía local son llamados visas de inversión o “Golden Visas y no brindan la ciudadanía del país en cuestión a cambio de la inversión, sino que ofrecen un permiso de residencia. 

Paralelamente, sucede que los países con programas de Ciudadanía por Inversión brindan algo que a los solicitantes les resulta aún más atractivo: el pasaporte. 

Quienes compran ciudadanías a cambio de inversiones o donaciones a los países en cuestión, no están interesados en los más mínimo en residir en ellos, sino que necesitan de un segundo pasaporte para poder viajar libremente por distintas partes del mundo, siendo los pasaportes que obtienen de sus países de origen documentos de viaje muy restrictivos (como por ejemplo de China o Rusia), que no les permiten moverse por el mundo con la libertad con la que ellos desearían. 

Quienes tengan ahorros en BTC pueden de esta forma comprarse un reluciente pasaporte, el de la lejana y paradisíaca nación de Vanuatu. No se trata del mejor pasaporte del mundo en función de la cantidad de países a los que puede acceder visa free, pero es una excelente ciudadanía en términos de un país que regula y taxea poco y nada a sus ciudadanos. 

Ahora bien, puede que la idea sea atractiva pero en algunos casos parezca un poco lejana. De ser así, en cualquier momento la nación caribeña de Antigua y Barbuda comenzará a aceptar el pago de la inversión por ciudadanía en criptomonedas también. Con paradisíacas playas, sin impuesto a las ganancias y a un corto vuelo de distancia desde Miami, no sería raro que muchas de las personas que lo adquieran miraran a este país con buenos ojos a la hora de establecer residencia, ya que por supuesto su nueva ciudadanía les da el derecho a poder hacerlo.
 
 
Dr. Andrés Burecovics, abogado, especialista en Derecho Interjurisdiccional.
Dirige la consultora B&P Consulting.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios