El Congreso le dio a Macri la foto que quería: sancionó ocho leyes clave en menos de tres semanas

Cuando Mauricio Macri firmó el Consenso Fiscal con los gobernadores a mediados de noviembre, y anticipó que buscaría que el Congreso ratificara las leyes surgidas de ese compromiso antes de fin de año, configuró un escenario desafiante. Por empezar, porque algunos de esos textos recién comenzaban a ser discutidos públicamente, como la reforma tributaria. Pero el dato central es que con una representación parlamentaria que se transformó en una primera minoría reforzada después del recambio legislativo, la negociación iba a ser esencial para conseguir los votos que requirió cada proyecto.

 

El Gobierno sabía que iba a tener resistencias, pero no imaginó entonces que una iniciativa que reconocía polémica, como el cambio en la fórmula de pago de las jubilaciones, activaría dos marchas al Congreso con violentos incidentes, un paro que puso a la CGT al borde de la fractura y el regreso de los cacerolazos. Sin embargo, la Casa Rosada logró articular un nuevo consenso y, bono compensatorio mediante, encolumnó a los legisladores detrás del proyecto y consiguió su sanción de manera ajustada.

Ayer, con la atención puesta en el debut de Cristina Kirchner como senadora, la Cámara Alta completó el pedido que había hecho el Presidente: fueron en total ocho leyes, votadas en algo menos de tres semanas de discusión parlamentaria. Nada mal cuando en el repaso, además de los cambios en el sistema tributario y previsional, se contabilizan la ley de Responsabilidad Fiscal, la prórroga del Impuesto al Cheque, el revalúo impositivo que complementará el ajuste por inflación en los balances, la reforma del impuesto a los Combustibles, el Presupuesto 2018 y el Consenso Fiscal.

Con este paquete en la mano, el Gobierno hará hablar hoy a los principales responsables de ejecutar la política económica, con la idea de trazar un balance de lo hecho y exponer qué debe esperarse hacia adelante. La novedad es que junto a Marcos Peña, Nicolás Dujovne y Luis Caputo, estará Federico Sturzenegger, el titular del Banco Central, dato que abrió la expectativa por algún tipo de anuncio que vincule la política fiscal con la monetaria. El BCRA es blanco de críticas por su política de tasas altas para contener la inflación, sobre todo porque las metas de 2017 quedaron lejos del número real (17% versus 24%). El Gobierno sumó fortaleza, con su reformismo avanzando a todo vapor. Hay que ver si quiere capitalizar ese andamiaje con una ratificación del rumbo, o se arriesga con algún giro en el timón.

Tags relacionados