U$D

DOMINGO 24/03/2019

Desorden inflacionario: mecanismos de ajuste según el agente económico

Hace una década el reconocimiento de la inflación era homogéneo y el indicador utilizado era el promedio de los precios mayoristas. Sin embargo, ahora existen distintos ajustes particulares que hoy se encuentran vigentes.

JOSÉ LUIS CETERI

JOSÉ LUIS CETERI Especialista en temas fiscales

Ver más notas del autor
0
Desorden inflacionario: mecanismos de ajuste según el agente económico

En años anteriores, en los que hubo inflación, existía un único método que era utilizado para que todos los sectores ajustaran las variables de la economía. De esta manera, el reconocimiento de la inflación era homogéneo, todos los actores transitaban por el mismo camino y llegaban al mismo destino. El indicador utilizado era el promedio de los precios mayoristas de la economía que publicaba el INDEC, por el que se ajustaban los impuestos, la contabilidad, los contratos, los salarios, etc. En cambio ahora, después de casi quince años sin permitirse la actualización, existen distintos mecanismos de ajuste, incluso todavía muchas cosas permanecen sin actualizarse, generándose un verdadero desorden inflacionario en la economía argentina que perjudica la determinación de los precios y retroalimenta las expectativas inflacionarias. Para colmo, todo esto existe junto a un marco teórico legal vigente de prohibición generalizada de la indexación, por la vigencia aún de la antigua ley de convertibilidad del austral (23.928), que viene desde los años 90.

A continuación, se muestran algunos ejemplos de los ajustes particulares que hoy se encuentran vigentes:

1) Alquileres: El proyecto aprobado en el Senado, pero que está empantanado en Diputados, establece que  el precio de la locación solo podrá ser reajustado anualmente según el índice de actualización elaborado oficialmente por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) en base a la evolución de los índices de precios al consumidor (IPC) y coeficiente de variación salarial (CVS)- o los que en el futuro los reemplacen-, promediados en partes iguales.

2) Movilidad jubilatoria: Por medio de la ley 27.426, las jubilaciones, pensiones y Asignaciones Familiares aumentan cuatro veces por año, en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre. La movilidad se calcula teniendo en cuenta un 70% el Índice de Precios al Consumidor del INDEC y el otro 30% por la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

3) Balances: En la ley 27.430 se establece que las empresas  podrán ejercer por única vez la opción de revaluar contablemente sus activos. Los métodos autorizados son dos, utilizándose coeficientes que publica la misma norma; o, para los bienes amortizables haciéndolo a través de un revalúo técnico. Los distintos organismos de control tendrán que aceptar los balances con los ajustes que fueron realizados. Esta opción de actualización podrá ejercerse, por única vez, para el primer ejercicio contable que finalice con posterioridad al 30 de diciembre de 2017 (vigencia de la ley). El factor de corrección se publica en la misma ley 27.430.

4) Revalúo impositivo: Se puede hacer por los ejercicios contables cerrados a partir del 31 de diciembre de 2017, inclusive. Pueden revaluarse los inmuebles, sean bienes de cambio o de uso; los bienes muebles amortizables (incluida la hacienda reproductora); los automóviles podrán revaluarse sólo en la medida que sean bienes de uso que se utilicen en el objeto principal de la actividad. Se pueden actualizar las participaciones accionarias y de cuotas sociales y los intangibles. Todos esos bienes podrán actualizarse en la medida que hayan ingresado al patrimonio antes del 30 de diciembre de 2017. No podrán revaluarse los bienes de cambio (salvo que sean inmuebles); aquellos que poseen una amortización acelerada; los activos que fueron declarados en el blanqueo y los bienes que se encuentran totalmente amortizados. Al dejar afuera del ajuste a los bienes de cambio, las utilidades que expresan los balances y por las que se paga impuestos siguen siendo heterogéneas y por ende no estrictamente reales. El factor de corrección llega hasta el año 2017, posteriormente deberá continuarse con el índice mayorista (IPIM) que difunde el INDEC. Pero la revaluación impositiva no es gratis, porque para poder hacerla hay que pagar un impuesto especial, con alícuotas que van del 5% al 15%, dependiendo del bien de que se trate. La condición final que pone la ley para poder aplicar el revalúo impositivo, es la de renunciar de hacer algún reclamo judicial sobre este tema en el futuro y si se comenzó el reclamo desistir del mismo. Recordemos que la Corte se expidió en el famoso Fallo Candy.

5) Unidad de Valor Tributaria: La ley 27.430, de Reforma Tributaria, crea la Unidad de Valor Tributaria (UTV) que es una unidad de medida de valor homogénea para poder determinar los importes fijos, los impuestos mínimos, las escalas, la graduación de sanciones y todo otro parámetro monetario que esté contemplado en las leyes tributarias nacionales. Por la ley se establece que, antes del 15 de septiembre de 2018, el Poder Ejecutivo deberá elaborar y remitir al Congreso un proyecto de ley en el que se establezca la cantidad de UTV correspondiente a cada uno de los parámetros monetarios expresados en cada norma tributaria, que serán luego los que quedarán vigentes para el futuro. Además, el Poder Ejecutivo tendrá que definir la relación de conversión inicial entre los UTV y los pesos, que luego se ajustará por el índice de precios al consumidor que difunde en INDEC.

6) Régimen Simplificado y Ganancias: La ley 27.430 dispuso que  los montos máximos de facturación, los de alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar se actualizarán anualmente en enero en la proporción de las dos  últimas variaciones del índice de movilidad previsional. Para actualizar las deducciones y las escalas del Impuesto a las Ganancias,  la ley 27.346 estableció  que tendrá que utilizarse el coeficiente que surja de la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), correspondiente al mes de octubre del año anterior al del ajuste respecto al mismo mes del año previo.

7) Ajustes que no se hacen: El importe que establece la ley antievasión (25.345), de mil pesos, que se exige para bancarizar los pagos a los efectos que tengan validez impositiva no se actualiza desde el año 2003;  incluso anteriormente ese monto limite ascendía a $ 10.000.

8) Los créditos UVAs, que están vigente actualmente, funcionan de la siguiente manera: El valor inicial de una UVA, al 31 de marzo de 2016, se fijó de manera tal que fuera equivalente a la milésima parte del costo promedio de construcción de un metro cuadrado testigo, basado en las cifras conocidas para inmuebles de diverso tipo en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Salta y zona del Litoral (Santa Fe de la Vera Cruz-Paraná), ponderados por población. Como este metro cuadrado testigo se ubicaba en $14.053, el valor inicial de la UVI fue de 14,053 pesos (14 pesos con 53 milésimos). El valor de la UVA se actualiza diariamente por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), basado en el índice de precios al consumidor.

Qué dice la ley de convertibilidad (aún vigente):

"Mantiénense derogadas, con efecto a partir del 1° de abril de 1991, todas las normas legales o reglamentarias que establecen o autorizan la indexación por precios, actualización monetaria, variación de costos o cualquier otra forma de repotenciación de las deudas, impuestos, precios o tarifas de los bienes, obras o servicios. Esta derogación se aplicará aun a los efectos de las relaciones y situaciones jurídicas existentes, no pudiendo aplicarse ni esgrimirse ninguna cláusula legal, reglamentaria, contractual o convencional —inclusive convenios colectivos de trabajo— de fecha anterior, como causa de ajuste en las sumas de pesos que corresponda pagar."

Con el marco teórico de fondo, de la ley de convertibilidad, si cada agente económico (incluido el Estado, con las tarifas y otros precios) aplica diferentes métodos para reconocer la inflación, será muy difícil que todos se encuentren en el mismo lugar, por eso el resultado será que habrá ganadores y perdedores.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés