U$D

LUNES 17/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Cómo destrabar los reembolsos de exportación pendientes de cobro

La ley de reforma tributaria dispuso la exención, para las empresas registradas como pymes ante la AFIP pero dejó afuera a todas las que no se registraron y a las que superan los parámetros anuales de facturación.

JOSÉ LUIS CETERI

JOSÉ LUIS CETERI Especialista en temas fiscales

Ver más notas del autor
0
Cómo destrabar los reembolsos de exportación pendientes de cobro

Según Francisco Cabrera, Ministro de Producción, “en los últimos 10 años se destruyó en el país la cultura exportadora”. Sin embargo, los números del INDEC indican que la evolución de las exportaciones, por grandes rubros y en millones de dólares, en los últimos ocho años fue la siguiente: año 2010: 68.174; año 2011: 82.981; año 2012: 79.982; año 2013: 75.963; año 2014: 68.404; año 2015: 56.784; año 2016: 57.879 y año 2017: 58.384. Cómo se puede ver según los números, que en definitiva son los que mandan, en los últimos tres años no se pudieron igualar los niveles de las exportaciones que hubo en los años anteriores; incluso, a pesar de la eliminación y la reducción de las retenciones que beneficiaron a los productos primarios.

Es importante recordar, también que las exportaciones, siempre en millones de dólares, del año 2002 fueron de 25.651, lógicamente el valor de la soja en ese momento era inferior. Simultáneamente, y en sentido contrario, desde la Cámara de Exportadores (CERA) se reclama por la demora que existió y existe en el pago de los reembolsos de exportación, incluso a pesar de lo que se modernizaron los procedimientos de control la AFIP en los últimos años. Por otro lado, y a favor de los exportadores, no hay que olvidar que el decreto 893 del año pasado derogó diversas normas anteriores que obligaban a tener que ingresar las divisas al país que provenían de las exportaciones.

La ley de reforma tributaria (27.430) dispuso la exención, para las empresas registradas como Pymes ante la AFIP, de los reembolsos de exportación en el Impuesto a las Ganancias, pero dejó afuera a todas las que no se registraron y a las que superan los parámetros anuales de facturación, necesarios para ser consideradas como Pymes. Anteriormente esta medida existía para todas las empresas exportadoras, luego fue suspendida y terminó derogándose en la década anterior. Sintetizando, actualmente la exención queda limitada sólo para las Pymes, encuadradas en la ley 25.300. En general, en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos de las diferentes jurisdicciones los reembolsos que se reciben por las exportaciones se encuentran exentos.

Cómo se pueden destrabar los reembolsos impagos:

Además de los atrasos que se producen en los pagos de los reembolsos, sin ningún motivo aparente, en la práctica los créditos son trabados muchas veces por incumplimientos materiales y formales tributarios que registran los exportadores.

Una manera de destrabarlos es aplicar lo que establece la Resolución General 3962 de la AFIP, compensando el crédito fiscal que se tiene ante el Fisco contra las propias deudas previsionales, impositivas y aduaneras que mantiene el contribuyente. Si luego de la compensación aún queda un saldo remanente a favor, el exportador puede solicitar su devolución a través de una transferencia electrónica o aceptar recibir un bono electrónico para utilizarlo en cancelar las obligaciones impositivas futuras que se contraigan.

Cómo es el trámite:

En la página Web de la AFIP existe una aplicación denominada “Solicitud Disposición de Créditos Aduaneros” que funciona dentro del módulo “Cuenta Corriente Aduanera”. Esta aplicación les permite a los exportadores utilizar los créditos en concepto de beneficios a la exportación y los importes abonados en demasía por derechos de exportación. El exportador debe autorizar a la AFIP a descontar del monto del crédito de estímulos a la exportación para cancelar deudas de los recursos de la seguridad social, impositivas y/o aduaneras, respetando ese orden de prelación.

Existen definidos dos grupos de exportadores: 1) Grupo 1: operadores que hayan registrado exportaciones en el año anterior por un monto inferior a dos millones de dólares, tomando como base de cálculo valores FOB; y 2) Grupo 2: que está integrado por el resto de los exportadores. Los grupos se actualizarán anualmente en el mes de enero, en base a las operaciones registradas informáticamente al 31 de diciembre del año anterior.

Para iniciar los trámites previamente hay que Constituir “Domicilio Fiscal Electrónico”. Luego, en el sistema “Solicitud Disposición de Créditos Aduaneros” se desplegarán todos los importes que están en condiciones de generar la devolución. Si el exportador posee deudas de la seguridad social, impositivas y/o aduaneras, líquidas y exigibles, que están registradas frente a la AFIP, se identificarán para la cancelación utilizándose los créditos aduaneros. Si aún queda un saldo remanente, los exportadores integrantes del Grupo 1 podrán optar por: a) Transferir el crédito a la “Cuenta Única de Recaudación Aduanera a Afectar” para la cancelación de obligaciones aduaneras futuras de operaciones de importación/exportación; b) Solicitar la emisión de un bono electrónico para aplicar a la cancelación de obligaciones impositivas futuras o c) Devolución mediante transferencia en la cuenta del exportador que se corresponda con la Clave Bancaria Uniforme (CBU) declarada ante la AFIP.

Los exportadores integrantes del Grupo 2 podrán solicitar la devolución en la cuenta que se corresponda con la Clave Bancaria Uniforme (CBU) oportunamente declarada ante la AFIP. Posteriormente, el estado del trámite de la declaración podrá figurar como “registrado”, “bloqueado”, “aprobado” o “anulado”, dependiendo del resultado de la aprobación en que se encuentra el trámite realizado ante la AFIP.

Lógicamente, no es conveniente endeudarse fiscalmente con el único objetivo de destrabar los créditos por los reembolsos de las exportaciones adeudados por la AFIP. El motivo es porque junto con la deuda tributaria nacen los accesorios (intereses y multas), que seguramente serán mayores en comparación con el importe que se pretende recuperar de los créditos aduaneros. Sin dudas esto les sirve a aquellos que exportaron y mantienen deudas con el Fisco.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés