Martes  21 de Mayo de 2019

Bolsonaro se juega por Boldonaro

Bolsonaro se juega por Boldonaro

Mientras la Argentina se concentra en la próxima disputa electoral, en Brasil, a sólo cinco meses de haber asumido, su nuevo presidente se encuentra ante una posible cuenta regresiva. O así parece, por la respuesta de Jair Bolsonaro a las históricas movilizaciones de la comunidad educativa del miércoles pasado, cuando cerca de dos millones de personas salieron a protestar contra el fuerte recorte presupuestario que pretende implementar en el sector. Desde su base, ya que él dijo que son “espontáneas”, han convocado su propia marcha para el domingo 26 de mayo, cuatro días antes de la segunda marcha convocada por los estudiantes y de la huelga general pautada para el 14 de junio.

Esta disputa por “las calles”, poco común en Brasil, se da en un contexto en el que Bolsonaro entró, además, en conflicto con quienes eran vistos como su soporte de gobierno.

Por un lado, una pelea con los jerarcas militares - chocante por su forma y contenido -, según se entiende, por el manejo de la comunicación oficial del gobierno, mediante insultos y groserías irreproducibles. Por otro lado, un cruce con sus legisladores a los que dejó al borde del ridículo cuando éstos anunciaron, en la noche previa a la marcha educativa, que se había suspendido el recorte pero fueron desmentidos, diez minutos después, por el propio gobierno. Éstos expresaron su indignación en el mismo Parlamento aduciendo que “no son mentirosos”. Adicionalmente, confrontó con los principales medios del país, particularmente O Globo y Folha de São Paulo.

Mientras Brasil se paralizaba por las marchas estudiantiles, Bolsonaro se encontraba en Dallas en una anunciada visita oficial a partir de una invitación que el alcalce de la ciudad negó haber hecho, anunciando además que no lo recibiría. Casi igual que un asesor de George W. Bush, quien sostuvo que sólo lo recibió “por cortesía como a cualquier mandatario”.

Para peor, en su discurso al recibir el premio Personalidad del Año de la Cámara de Comercio Brasil - EE.UU., no sólo se la pasó criticando a Brasil y elogiando a Estados Unidos, sino que quiso cerrar con su latiguillo de campaña “Brasil encima de todo, Dios encima de todos” adaptándolo al evento afirmando: “Brasil y Estados Unidos encima de todo”, lo que generó una ola de estupor e indignación por ese discurso entendido como servil.

La vorágine de episodios continuó. Sorpresivamente, el responsable del Instituto Nacional de Investigaciones y Estudios Educativos (Inep) presentó su renuncia. Luego se supo que le fue solicitada por el Ministro de Educación, Abraham Weintraub, por su negativa a entregar información confidencial sobre estudiantes. Luego, un decreto del gobierno le quitó la autonomía a las universidades en nombramientos internos, decisión acorde al respeto que mostró el propio Presidente con los estudiantes que se movilizaron a los que tildó de “imbéciles” y de “idiotas útiles”.

Simultáneamente, cada vez se hace más explícito el vínculo de todo el clan Bolsonaro con los milicianos cariocas, grupos parapoliciales que dominan grandes regiones de Río de Janeiro, y que son apuntados por el brutal asesinato de la concejala Marielle Franco. De hecho, el influyente periodista Luis Nassif acaba de afirmar que existen tres hipótesis sobre este crimen, una directamente relacionada con Bolsonaro. Y por si faltara algo, una investigación judicial sobre su hijo Flavio - por desvío de dinero público y lavado de dinero - levanta el secreto bancario no sólo para él, sino a casi cien personas incluyendo a la esposa del presidente.

Por todo esto, en las redes y en la prensa ya se habla abiertamente de la posibilidad de impeachment (juicio político) y se tejen análisis sobre el posible ascenso de su vicepresidente, el General Mourão, al máximo cargo y sus posibles significados. Además, la economía se encuentra estancada, el desempleo y subempleo llega a niveles picos y el dólar se disparó mientras cae la bolsa. Frente a esto, para contrarrestar, es que se convoca a sus partidarios a una marcha el 26 de mayo en su apoyo.

La estrategia de Bolsonaro es colocarse como víctima de “grupos de poder” que dominan desde hace “más de 500 años” a un “Brasil disfuncional” y que por defender sus intereses mezquinos “le impiden gobernar” y “hacen ingobernable” el país. Esto lo expresó haciendo circular por WhatsApp un texto anónimo con este contenido, que está siendo replicado intensamente junto a frases y videos que retoman la visión usada en la campaña electoral de que Bolsonaro es un “Mesías” enviado por Dios para salvar a Brasil y que necesita ayuda –y oraciones—en este momento para poder enfrentar a las fuerzas del mal. Esa ayuda sería salir a la calle el 26 de mayo. Por lo que parece que Bolsonaro apuesta todo o nada a lo que puede suceder ese día.

En esas convocatorias, Bolsonaro subió la apuesta casi dando a entender que si la movilización es significativa podría avanzar hacia un autogolpe, cerrando el Congreso y la Corte Suprema. Esto le ha generado editoriales fuertes de los medios conservadores por su carácter antidemocrático y por el ataque abierto a otros poderes del Estado, y ha provocado la retirada de sectores políticos que surgieron muy identificados con él, como Janaína Paschoal, con un papel emblemático para llegar al impeachment de Dilma Rousseff, quien en Twitter y en los medios llegó a cuestionar la sanidad mental de Bolsonaro.

Por eso, algunos afirman que al hacer la convocatoria Bolsonaro se dió un tiro en el pie: si la presencia es pequeña, quizás deba renunciar o motive que sus opositores avancen su destitución. Desde varios sectores afirman que queda claro que Bolsonaro no tiene capacidad para liderar el país. Una movilización muy grande, por otro lado, podría envalentonar al presidente y quizás avance sobre los otros poderes.

Es difícil saber el verdadero alcance que tendrá esta convocatoria. Tampoco cómo sería el comportamiento de los que vayan; particularmente teniendo en cuenta el discurso violento y agresivo de Bolsonaro. Se trata de un Presidente recientemente electo con casi 60 millones de votos, y que se comunica básicamente por redes sociales. Los grupos de whatsapp son cerrados a quienes forman parte. Por otro lado, en las redes, la gran mayoría de las cuentas en favor de Bolsonaro son falsas. Un par de semanas atrás, un estudio reveló que más de dos y medio millones eran falsas, casi 61%.

Aun así, en Twitter, los hashtag en su apoyo vienen liderando las tendencias, uno llegando hasta hacerlo a nivel mundial. Esta hazaña justificó un tuit de agradecimiento del Presidente. Sólo que resultó muy difícil creer que hayan sido seguidores reales. Su nombre estaba mal escrito: #BoldonaroNossoPresidente. El domingo se sabrá si son seguidores también de Bolsonaro.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,921741,800043,8000
DÓLAR BLUE0,226844,000044,2000
DÓLAR CDO C/LIQ-1,2618-43,1645
EURO0,214848,498748,5385
REAL0,261811,095211,1076
BITCOIN-9,972111.609,420011.632,0900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000048,3125
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,381061,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,343862,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000052,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-1,423467,8700
TNA 7 DIAS-2,696748,3500
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)1,4706155,25153,00
CUPÓN PBI EN PESOS-8,94741,731,90
DISC USD NY-0,4979119,90120,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,930040.292,2600
BOVESPA0,0000100.688,6300
DOW JONES-0,040026.548,2200
S&P 500 INDEX-0,12342.917,3800
NASDAQ0,00007.909,9710
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,0280328,6725328,5806
TRIGO CHICAGO1,1494202,0904199,7939
MAIZ CHICAGO0,1692174,7961174,5009
SOJA ROSARIO-0,1293231,7000232,0000
PETROLEO BRENT-0,571566,110066,4900
PETROLEO WTI-0,505259,080059,3800
ORO-0,74391.401,00001.411,5000
https://www.apertura.com
Revista Apertura
Revista Infotechnology