Grieta europea

Vuelan las acciones de Juventus y Manchester United tras el anuncio de la Superliga

Doce de los más importantes clubes de Europa decidieron ayer crear un polémico torneo independiente de la UEFA y la FIFA

Las acciones de la Juventus y del Manchester United subieron después de que ambos clubes se unieran a la controvertida Superliga europea que nació ayer y que podría transformar los flujos de ingresos en el máximo nivel del deporte. 

Las acciones de la Juventus subieron un 19%, hasta 91,70 céntimos de euro en Milán, el máximo en más de un año, mientras que el United ganó un 9,8%, hasta u$s 17,75 en las primeras operaciones en Nueva York, el máximo en más de cinco meses. 

La nueva competencia podría conseguir derechos de retransmisión más valiosos que los u$s 2400 millones de ingresos televisivos obtenidos por la Champions League, según Alberto Francese, analista de Intesa Sanpaolo.

Las ventas de entradas, patrocinios y merchandising también se beneficiarían, dada la probable calidad de los partidos y la audiencia de los clubes, dijo Francese en comentarios enviados por correo electrónico a la agencia Bloomberg, al poner su calificación de "añadir" a las acciones de la Juventus bajo revisión.

El presidente de la Juve, Andrea Agnelli, y el copresidente del United, Joel Glazer, serán los vicepresidentes del grupo escindido, mientras que Florentino Pérez, del Real Madrid, será el presidente. 

Según el plan, los 15 equipos fundadores se repartirían un pago inicial de 3500 millones de euros. Incluso las acciones de los equipos que no forman parte del grupo escindido se vieron impulsadas por la noticia del plan. 

El grupo original de 12 (Atlético de Madrid, Real Madrid, Barcelona, Milán, Inter, Juventus, Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham Hotspur)

"La clara implicación es una disminución significativa del valor de los derechos de la Liga de Campeones que, presumiblemente, o bien se haría totalmente redundante o bien continuaría sin la participación de algunos/la mayoría de los clubes más importantes y valiosos", escribieron los analistas de Citigroup Inc. incluyendo a Thomas Singlehurst en una nota a los clientes.

Sin embargo, "con tantas críticas, incluidas las de algunos seguidores de base, es tentador suponer que la propuesta de Superliga no se pondrá en marcha", añadieron los analistas. 

Además de las objeciones de la UEFA, el principal organismo futbolístico europeo, los líderes políticos, desde el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, hasta el ex primer ministro italiano, Enrico Letta, han expresado su preocupación.

La noticia llega tras un año en el que los ingresos de los clubes de fútbol se han visto reducidos por la pandemia que impide a los hinchas entrar en los estadios. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios