Bici para principiantes: 8 consejos de compra y pedaleo urbano

El furor biker sigue en ascenso. Al aumento en la cantidad de bicisendas y la tranquilidad de trasladarse sin temor al contagio del coronavirus, se suman sus atributos como actividad física y recreativa

Los que tenían su bicicleta arrumbada, le sacaron el polvo y la pusieron a punto. Quienes nunca se habían comprado una, decidieron invertir o pedirla prestada. La bicicleta se convirtió en una aliada perfecta en tiempos de distanciamiento social. Para pasear, entrenar o viajar al trabajo, las dos ruedas sumaron seguidores desde marzo de 2020. 

Tan sólo en la Ciudad de Buenos Aires, entre marzo y agosto pasados, la circulación en bici creció un 114%, según datos de la secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña (contando tanto los vehículos personales como los del sistema Ecobici). Mientras que a principios de 2020 en la Ciudad se estimaba un promedio de 300 mil viajes diarios en bicicleta, para 2021 se prevén 500 mil. 

Vacaciones 2021 en Buenos Aires: las promociones de los hoteles 5 estrellas porteños para veranear en la ciudad sin toque de queda

"Es un hábito saludable: te distendés, liberás endorfinas, reducís el estrés y te movés de un lado al otro de forma sustentable. Está llena de ventajas", plantea Emanuel Hahn, entrenador de Goldenbike. Es un espacio 'one stop-shop' creado en 2010 a metros del Parque Sarmiento, donde se comercializa todo el equipamiento necesario para sumarse a la movida bike, más un taller de mantenimiento, service y reparaciones.

"Estamos viviendo un boom. Y eso se debe no sólo a los puntos a favor de la salud que tiene andar en bicicleta, sino también a que cada vez más personas la eligen como medio de transporte rápido por el aumento en la cantidad de bicisendas y seguro en términos sanitarios", explica Maximiliano Minoli, fundador y CEO de la compañía, cuya facturación creció más del 15% en 2020.

VACACIONES 2021: estancias y hoteles cerca de Buenos Aires para escapadas de fin de semana largo en verano

Conocido en redes sociales como Rufián del Fitness, Hahn es entrenador y coach motivacional, además de fanático del ciclismo urbano. Y revela 8 consejos sobre cómo elegir la bicicleta ideal y pedalear sin riesgos:

1 - Definí tu objetivo

No es lo mismo usarla para ir a trabajar todos los días, para pasear los fines de semana, para hacer distancias cortas o largas. Según eso, optá por una mountain bike (uso diario o distancia), una plegable (tramos cortos) o una de diseño urbano e incluso estilo vintage (para paseo). Tené en cuenta que las bicicletas tienen talles, según tu altura, y se eligen según las siguiente tabla orientativa:

Estatura / Talle

1,45 a 1,60 /  XS

1,60 a 1,70 /  S

1,70 a 1,80 / M

1,80 a 1,90 /  L

1,90 a 2 / XL 

2 - Planificá el recorrido

Si nunca pedaleaste, empezá con una salida de 20 a 30 minutos. Si llegaste a 15 y tuviste que parar, esa es tu base: la próxima subí 10 minutos y seguí aumentando el tiempo de manera progresiva, respetando tus límites.

3 - Regulá el asiento

Para encontrar la posición ideal del sillín, parate con una pierna a cada lado de la bici (como si fueras a andar) y fijalo en el momento en el que, en puntas de pie, toque tu entrepierna. Las rodillas no deben quedar extendidas al 100% sino que debe haber una pequeña flexión para evitar lesiones.

www.buenosaires.gob.ar/ecobici/pedalea-la-ciudad

4 - Precalentá

La rutina básica: rotá los tobillos y movelos hacia arriba y abajo; repetí los movimientos circulares con rodillas y cadera; hacé una pinza, plegando tu cuerpo hacia abajo y tomándote de las piernas hasta donde llegues; girá con suavidad el cuello.

5 - Pedaléa con metatarsos

El contacto entre el pie y el pedal debe ser con la parte carnosa de debajo de los dedos, en el nacimiento de los metatarsos. Desde ahí se empuja de forma circular para avanzar: así se pedalea.

6 - Enderezá la espalda

El manubrio regulable te permite cuidar la postura. La espalda no tiene que arquearse, sin importar que elijas una pose de pedaleo de carrera (más baja) o más erguida y ligeramente hacia adelante.

7 - Equipate

El kit básico está formado por: casco (es como el cinturón de seguridad para los automovilistas), guantes (ya que, por reflejo, se tiende a atajar la caída con las manos), anteojos (protegen de sol, polvo, hojas e insectos), bocina (para anunciar tus movimientos). Tampoco pueden faltar: chaleco reflectivo, luces delantera (blanca) y trasera (roja), más ojos de gato (delanteros, traseros y en los pedales y los laterales de las ruedas). Sumá un botiquín con parche, cámara e inflador.

8 - Elongá todo el cuerpo

Muchos creen que el esfuerzo es del tren inferior, pero también trabajan brazos, hombros, abdominales y dorsales. Para una mejor recuperación, recomiendo esta secuencia: estirá gemelos, cuádriceps, isquiotibiales y glúteos; aflojá la espalda con gato contento-enojado, soltá brazos y hombros.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios