MIÉRCOLES 02/12/2020
Megxit: cuánto le cuestan Harry y Meghan a la corona británica y por qué la reina Isabel quiere llegar a un acuerdo

Megxit: cuánto le cuestan Harry y Meghan a la corona británica y por qué la reina Isabel quiere llegar a un acuerdo

La reina Isabel se reúne hoy con su nieto díscolo, y los príncipes Carlos y Guillermo. Markle se suma por teléfono desde Canadá. En julio, la pareja registró la marca Sussex Royal. Sus ingresos provienen del Tesoro real y de un fondo de propiedades del heredero al trono.

La reina Isabel se reúne hoy con el príncipe Harry para discutir a fondo un plan para él y su esposa Meghan, luego de que la pareja causara una crisis familiar e institucional en la corona británica al decidir apartarse de sus deberes reales, conseguir empleos que les permitan ser financieramente independientes y radicarse en Canadá.

Al cónclave en la finca rural de Sandringham asisten el príncipe Carlos, heredero al trono, y su otro hijo, el príncipe Guillermo. En tanto, Meghan Markle participará por teléfono desde Canadá, adonde voló horas después de difundirse el comunicado firmado junto a su marido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“After many months of reflection and internal discussions, we have chosen to make a transition this year in starting to carve out a progressive new role within this institution. We intend to step back as ‘senior’ members of the Royal Family and work to become financially independent, while continuing to fully support Her Majesty The Queen. It is with your encouragement, particularly over the last few years, that we feel prepared to make this adjustment. We now plan to balance our time between the United Kingdom and North America, continuing to honour our duty to The Queen, the Commonwealth, and our patronages. This geographic balance will enable us to raise our son with an appreciation for the royal tradition into which he was born, while also providing our family with the space to focus on the next chapter, including the launch of our new charitable entity. We look forward to sharing the full details of this exciting next step in due course, as we continue to collaborate with Her Majesty The Queen, The Prince of Wales, The Duke of Cambridge and all relevant parties. Until then, please accept our deepest thanks for your continued support.” - The Duke and Duchess of Sussex For more information, please visit sussexroyal.com (link in bio) Image © PA

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

El sorpresivo anuncio de los duques de Sussex expuso no sólo las divisiones en la familia Windsor sino que también disparó un debate sobre qué significa ser miembro de la realeza en el siglo XXI.

La pareja no consultó a la reina ni a Carlos antes de realizar el anuncio a través de Instagram y su propio sitio de Internet, una decisión vista como impertinente y prematura por una familia cuyas raíces se remontan mil años en la historia de Europa.

La paraje reveló que desea un nuevo rol progresista para sí mismos e independencia financiera, lo que podría significar trabajar en los Estados Unidos, país de origen de Markle.
Pero no está claro cómo podrían lograr un distanciamiento parcial de sus roles reales -que algunos medios han apodado el Megxit, en referencia a la difícil salida de Reino Unido de la Unión Europea conocida como Brexit- ni quién pagará por su estilo de vida.

Netflix no la vio venir: qué es el 'Megxit', el escándalo que sacude a la corona británica

El príncipe Harry y su mujer, la actriz estadounidense Meghan Markle, postearon en Instagram su 'renuncia' a las funciones reales. La corona británica salió al cruce de la decisión inconsulta. ¿Se escribe una nueva temporada de la serie 'The Crown'?

Según analistas en política internacional, la reina Isabel, de 93 años, debe hallar una forma de sacar partido mediático del 'encanto' de Enrique y Meghan entre los jóvenes, a la vez de darle la libertad que buscan y garantizar que el costo para los contribuyentes ingleses será lo más bajo posible.

Según se supo, el 5% de sus gastos oficiales provienen de los fondos públicos que otorga el Gobierno a la monarquía, mientras que la mayor parte de sus ingresos llegan a través del ducado de Cornualles, la amplia cartera de propiedades e inversiones del príncipe Carlos.

A través de esa última vía, Harry y Meghan recibieron en el ejercicio 2018-2019 unos 5 millones de libras (5,87 millones de euros), según publicó The Guardian. Esas cifras no incluyen, sin embargo, el costo de su seguridad y los gastos de viajes oficiales al extranjero.

En medio de la crisis, la monarca Isabel II pidió a sus colaboradores encontrar una "solución viable" para el futuro rol de los príncipes, de acuerdo a fuentes del Palacio de Buckingham.



El Times de Londres informó que el príncipe Carlos podría dejar de financiar a su hijo y a su esposa si se alejan de los deberes reales. Según el diario, el heredero a la corona dejó en claro que no firmará un cheque en blanco a su hijo mientras él y su esposa se embarcan en una nueva vida después de renunciar a sus roles como miembros de la realeza.

Los duques de Sussex reciben un fondo de unos 2 millones de libras al año (unos 2,4 millones de dólares), provenientes de los bienes de la realeza, mientras que los contribuyentes británicos también financian a la familia real a través de un "impuesto soberano" emitido por el Tesoro.

Esto le prohíbe a los miembros de la familia real obtener ingresos como profesionales, aunque periodistas y expertos en temas de la monarquía británica sostienen que la pareja vivirá de una licencia para explotar su marca Sussex Royal, y que además de la fortuna que ya tienen, esperan recaudar millones ya que el registro de marca -solicitado en junio pasado y aprobado el 20 de diciembre de 2019- cubre una amplia gama de productos y servicios, desde libros y ropa hasta campañas educativas y benéficas.
 

El anuncio tomó por sorpresa a muchos y se espera con mucha expectativa que esta tarde se difunda la decisión de la Casa Real sobre el futuro rol que dará a los duques para evitar que se alejen de la familia.

Se cree que la pareja tomó esta decisión por el continuo acoso de los medios británicos desde su casamiento, en mayo de 2017. Según un documental emitido en octubre pasado de la cadena británica ITV, filmado en una gira por África, la esposa del príncipe Harry admitió que adaptarse a la vida real había sido "difícil" y que no estaba preparada para el intenso nivel de críticas de los medios al que estaba sometida.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar