Lujo mediterráneo: el nuevo hotel para los amantes del diseño a media hora de Barcelona

En Sitges, a media hora de Barcelona, abrió las puertas un hotel de diseño que fue construido a la medida de los amantes del arte, la comida y el buen gusto.

En el corazón del paseo marítimo de Sitges, a sólo 30 minutos de la ciudad de Barcelona, se inauguró su primer hotel de la marca ME en la costa peninsular española: ME Sitges Terramar. Más allá del lujo y el confort que caracterizan a los alojamientos de esta cadena, el diseño, el arte y la alta gastronomía también son protagonistas en este hotel que propone una visión cosmopolita y sofisticada de la costa del Mediterráneo.

En cada una de las 213 habitaciones y suites de diseño minimalista que integran el hotel las vistas al mar y a la montaña son las protagonistas indiscutibles. En estos espacios íntimos se construyó una atmósfera cálida y relajante a través del uso de colores neutros, mobiliario orgánico, grandes ventanales, balcones y terrazas y tecnología de punta. Además, el hotel ofrece pequeños detalles que favorecen la experiencia de lujo contemporáneo como la personalización de la música preferida de los huéspedes a modo de bienvenida y las flores naturales que decoran las habitaciones.

Más allá de las suites, los otros espacios de este hotel vanguardista más destacados por su diseño son el spa y la piscina. Con el cemento, el mármol y la madera como predominantes, el spa del ME Sitges Terramar ofrece terapias y tratamientos a base de masajes y técnicas de relajación que convierten a la estadía en una experiencia aún más placentera. Por su parte, la piscina ovalada con vista al mar, rodeada de reposeras y camas balinesas, es otra de las áreas del alojamiento dedicadas al confort de los huéspedes sin descuidar el concepto moderno y descontracturado pero sumamente elegante.

El sofisticado diseño de interiores del ME Sitges Terramar estuvo a cargo del estudio de arquitectura y diseño Lagranja Design, con base en Barcelona. El estilo mediterráneo se ve plasmado en los objetos decorativos de barro, los mosaicos hidraúlicos y los adornos de mimbre, que contextualizan el espacio al mismo tiempo que le otorgan actualidad sin dejar de lado la tradición y la cultura local.

Para los amantes de la gastronomía el hotel también cuenta con un amplio abanico de propuestas culinarias. El restaurante Beso Sitges se especializa en cocina vasco-mediterránea, con las paellas como protagonistas principales; mientras que el Oyster Bar está focalizado en frutos de mar como las ostras, los cangrejos y las almejas acompañadas de una selección exclusiva de cavas y champagnes. Las alternativas más informales -perfectas para un almuerzo liviano- son el Pool Bar junto a la piscina, el Beach Club situado en la playa y el Radio Rooftop Bar que ya se convirtió en un punto ineludible para disfrutar de un cóctel al atardecer.

Por su arquitectura mediterránea, la calidad de sus servicios y una gastronomía acorde al paisaje, ME Sitges Terramar es la nueva perla del Mediterráneo que espera ser descubierta por los amantes del diseño.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios