'Dólar estrés': consejos para que la inestabilidad económica no afecte la salud

'Dólar estrés': consejos para que la inestabilidad económica no afecte la salud

El resultado de las PASO, más la disparada del dólar y el riesgo país, elevaron el termómetro de la inestabilidad emocional entre los argentinos.

El estrés representa cualquier situación de angustia, miedo, represión o estado de alerta que provoca y altera a nuestros sentidos. Durante todo el año vivimos, en mayor o menor medida, bajo ciertas presiones que pueden generar un alto nivel de tensión que el organismo percibirá como una agresión. En los últimos días, las elecciones y las noticias económicas elevaron el termómetro del estrés en gran parte de los argentinos.

“La suba de precios, no saber qué dirección va a tomar el país ni tener una proyección clara de cuál será futuro son situaciones que causan estrés”, explica a Clase Ejecutiva el doctor Ernesto Crescenti, director del Instituto de Inmunooncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti.

A diferencia de países que tienen una mayor calidad de vida, la época de elecciones puede generar entre los argentinos estrés, ansiedad e incertidumbre debido a la falta de previsibilidad.

Este clima de incertidumbre termina generando problemas en el trabajo, al no saber qué pasará con el empleo; en la familia y el hogar, por los gastos que hay que ajustar; y en la vida cotidiana al estar más irritable y menos tolerante.

El estrés: cómo nos afecta y cómo lo combatimos

En el marco del Festival Farmacity, la compañía consultó a un experto, el Dr. Alejandro Deviggiano Coordinador del Departamento de Estudios Cardiovasculares No Invasivos de Diagnóstico Maipú, para dar cuenta de la importancia de llevar los niveles de estrés lo más bajo posible para tener una vida más saludable.

Cuando los desequilibrios emocionales son extremos, generan cambios a nivel orgánico e inmune que alteran por completo nuestra salud. “Hay quienes piensan que estos cambios sólo repercuten en el estado de ánimo o en el sueño, pero cuando una persona vive al límite en sus exigencias mentales, no descansa y se siente bajo presión, fuerza a su organismo a producir la hormona del estrés: el cortisol”, explican desde el Instituto.

En este sentido, existen el estrés crónico y el agudo, pero en cualquiera de sus formas puede desencadenar diversos tipos de enfermedades crónicas o autoinmunes. Ahora bien, ¿cómo nos damos cuenta si estamos estresados?

“El individuo a veces se da cuenta y otras no. Hay que estar atento si se encuentra apático, depresivo o si pierde interés por las cosas. En esos casos debe consultar a un profesional y hacerse estudios”, aconseja el especialista.

Estrés sobreactuado: 10 señales para detectar a los que fingen estar 'a mil'

"Estamos a mil". "No llegamos con los tiempos". "Acá falta personal". Son tres de las frases más frecuentes que se escuchan en la mayoría de las empresas y organizaciones. El estrés laboral por sobrecarga de tareas es una realidad: hay colaboradores tapados hasta la coronilla de listas interminables de trabajo, y otros, del mismo equipo, que actúan como si estuviesen siempre al límite.

Consecuencias del estrés

A mayor tiempo estresados, nuestro cuerpo producirá más cortisol y se volverá propenso a desarrollar ciertas dolencias psicosomáticas, como por ejemplo, úlceras, diarreas, hipertensión, vómitos, palpitaciones o parálisis musculares.

“Esto se debe a que en escenarios normales el organismo emplea casi toda su energía en actividades destinadas a la modificación, reparación y creación de nuevos tejidos. En momentos de estrés todo cambia, ya que debe dirigir su energía a otros procesos, deteniendo las actividades de renovación del cuerpo”, destacan desde el Instituto.

El estrés, además de enfermedades, genera inmunodepresión debido a los niveles elevados de cortisol por la sensación de alarma, lo que daña e inhibe el normal funcionamiento del sistema inmune. 

Con el paso del tiempo, explican, estas situaciones pueden funcionar como colaboradoras al desarrollo de enfermedades como obesidad, artritis, infarto de miocardio, insomnio, colon irritable, colitis ulcerosa, alergias, enfermedades de la piel, enfermedades cerebrovasculares, hipertensión arterial, migrañas, lupus y algunos cánceres e infartos.

Qué es el 'cansancio de mitad de año' y 15 técnicas para evitar el 'burn out'

Estamos en épocas de cambios vertiginosos: todo transcurre a una velocidad difícil de seguir y lo que hacemos permanentemente es sobreadaptarnos, que tiene que ver con hacer permanentemente un esfuerzo extra para ajustarnos física, mental y emocionalmente para responder lo mejor posible a los estímulos y situaciones que se van presentando.

Cómo combatirlo

“Cuanto más alterados vivamos, peor va a ser”, asegura Crescenti. La clave, además de comer sano, dormir bien y hacer ejercicio, está en "adaptarnos a las circunstancias y tratar que el entorno externo no nos condicione".

En los casos en que el estrés supere su capacidad de controlarlo, es necesario acudir a un especialista. Asesorarse es clave para conocer más formas de prevenir la ansiedad y descubrir los problemas que la generan (trabajo, familia, pareja, amigos), así como las soluciones a medida para cada situación.

Para ello es importante tener en cuenta que el estrés afecta al equilibrio general del cuerpo, lo cual puede convertirse en un desencadenante fatal. "El cuerpo habla y no debemos pasar por alto las señales de alerta", concluyen desde el Instituto.