TIK TOK

Reinventaron los panchos: el restaurante coreano del que habla todo Buenos Aires

Con cada vez más locales y apuestas gastronómicas disruptivas, el Barrio Chino se convirtió en un territorio asiático imperdible. En la calle Arribeños se encuentra Puppo, un restaurante que te deleita con las famosas banderillas coreanas.

Gracias a las series y películas originarias de Corea del Sur podemos conocer un poco sobre su cultura y gastronomía. Estas famosas "banderillas" son también conocidas como hot dogs coreanos, son una comida callejera popular de Corea. Son salchichas y/o queso que se rebozan en una masa y se fríen en una sartén caliente.

Con chefs increíbles y propuestas innovadoras la vereda de Arribeños detrás de las vías del tren Belgrano C es el inicio del recorrido, donde cada vez abren más locales para que los comensales disfruten del día y la comida al paso.

Hay un restaurante inspirado en Pixar que sirve comida gigantesca

Nuevos restaurantes, bares y cafés en Buenos Aires: 5 para conocer el fin de semana

Puppo y el corn dog coreano

El producto más reconocido de la marca es el Hattogu, una masa que puede tener de relleno tanto una salchicha, la combinación de la misma con queso o solamente queso. Pero hay infinidad de productos para elegir, como salchipapa, bolas de arroz con salchichas y cheddar, entre otros.

Desde junio del año pasado podés disfrutar de los tradicionales panchos coreanos en Puppo dog. Están estallando en Tik Tok y en Instagram, ya que es el primer restaurante de corn dog coreano en Argentina. Comida que está siendo viral hace un tiempo ya y no para de ser furor.

Primero una advertencia: ¡los Hattogu son gigantes!

Tal como se dijo anteriormente la idea consta de una salchicha, o salchicha con queso; o porque no, solo queso si sos vegetariano. Esta es envuelta en una masa secreta que tiene azúcar y sal. En Puppo podes elegir si querés que el exterior esté recubierto de panko, papas en cubo, batatas en cubo, papas pay, choclo o ramen.

La recomendación furor en Tik Tok son las que están cubiertas con papas en cubos, y pagando un poco más podés pedirlo con salsa cheddar y bacon. Para finalizar podés agregarle dos salsas a tu gusto.

La recomendación que hacen en internet es que vayan con tiempo porque hay que hacer dos colas (una para pedir y otra para retirar) y esta suele estar llena de gente. Pero quédense tranquilos que va muy rápido todo, y la experiencia del corn dog coreano realmente vale la pena. Y vos, ¿lo probarías?


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios