Este tradicional bar porteño volvió a la vida de la mano de los nuevos dueños de La Giralda: qué ofrecen ahora

El bar La Ópera ocupa la esquina de Corrientes y Calao desde hace casi 100 años. Reabrió en mayo después de haber permanecido cerrado cinco meses por reformas

En Corrientes y Callao, una de las esquinas más tradicionales de Buenos Aires, funciona, desde 1928, el bar La Ópera. Y este año, tras haber permanecido cinco meses cerrado por reformas, reabrió con una restauración que lo llevó de vuelta a los años 20 del siglo pasado, pero con una carta del siglo XXI.

La obra estuvo a cargo del Estudio Cerroti, el mismo que está encarando la remodelación de otros dos íconos del centro porteño: La Puerto Rico y la Confitería Ideal. Los empresarios que decidieron devolver a la vida a este mítico café son los mismos que el año pasado reinauguraron, a pocas cuadras de allí, La Giralda y su tradicional chocolate con churros.

El salón de té recuperó los paneles de roble tal como fueron pensados en 1928. En la medianera, se vuelven a lucir las antiguas molduras de bronce. La barra y sus estanterías tienen la impronta de la época en que Corrientes todavía era una calle angosta. El interior de dividió en dos espacios bien diferenciados: el restaurante y el café.

Además, como una manera de hacer sinergia con otro de los íconos del centro, sobre la fachada de Corrientes se abrió La Giralda take away. Se trata de una boca de expendio al paso del chocolate con churros que los mismos dueños ofrecen cuatro cuadras más hacia el bajo.

La Ópera está abierto todos los días de 7 a 24. Con este extenso horario, tuvo que pensar una carta apta para todos los momentos del día. Desde el café con leche y medialunas del desayuno hasta un lomo con reducción de salsa demi glace de hongos y papas torneadas para la hora de la comida, pasando por cervezas tiradas y distintas opciones de té en hebras.

La cocina está a cargo de Susana Vera, que antes trabajó en el hotel Sofitel de la calle Arroyo junto con el francés Olivier Falchi. Ofrece una cocina de inspiración francesa "con un toque de hogar".

Además, a tono con la tradición de la avenida Corrientes, ofrece 16 variedades de pizza a la piedra. Entre ellas habrá variaciones con toques gourmet como la Ópera, con mozzarella, bocconcini, queso brie y albahaca.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios