Vino de Diego Maradona: cuánto cuesta la botella y el tetra brik en Mercado Libre

Diego Maradona sigue siendo noticia. Después de su muerte, los vinos que llevan su nombre se venden en cifras altísimas. Son de 2002 y fueron elaborados por una bodega que ya no existe. Hay botellas y también tetra brik. El Diez fue pionero entre los famosos locales que le dieron su nombre a un vino

La Argentina, y el mundo, aún están conmocionados por la muerte de Diego Armando Maradona. Sin embargo, al igual que sucedió durante gran parte de su vida, todo lo que gira en torno al mejor jugador de fútbol de la historia genera revuelo, conmoción y situaciones especialmente extraordinarias incluso después de su fallecimiento.

   

Ahora es el turno del inesperado revival de los vinos Diego Maradona, producidos por la bodega Raíces de Agrelo en 2002 con el aval del Diez, quien no intervino en cuestiones enológicas pero participó del proyecto a través de un acuerdo comercial con sus productores.

Originalmente, el lanzamiento preveía dos líneas: una de entry-level y otra premium, cada una compuesta por cuatro ejemplares de malbec, cabernet sauvignon, syrah y un blend tinto.

Si bien en aquel momento Diego fue pionero entre los deportistas, músicos y celebridades que posteriormente lanzaron sus propios vinos al mercado, los suyos particularmente nunca se destacaron por su calidad enológica.

 
 

Tal es así, que la única condición que Maradona puso a los directivos de la hoy extinta Raíces de Agrelo es que el vino pudiera llegar a consumidores de cualquier poder adquisitivo; razón por la que sumaron un tetra brik a las otras líneas comercializadas en botella.

 
 

En 2003, cuando salieron al mercado, los vinos tenían un precio de entre $ 8 y $ 15. Se conseguían en supermercados de todo el país. La producción inicial de los vinos Diego Maradona fue de 30 mil botellas de cada línea, destinadas mayormente al consumo interno. Pero también se exportaron a Europa y América latina.

   

En aquel entonces, el negocio no tuvo buenos resultados ya que el vino no tenía calidad en términos enológicos. De hecho, casi nadie lo descorchaba: todo se limitaba a comprarlo y atesorarlo por el componente emocional y afectivo que implicaba tener un objeto con el nombre del mejor futbolista, atributo que lo convirtió instantáneamente en un objeto de colección.

Sin embargo, todo cambió el 25 de noviembre de 2020. Desde el día de la muerte de Diego, los vinos que llevan su nombre reaparecieron ofertados en Mercado Libre a valores exorbitantes que trepan a los $ 39.000 por cada botella original.

 
 

Algunos coleccionistas incluso venden la caja de madera original con los 4 ejemplares que integraban la línea Premium a $150.000.

En tanto, el tinto y el blanco envasados en tetra brik se ofrecen a precios tan disímiles como $5.000 y $50.000.

   

Lógicamente, no son aptos para ser consumidos ya que no fueron concebidos y elaborados para la guarda. Además, es imposible asegurarse de que hayan pasado estos 18 años en condiciones óptimas de luminosidad, temperatura y humedad.

Al igual que todo lo que fue tocado por la varita de Diego, su vino es hoy una leyenda, un mito, un suceso sin explicaciones más allá de esa magia inconfundible que rodea todo lo que pertenece al universo maradoniano.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios