FIN DE SEMANA LARGO

Feriado de Carnaval 2022: 5 escapadas cerca de Buenos Aires con laguna y río

Faltan pocos días para el fin de semana largo de Carnaval y qué mejor que pasarlo en uno de estos rincones escondidos en la provincia de Buenos Aires: ¿Cuáles son?

Se acerca el primer y tan esperado fin de semana largo del año: Carnaval, el feriado que más movimiento turístico genera y que en esta ocasión, cae lunes 28 de febrero y martes 1 de marzo, ambos considerados inamovibles según la Ley 27.399

La provincia de Buenos Aires esconde distintas atracciones, paisajes y pueblos rurales ideales para pasar el día en familia o con amigos. Y, lo mejor de todo, es que no hace falta hacer viajes largos para llegar a estos lugares.

A continuación, recomendamos 5 escapadas cerca de Buenos Aires con laguna y río.

Carnaval porteños 2022: lugares y cortes de calles durante el fin de semana largo

COVID largo: este es el listado de los más de 50 síntomas secundarios que aparecen después de Ómicron

1) TRENQUE LAUQUEN

Esta ciudad, ubicada en el Oeste de la Provincia de Buenos Aires, debe su nombre al espejo de agua dulce que utilizó el Cacique Pincén para refrescar a su caballada, "Laguna Redonda" en mapuche.

Sus dos majestuosas lagunas, El Hinojo sobre Ruta Nacional 5 y Cuero de Zorro sobre Ruta Nacional 33, ubicadas a quince kilómetros del casco urbano, ofrecen paisajes de ensueño, lagunas limpias y tranquilas que son ideales para la pesca y la navegación en kayak.

Maximiliano Ferreyra, coordinador del Área de Promoción Turística e Industrias Creativas del municipio recomendó visitar Girodías, La Porteña y el paraje Lértora, espacios imperdibles para el turismo rural "con una oferta gastronómica de excelencia y circuitos que permiten una aproximación a la cultura y a las costumbres del pago".

2) SAN NICOLÁS DE LOS ARROYOS

A sólo 240 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, San Nicolás tiene atracciones para grandes y chicos. Sus calles calmas invitan a realizar caminatas en familia para conocer cada parque y plaza de los muchos que hay. El lugar ideal para ver el atardecer es el Paseo Costanero, de cara al río Paraná, recientemente renovado y con senderos accesibles.

En plena ciudad, sobre la calle José Ingenieros 72 se encuentra la Casa Barco Irupé del poeta nicoleño Oscar Cafiero, una singular vivienda elegida por muchas familias.

Otro de sus hitos es el Santuario de la Virgen del Rosario. Construido frente al río, es una de las postales más imponentes de la ciudad. Lo rodea un colorido espacio repleto de puestos de artesanías nicoleñas.

Alrededor de la Plaza Mitre hay imperdibles postas gastronómicas, como El Café de La Plaza, reconocido por su volcán de chocolate; el restó bar La Mira, con su pintoresca galería central; y el bar Villa Rocca, con una barra con tragos de autor y cervezas artesanales de origen patagónico.

Vuelos en feriados de Carnaval: las aéreas anunciaron otras 186 reprogramaciones

Hay dos pueblos de mar escondidos en la Costa: tienen playas salvajes, super médanos y bosques de pinos

3) PUAN

Ubicado al suroeste de la provincia de Buenos Aires, se encuentra un lugar que sorprende por la diversidad de atractivos que incluye lagunas y sierras.

Destinada a la práctica de actividades recreativas y turísticas con un sendero guiado, un centro de interpretación de flora y fauna, un salón de usos múltiples, proveeduría y espacio de acampe con parrillas, la isla del municipio fue declarada en 2001 como "Reserva Natural y Cultural de Usos Múltiples" por su valor arqueológico, natural e histórico.

Está ubicada a solo ocho cuadras del centro del pueblo y habitada por más de 100 especies de flora autóctona que rodean la casa de Rómulo Franco, primera autoridad del partido en 1886. Desde el mirador se registran vistas icónicas del balneario y de la localidad.

Por sus aguas mansas y la sombra generosa de los sauces, la laguna es el paraíso de quienes aman las actividades náuticas, y además promueve el turismo inclusivo: hay sendas y rampas para sillas de ruedas.

Allí se pueden practicar diferentes deportes entre los que se destacan los que usan esquí, vela y kayak, avistar aves en compañía de un naturalista, realizar paseos guiados en lancha por el sector del balneario antiguo o por el circuito nocturno Vuelta Laguna de Puan, durante los fines de semana.

4) SAN PEDRO

Quién no probó la ensaimada tiene que visitar San Pedro, capital nacional de ese postre dulce de origen mediterráneo. La ciudad exhibe orgullosa su producto insignia en un circuito gastronómico donde restaurantes, confiterías y cafés compiten por conquistar a los visitantes.

A unos 180 kilómetros de Capital, San Pedro es un pueblo de paisajes calmos donde las caminatas y las bicicleteadas son postales comunes antes del atardecer. Una de las curiosidades de su costanera es el Vía Crucis, que plantea un recorrido a través de una barranca verde que incluye un anfiteatro y termina de cara al río Paraná.

En las afueras de San Pedro está La Campiña: punto gastronómico y rural de renombre turístico que incluye la visita a uno de los jardines más bellos de la provincia de Buenos Aires.

5) CHASCOMÚS

Entre Buenos Aires y los destinos tradicionales de la Costa Atlántica, por la Ruta 2, se encuentra Chascomús, una ciudad reconocida por su laguna, sus paseos costaneros, descansos al aire libre, la exploración de la vida autóctona y los deportes náuticos.

Los alrededores de la laguna son ideales para realizar caminatas, running y bicicleteadas en familia. También hay ofertas gastronómicas que incluyen parrillas, bares y restaurantes con vista al espejo de agua.

También en la costa, la tradicional escalinata es un spot para mateadas y picnics mirando las acrobacias de quienes practican windsurf, kitesurf y regata. Los más chicos podrán divertirse reconociendo las garzas, gaviotas y patos que abundan en el lugar.




Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios