UN RESPIRO DE LA CIUDAD

Escapadas para fin de semana XL: 4 estancias para conocer que quedan cerca para comer asado, conocer animales y estar al aire libre

Los días en una ciudad tan movida y dinámica como Buenos Aires pueden volverse agotadores, y muchas veces es necesaria una escapada para relajarse y desconectarse. Estas estancias y casas de campo ofrecen la mejor experiencia.

Como buena metrópolis, Buenos Aires es una ciudad que no para ni un segundo. Si bien es divertida y emocionante, a veces es bueno frenar un poco y dejar el caos aunque sea por unos días. Estás estancias son la clave para poder tener unos días tranquilos y distintos no muy lejos de casa.

Fin de semana largo en Iguazú: de un 5 estrellas en la selva a una aventura extrema en las Cataratas

ESTANCIA VILLA MARIA - EZEIZA

Cuando uno piensa en una escapada, lo primero que se le viene a la cabeza no es Ezeiza. Sin embargo, la localidad está repleta de quintas, estancias y paraderos ideales para una escapada de fin de semana con un plan distinto.

Sin duda una de las mejores opciones es la Estancia Villa Maria: el entorno y casa central parecen salidos de un cuento de hadas o una fábula de Disney que enamoraran a cualquier persona que la elija para un día de campo o unas noches en las habitaciones más etéreas y campestres.

Seleccionado como una de las mejores estancias de Sudamérica por la revista Travel + Leisure, y uno de los mejores hoteles tradicionales del mundo por Forbes Traveler, Estancia Villa María es el hotel de campo más distinguido de la Argentina.

La Estancia cuenta con 11 habitaciones, un restaurante gourmet, salón privado, bar y cava de vinos. El interior se prolonga hacia el parque a través de galerías y terrazas que unen la majestuosa arquitectura del Hotel con las impactantes 74 hectáreas de parque diseñados en 1917 por el reconocido paisajista Benito Carrasco, discípulo de Carlos Thays.

Fue fundada por Vicente Pereda a fines del siglo XIX y desde su origen fue un establecimiento precursor de la zona ganadera camino a Cañuelas. En 1919, su hijo Celedonio Pereda encomendó al célebre arquitecto Alejandro Bustillo la construcción de un casco para ser utilizado como residencia de verano.

Las tarifas incluyen desayuno, almuerzo, y cena. Con una bebida sin alcohol en las comidas, Wifi y todas las actividades de la Estancia: cabalgatas, paseos en carruaje y en bicicletas, cancha de tenis, fútbol, pileta, sala de billar y juegos de mesa.

ESTANCIA LA CANDELARIA - LOBOS

Lobos siempre fue un pueblo muy elegido para pasar el fin de semana o hacer una escapada una tarde, incluso es muy común que se alquilen quintas o estancias en la zona para eventos, casamientos o grabaciones.

Ubicado a 100 km al suroeste de la Ciudad de Buenos Aires, se puede llegar en auto a través de las Rutas Provincial Nº41 y Nacional Nº205, o en tren de los ramales Roca y Sarmiento. Una de las principales atracciones de Lobos es su laguna y su recorrido a lo largo de la Costanera Municipal.

Entre los edificios más importantes del pueblo, se encuentran la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de estilo arquitectónico neogótico, la Casa Natal de Juan Domingo Perón, hoy día museo, que conserva las características de fines del siglo XIX y principios del XX y el Club Social Lobense, fundado en 1894, con fachada neoclásica e influencia art decó.

La Estación del Ferrocarril Lobos de la Línea Sarmiento, que sigue en funcionamiento, es una típica construcción inglesa de 1890. Cerca de ella se encuentran otras atracciones como la Biblioteca Héroes de Malvinas, de la Asociación de Excombatientes, el Club de Radioaficionados, la Plazoleta de los Inmigrantes y el Galpón Cultural.

La Estancia La Candelaria es, sin dudas, una de las mejores opciones para un fin de semana tranquilo y con todas las comodidades: fundada en 1840, con un imponente castillo francés de finales del siglo XIX y un parque de más de 100 hectáreas diseñado por el reconocido paisajista Carlos Thays.

Cada una de las habitaciones tiene un estilo propio y se encuentran ubicadas en dos sectores: el del Castillo y el Colonial. Ya sea en plan romántico en una habitación de estilo francés en el Castillo o familiar con todas las comodidades y estilo acogedor en el sector Colonial, es un plan ideal para un fin de semana distinto.

Entre las actividades, la estancia cuenta con: canchas de futbol, voley y tenis; parques y bosques extensos ideales para largas caminatas; clases y exhibiciones de polo; pileta descubierta; juegos de mesa, fogones y cine al aire libre; caballos, sulky y bicicletas; un spa,un tour botánico y una clase de empanadas.

Por su castillo y parque, en La Candelaria se filmaron escenas de varias películas como El Ángel (basada en Carlos Robledo Puch), Embrujo de amor (con Sandro) y la telenovela Perla Negra (con Andrea del Boca).

ESTANCIA EL OMBÚ Y LA ADELA - SAN ANTONIO DE ARECO

San Antonio de Areco es uno de los pueblos turísticos más importantes de la provincia de Buenos Aires: es una combinación de historia, cultura local, campo, río y tradición gauchesca. Se puede llegar en auto desde Capital tomando la ruta Nacional 8 o desde el colectivo que sale de Retiro, y son tan sólo 120 km.

Es uno de los pueblos criollos más desarrollados de Buenos Aires. La plaza Arellano es el centro del pueblo y allí se encuentran los edificios principales: la Comisaría, la Municipalidad, el Registro Civil, y la parroquia San Antonio de Padua.

A pocos metros de la plaza, se encuentra el museo y taller de platería de la familia Draghi, abierto desde 1960, en donde se encuentra una colección impresionante de piezas gauchas del siglo 19 100% de plata. Otra de las atracciones y un emblema de la ciudad de Areco es el Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes, que funciona en una antigua estancia de campo.

A lo largo de la Ribera de Areco, de camino al río, hay puestos de artesanías de plateros, sogueros, tejedores, talabarteros y otros ceramistas; y antigüedades para visitar, como también varios restaurantes y casas de campo.

La Estancia El Ombú parece salida de un cuento de campo, con toda su simpleza y elegancia enamora a todo aquel que la elija para desaturdirse y relajarse unos días: consiste en un magnífico casco de 1880, perteneciente a la familia Boelcke desde 1934.

Desde 1993, esta tradicional Estancia en San Antonio de Areco recibe turistas de Argentina y del mundo. Tiene 12 habitaciones de lo más cómodas, una sala de estar, un restaurante, una sala de juegos, dos piscinas, canchas de fútbol y de voley.

Entre las actividades que pueden realizarse se destacan las cabalgatas, los paseos en sulky o carruaje, los shows folklóricos con música y baile, las demostraciones de doma india o de manejo de tropilla, caminatas, paseos en bicicleta, avistaje de aves y animales de granja.

Por otro lado, La Adela es una casa de campo para 6 personas, ubicada en un pueblo rural a 15 minutos de San Antonio de Areco, Villa Lía. La casa está completamente equipada y es de uso exclusivo para el que la alquila.

Entre las actividades a destacar están las cabalgatas, la visita a la granja en donde se puede interactuar con los animales, desde caballos hasta cabritos; la hermosa y tranquila pileta, las cabalgatas al atardecer y el mejor asado criollo de todos, bien al estilo campestre.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios