Escapadas

El lado 'arty' de Pinamar: obras de Marta Minujín, casas de Clorindo Testa, nuevas galerías y esculturas al aire libre

Una galería de arte joven que abrió este verano, una colección de esculturas al aire libre descomunal, la recién inaugurada obra del artista con proyección internacional Federico Bacher, entre muchas otras razones están convirtiendo a Pinamar en uno de los destinos con playa que se luce a puro arte/¿Qué conocer? ¿Dónde se encuentran las obras más impactantes?/Además: una casa museo sobre una duna, y una propuesta a pura creatividad escondida en Valeria del Mar.

Pinamar es uno de favoritos de cada verano. Es un destino que reúne lo imprescindible para unas buenas vacaciones: playa, bosque, médanos y mucha movida. La vida nocturna estalla de ofertas de calidad, pero también su sorprendente faceta arty. Esculturas entre pinos, joyitas de la arquitectura moderna, casas de artistas, galerías, festivales y talleres son algunas de las propuestas culturales que no fallan para la caída del sol.

«Marta Minujín, Carlos Alonso, Pájaro Gómez, Rubén Locaso, Fioravanti, Federico Bacher, son algunos de los nombres que se filtran entre el pinar y la playa. Más de 60 esculturas de grandes artistas nacionales se encuentran distribuidas entre espacios públicos y privados como el Playas Hotel, los Links de Golf 18 hoyos, La Isla Del Golf, Pioneros y Paseo Plaza, entre otros spots como balnearios y galerías...»

Planes culturales para todos los gustos. Pinamar supo encontrar ese punto de unión entre el arte, la naturaleza, el diseño, la gastronomía y la arquitectura.

1) Arte y arquitectura: dos casas de Clorindo Testa que son verdaderas joyas.

La ciudad cuenta con el sello distintivo de uno de los más grandes arquitectos modernos: Clorindo Testa. El original artista eligió, por muchos años, Pinamar como su ciudad de veraneo y construyó en ella dos imperdibles de la arquitectura argentina.

La Capotesta, edificada en dos niveles sobre las dunas, fue su casa de vacaciones. Este cubo celeste desataca por sus colores y forma entre los pinos. Ubicada prácticamente sobre la costa, sus estancias tienen una vista espectacular. Para aprovecharla al máximo, Testa colocó el comedor, la cocina y el estar en la planta alta y las habitaciones en planta baja, que pesar de no contar con vista a las aguas, los médanos le aportan un tono dorado mientras las protegen de los fuertes vientos marítimos.

La Tumbona es otra obra singular del arquitecto ítalo argentino, esta vez construida en colores rojos sobre pilares que emergen desde la arena. Su geometría, miradores y terrazas sorprenden. El mejor momento para visitarla es cuando sube la marea y esta queda rodeada de agua.

2) Una imponente colección de esculturas: desde Marta Minujín hasta Federico Bacher.

Marta Minujín, Carlos Alonso, Pájaro Gómez, Rubén Locaso, Fioravanti, Federico Bacher, son algunos de los nombres que se filtran entre el pinar y la playa. Más de 60 esculturas de grandes artistas nacionales se encuentran distribuidas entre espacios públicos y privados como el Playas Hotel, los Links de Golf 18 hoyos, La Isla Del Golf, Pioneros y Paseo Plaza, entre otros spots como balnearios y galerías. Con acceso gratuito, este circuito a cielo abierto sorprende con obras de distintos materiales, corrientes, tamaños, aristas y estilos.

"Este proyecto comenzó con la idea de sacar a la calle una colección de esculturas privada que había pertenecido a un vecino de Pinamar", nos contó Alejandro Tobe, arquitecto y curador del Parque Escultórico Pinamar (PEP).

Entre las imperdibles se encuentran la Venus fragmentándose de Minujín (frente al hotel Playas), Dibujando espacios de Pájaro Gómez, Permanencia de un sueño de Bastón Díaz y la nueva incorporación, COSMOS de Federico Bacher. Una instalación escultórica lumínica que remite al fruto de los pinos. "La piña es un fruto único, leñoso, armónico, una obra de arte de la naturaleza", reveló Bacher, uno de los artistas argentinos contemporáneos con mayor llegada internacional, quien hoy reside en Pinamar. Una visita obligada para el que se encuentra en la costa atlántica. No solo por su forma, interactividad y locación -el ingreso al nuevo barrio, Pioneros-, sino por su espectáculo de luces que comienza cuando el cielo cambia su color a negro.

"Este es un proyecto vivo, siempre en movimiento. El año que viene terminaremos de emplazar las esculturas que aún se encuentran guardadas, pero eso no significa que no sigamos pensando en nuevas posibilidades", confesó Tobe. Un ejemplo de esto es la sexta edición del festival Arte Toma Vida, el próximo miércoles 19. Una noche de picnic bajo las estrellas en el PEP (en el ingreso a la cancha de Golf, sobre la calle Shaw). La cita fusiona la naturaleza con música en vivo y un espectáculo de mapping sobre las esculturas.

3) Arte y diseño: Entramados, emociones y talleres.

El amante del diseño tiene su deleite asegurado en El Ojo y el Diamante (Somellera 79 entre Garay y San Luis, Valeria del Mar). Una de las paradas en el circuito de Casas de Artistas de Pinamar. Este Centro Contemporáneo de Arte es el hogar de la familia Risé. Única, colorida, creativa no pasa desapercibida. Ya sea para pasear por sus cuartos, participar de algún taller -se ofrecen clases de mosaiquismo, pintura, bordado, arteterapia, pintura sobre tela -; tomar el té con tortas caseras mientras suenan las manos de Norma Pedrotti sobre el piano amarillo; disfrutar de un debate de cine y psicología o admirar la obra del artista, diseñador y muralista, Lucas Risé. Sus llamativas pinturas se encuentran en las paredes, pisos, muebles, techos y hacen del lugar, un espacio especial.

"Nuestra casa es un proyecto familiar para la cultura de Pinamar. En ella hay mucha entrega. Es un lugar para conectar y explorar. Para descubrir cómo cada uno, puede transmitir sus emociones", contó Risé en una charla con MALEVA. Él considera que toda persona es artista y solo debe encontrar los medios para expresarlo. Él los halló en sus oficios. Primero como letrista, luego como diseñador gráfico y hoy como artista. El Ojo y el Diamante funciona en parte como su propia galería, donde cada espacio está conformado para despertar la sensibilidad.

"Me interesa hurgar entre lo abstracto y lo material. Presentar formas reconocibles sin un mensaje tan directo. Y llevar luego eso a soportes conocidos como muebles y paredes", describió Risé.

4) Pionera: una flamante galería de arte joven.

Si de arte joven se trata, la recientemente inaugurada, Pionera Galería (en la esquina de De La Sirena y Caracol), es la elegida. Todas las noches, de 20 a 00, este espacio minimalista en blancos y negros abre sus puertas y presenta artistas de la nueva generación. En este momento se encuentra expuesta Banquete de Luz, la muestra individual de Mora Ludeña.

5) Una casa museo sobre una duna.

Otro spot con muestras individuales es la Casa-Museo Víctor Magariños D. Esta, al norte de Pinamar, sobre la avenida Libertador, expone, de forma permanente la obra de este referente del arte abstracto. Esta funcionó como su casa y taller, durante los últimos 30 años de su vida. En ella creó innumerables obras, las cuales se pueden apreciar, así como recorrer sus habitaciones y jardines.

Además: el que avisa no traiciona

Aún hay más propuestas artísticas para disfrutar en esta coordenada veraniega. Para el que se quedó con ganas de más planes que combinen arte y naturaleza, puede optar por la experiencia de caminata nocturna y cena en el bosque, entre las esculturas del PEP que organiza Vanesa Rinaldi (@experineicapinamar) o el glamping en una de las construcciones de Clorindo Testa, Alterra. También se presenta, en Cariló, una muestra de dibujos y obras del dibujante Tute.

///

Fotos: son todas gentileza de las propuestas, obras y artistas mencionados.

Foto destacada: corresponde a la obra Victoria de Giula Cosice. Foto: gentileza Respirá Pinamar.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios