Triple impacto

Sustentabilidad: estos son los 5 temas más urgentes en la agenda de las empresas

Desde estrategias de diversidad hasta metas para llegar a la carbononeutralidad, tanto Pymes como multinacionales ponen cada vez más esfuerzos en robustecer la mirada sostenible de los negocios.

En la agenda de las empresas ya está instalado el tema sustentable y desde Pymes hasta multinacionales ponen en marcha planes y prácticas para atender distintos objetivos de triple impacto: social, ambiental y económico. Con algunos más comprometidos que otros -y algunos subidos por convicción real y otros por inercia propia del momento- lo que se celebra es el avance indiscutido de estas temáticas corporativas. 

Revista APERTURA hizo un relevamiento entre más de 100 compañías de primer nivel para conocer cuáles son las mejores prácticas que implementan hoy las firmas en Argentina. La guía completa se publicó en el número 344 de su edición impresa.

Pero de todos los diversos focos donde ponen esfuerzos las compañías hay 5 temáticas que dominaron las respuestas que ofrecieron luego de ser consultados por sus objetivos para 2022 y 2023. A continuación, algunos de los casos más destacados:

1) DIVERSIDAD E INCLUSIÓN

Impulsado, sobre todo, por las áreas de Recursos Humanos, la agenda de diversidad pasa no solo por impulsar la paridad de género sino por trabajar con otros grupos como la comunidad LGBTQ+, o trabajar para incluir a personas con discapacidades e, incluso, poner foco en formar equipos que tengan variedad de orígenes, edades, formaciones e ideas.

Todo esto se rige por la idea de que si hay más puntos de vista tomando decisiones esto va a repercutir positivamente en el negocio y en las necesidades que la empresa busca resolver. En Argentina, Volkswagen es una de las compañías que está destinando campañas a estas prácticas. Con una inversión en sustentabilidad 2021 que alcanzó los US$ 125.000, destinó un programa exclusivo a esta temática llamado Diversity Wins@VW.

En esa línea, la Big Four EY está haciendo lo suyo: la firma que destinará un presupuesto de sustentabilidad de $ 16,7 millones para este año ha avanzado mucho en los últimos dos en esta materia y está trabajando fuertemente en la creación de políticas y protocolos de inclusión de los grupos más vulnerados, articulando con fundaciones y organizaciones de la sociedad civil en esta temática, como así también en capacitaciones internas para todos sus colaboradores.

Otro ejemplo es el de Banco Galicia, que este año destinará un presupuesto $ 289 millones para sus proyectos de sustentabilidad. La compañía aborda la diversidad mediante los ejes de Discapacidad, Vulnerabilidad, Generaciones y Género.

2) Llegar a la carbononeutralidad

En lo ambiental son varias las aristas para abordar. Es para destacar que las empresas se están planteando metas cada vez más ambiciosas y llegar a ser carbononeutrales es un compromiso que muchas están asumiendo. Por ejemplo, Volkswagen tiene su programa Way to Zero neutralidad en emisiones de CO2 para 2050, que incluye movilidad eléctrica, proceso productivo y cadena de valor.

Dentro del área de consultoría, PwC Argentina -bajo el área a cargo de socio Mariano Tomatis- definió una estrategia para llegar a la meta Net Zero en 2030 y reducir en un 50 por ciento su huella de carbono para esa fecha.

Este objetivo también se lo planteó DOW. Con más de 950 empleados en el país, aseguran que su compromiso es a largo plazo y se traduce en diferentes metas: una de ellas es ser neutros en carbono para 2050, lograr para 2030 que 1 millón de toneladas de plástico sean recolectadas, reusadas y recicladas, y, para 2035, conseguir que el 100% de los productos comercializados para empaques sean reutilizables o reciclables.

Otro caso es el de Electrolux, que emplea a 866 personas, y planteó el compromiso de convertirse en una empresa climáticamente neutral y 100% sustentable, reduciendo a cero sus emisiones en planta y oficinas, a través de una iniciativa, enmarcada en su plan global Better Living que se apoya en tres pilares fundamentales: eficiencia energética, eliminación del uso de combustibles fósiles y migración hacia energías renovables.

3) Inclusión, creación de empleo y trabajo con emprendedores

El costado social y el impacto en las comunidades en las que trabajan son otro punto clave al que las empresas le dedican tiempo y esfuerzos. El Banco Macro, por ejemplo, este año destinó un presupuesto de $753 millones al área de sustentabilidad que tuvo como principal foco de las actividades a la inclusión y educación financiera, apoyo a emprendedores, y voluntariado corporativo.

Entre las corporaciones destinan muchos esfuerzos a apoyar consignas que estén relacionadas con el core de su negocio. Por ejemplo, Banco Hipotecario tiene como objetivo contribuir al posicionamiento orgánico del ecosistema del hogar y a la experiencia del cliente, a partir del compromiso institucional con el desarrollo sostenible. Así, buscan acercarse a las familias argentinas a través de la educación e inclusión financiera, brindándoles alternativas de consumo sustentable. Como prestadores de servicios financieros para las empresas nacionales, se responsabilizan por los impactos indirectos de sus operaciones, por eso potencian la segmentación de su cartera mayorista, bajo estándares de impacto socioambiental.

Hace lo suyo también ICBC Argentina, que desarrollaron programas basados en cuatro ejes temáticos con impacto social: el fomento del comercio exterior y el apoyo a empresas nacionales mediante los programas de la Fundación ICBC, la educación, la reducción de la pobreza y el hambre y el cuidado de la infancia.

Firmas de servicios como PwC consideran que su principal contribución es a través de la creación de empleo para jóvenes profesionales que se incorporan al mercado laboral. En este último año se sumaron más de 1100 personas y sus profesionales recibieron aproximadamente 450.000 horas de capacitación, lo que les permite tener una actualización permanente en las nuevas tecnologías, que requiere un mundo cada vez más digitalizado. Toda esta dinámica tiene como propósito lograr la integración a través de la generación de igualdad de oportunidades. Adicionalmente, articulan con organismos del sector público e instituciones sociales para mejorar el acceso a la capacitación para personas provenientes de contextos vulnerables.

4) Promover hábitos responsables y saludables entre los consumidores

En línea con el punto anterior, las compañías se están ocupando cada vez más de abarcar toda la cadena de valor con sus actividades de sustentabilidad y RSE, eso incluye el costado de sus clientes y cómo se relacionan con los productos.

El Grupo Arcor -que el año pasado invirtió cerca de US$ 11 millones en sustentabilidad- como resultado de un proceso de planificación estratégica lanzó "Vivir Mejor", su estrategia de Sustentabilidad 2030. Esta nueva estrategia establece compromisos prioritarios con el objetivo de producir alimentos sustentables, promover la prosperidad de las personas y preservar la sostenibilidad del planeta. "Vivir Mejor" guiará los esfuerzos de la compañía para hacer crecer el negocio dejando una huella positiva en las personas y el planeta.

En línea, Danone, mediante sus marcas (Yogurísimo, Villavicencio, Nutrilon4, Villa del Sur, entre otras) apunta a crear valor a través de propósitos relevantes para la comunidad, abordando problemas como el cambio climático, el acceso a agua potable, la protección y regeneración de los ecosistemas, la nutrición adecuada, la primera infancia y la crianza más libre de estereotipos y el manejo adecuado de los envases.

Otra alimenticia, Mondelez, tiene su enfoque dividido en dos ejes: Snacking Sustentable y Mindful Snacking. Desarrollan alianzas estratégicas que generan impacto positivo en las comunidades en las que operan, como con Banco de Alimentos, Fundación Sí y Fundación Huerta Niño. También trabajan en iniciativas que mejoran el perfil nutricional de su portfolio de productos e impulsan - a través de porciones controladas - hábitos de snackeo consciente en sus consumidores.

5) Procesos éticos y responsables

Por último, la visión integral de la sustentabilidad incluye pulir procesos que sean éticos y responsables. Dentro de las compañías que ponen esfuerzos en esta línea está BAT, que entre sus principales objetivos tiene el de lograr una gobernanza corporativa robusta, punto que incluye ética empresarial, marketing responsable y compromiso con la regulación y políticas. Lo hacen a través de iniciativas de concientización a minoristas sobre la prohibición de venta de cigarrillos a menores de edad y el comercio ilegal, por ejemplo.

En línea, Dell Technologies informó que sumar esfuerzos para defender a las personas que fabrican sus productos: exigen prácticas éticas, respeto y dignidad para todos. Mientras que Sancor Seguros, que emplea a más de 3000 personas, tiene a la ética e integridad como uno de los cinco pilares de su estrategia de sustentabilidad y apuntan a lograr tanto efectos directos en el negocio, como generar bienestar, seguridad y solidaridad en las personas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios