Historias de marcas

Se fundió dos veces, emprendió a los 50 y fundó una empresa multimillonaria

Samuel Curtis Johnson encontró un gran negocio en la venta de cera para pisos, pero fue su bisnieto quien convirtió a SC Johnson en la líder de la industria de repelentes con Raid y Off.

Cuando la temperatura empieza a subir, también lo hacen las ventas de algunos productos. Los repelentes son uno de los segmentos que tienen su época caliente durante este período y la lata naranja de Off suele ser moneda corriente en parques, vacaciones y actividades al aire libre. Su dueño es SC Johnson, una empresa que nació hace más de 100 años producto de la perseverancia de su fundador.

Samuel Curtis Johnson tenía 49 años cuando se mudó a la ciudad de Racine, en Wisconsin, junto a su familia. Era un nuevo comienzo, en realidad el tercero en su carrera. Cuando era joven había apostado sus ahorros en la construcción de un ferrocarril que al final no se terminó, luego invirtió en una librería pero también se fundió. Era 1882 y su nueva esperanza estaba puesta en una empresa dedicada a vender pisos de madera.

Samuel Curtis Johnson, fundador de SC Johnson

Con en las anteriores ocasiones, Johnson comenzó su camino con el pie derecho. Las ventas subían y se destacaba entre los empleados. Sin embargo, se dio cuenta de algo. Había muchos pisos de madera y lo que faltaban eran productos para mantenerlos en buen estado. Así fue que empezó a experimentar en su bañadera mezclando diferentes fórmulas hasta que consiguió una cera digna para salir al mercado.

Hora de emprender

Primero los vendió a través de Racine Hardware Manufacturing Company, la firma para la que trabajaba. Pero en 1989 decidió independizarse y fundó Johnson's Wax. Con esta marca recorrió los Estados Unidos mostrando por todos lados las bondades de su producto. Tras su muerte en 1919 lo sucedió su hijo, Herbert Fisk (p) y luego llegó el turno de Herbert Fisk (h), quien tuvo que navegar la crisis de la Gran Depresión.

El encargado de agrandar el portfolio de la compañía fue Sam Johnson, la cuarta generación al mando. Y al principio no fue fácil. "Mi abuelo le dijo: ‘¿No sabés que no hacemos ningún producto que no tenga cera?' Y mi padre le respondió: ‘Bueno, podemos ponerle un poco de cera, pero no se si le va a hacer bien'", recordó Fisk Johnson, actual CEO de la firma e hijo de Sam, en diálogo con CBS.

Off salió al mercado en 1957

Laboratorio de ideas

En 1950 la empresa construyó, junto a sus oficinas, un laboratorio de investigación y desarrollo enfocado en crear productos para combatir plagas e insectos. Uno de las primeras marcas que salieron de este centro fue Raid, en 1955, y al año siguiente apareció Glade. El repelente de mosquitos Off debutó en el mercado en 1957 y, al principio, se promocionaba como un producto "hecho por los fabricantes de Raid".

Parte del desarrollo de Off también fue posible por un desarrollo estadounidense pensado para el ejército: el DEET. Se trata de un compuesto químico que interfiere con los receptores de los insectos y los confunde. En realidad, el DEET fue creado en 1946 por el Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos para que los soldados se protegieran de posibles enfermedades. En los 50 lo liberaron para su uso general.

En la Argentina, SC Johnson es líder en el negocio de insecticidas y ostenta un 80% de participación de mercado en el segmento enfocado en mosquitos. Ahí juega con Off, Raid y Fuyi - la adquirió en 1997. En 2003 también le había comprado a Bayer su marca de repelentes (Autan), sin embargo dejó de comercializarla. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios