Cambió de nombre

La marca de café que se vendía a caballo en 1890 y el origen religioso de su nombre: la historia de La Morenita

Ahora pertenece al grupo La Virginia, pero nació como un proyecto de importación y fabricación de café en Buenos Aires y Rosario.

En el mundo se sirven alrededor de 30.000 tazas de café por segundo. Si bien en la Argentina el mate tiene su arraigo cultural, la humeante y oscura infusión también tiene a sus fanáticos. Y no se trata de un boom de los últimos años ya que algunas marcas que están presentes en las góndolas llevan más de 100 años en el mercado. Una de las más longevas del rubro es La Morenita, que empezó su camino en 1890.

Justo G. Padilla fundó su empresa ese año con el objetivo de importar y producir café. Empezó con un local sobre la calle Carlos Calvo al 1550 y otro establecimiento en Rosario, Santa Fe. En ese entonces el café se vendía por peso y era molido a la vista de los clientes. Los vendedores de la empresa recorrían a caballo las calles de Buenos Aires ofreciendo el producto. Varias décadas después sus sucesores conformaron J.G. Padilla para manejar el emprendimiento familiar.

El origen del nombre

Se cree que el nombre de la marca tiene un trasfondo religioso. "La Moreneta" es el apodo con el que se conoce a la Virgen de Montserrat. Durante las invasiones musulmanas en territorio español en el siglo VIII, los cristianos escondieron su figura y un siglo más tarde, cuando fue encontrada, el paso del tiempo le había dado un color más oscuro. 

La primera locación de la firma de Padilla se encontraba a solo dos cuadras del barrio porteño de Montserrat, aunque este recién fue oficializado con ese nombre en 1972.

Hora de crecer

La compañía se industrializó, abandonó la venta a caballo y pasó a fabricar y envasar con su marca para venderle a los almacenes. En los 60 lanzó una campaña con la por entonces joven cantante Violeta Rivas para promocionar La Morenita.

Con el tiempo fue ampliando su portafolio de productos. Lanzó la marca de té Finca Brisson y el cacao en polvo Súper Pibe. Esta última estaba inspirada en el personaje de Titanes en el Ring encarnado por Sergio Vertone.

Venta a La Virginia

Los Padilla se desprendieron de la marca en los primeros años del 2000. Se la vendieron al grupo La Virginia, otro de los grandes jugadores del negocio cafetero. 

Esta compañía había sido fundada por el asturiano Francisco Rodríguez en 1915 y durante el comienzo del siglo XXI encaró una serie de adquisiciones para robustecer su cartera. Por caso, en 2005 le compró la marca Chocolino a la francesa Danone y cinco años después se quedó con Giacomo Capelettini, de Cepas.

En 2019 la marca cambió su nombre. Ahora se llama "Morenita".

Hoy en la góndola ambas etiquetas no tienen una gran diferencia de precio. Los 500 gramos de café molido torrado de La Virginia cuestan $ 675, mientras que el mismo formato de La Morenita se consigue por $ 659. Desde 2019 el grupo rosarino encaró una renovación de la marca creada por la familia Padilla y la misma pasó a llamarse "Morenita" a secas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios