Historias de marcas

Fantoche cumple 60 años: la creación del alfajor triple, el pacto con Jorgito y su paso por el fútbol

Produce 1 millón de alfajores por día en su fábrica y recientemente emprendió una expansión de portafolio para transformarse en una alimenticia. Los secretos detrás de su crecimiento.

En esta noticia

El negocio de los alfajores en la Argentina tiene muchos jugadores. Desde grandes nombres industriales con un amplio abanico de marcas hasta PyMES dedicadas exclusivamente a esta golosina. Pero no todos pueden inflar el pecho y decir que crearon una nueva versión del alfajor que revolucionó la industria. Fantoche, pionera del triple, cumple 60 años desde su fundación y ahora se encuentra en plena transformación en una compañía de alimentos.

La marca nació en 1964 con una planta en Villa Lugano que hoy produce cerca de 1 millón de alfajores por día. En estas seis décadas vivió crisis, grandes crecimientos, alianzas futboleras y pactos con otras empresas alfajoreras. Sin embargo, antes de convertirse en un player relevante del segmento, la familia fundadora se dedicaba a otro rubro.

Los hermanos Diéguez trabajaban como transportistas. Primero de pasajeros, con vehículos propios y luego de mercadería. Junto a sus primos, los López, fundaron la sociedad Dielo y distribuían productos entre las tiendas y almacenes de Mataderos y Linieras. Uno de sus proveedores era una pequeña fábrica de alfajores y pan dulces.

Las primeras producciones de Fantoche se comercializaban en lata.

El negocio de distribución poco a poco dejó de ser rentable, entonces los Diéguez compraron esa planta golosinera ubicada en Villa Lugano. Según cuenta la leyenda, una de las máquinas de la fábrica tenía grabada la palabra "fantoccio", que en italiano significa títere. Eso inspiró a los hermanos que en 1964 lanzaron su marca de alfajores Fantoche.

La creación del alfajor triple

Al principio la producción era un proceso muy artesanal. Cada alfajor se envolvía a mano y se vendía en formato lata. El segmento estaba en pleno crecimiento con marcas como Guaymallen (1945) y la marplatense Havanna (1948) dando sus primeros pasos de expansión. Sin embargo, una idea cambiaría el rumbo de la compañía.

Celso Diéguez llegó a la fábrica con una propuesta: agregarle una capa más a los alfajores. "La gran innovación del alfajor argentino", resaltan desde la firma. El lanzamiento del alfajor triple fue un éxito, en particular en los 80. Fantoche decidió no invertir en publicidad, sino que apostó por la difusión boca a boca entre kioscos y consumidores.

Dielo, dueña de Fantoche, produce 1 millón de alfajores por día en su fábrica en Villa Lugano.

En 1985, Fantoche registró oficialmente el ‘alfajor triple' y así evitó que otras marcas pudieran lanzar su propia versión con este nombre. Por eso el resto de los alfajores de los kioscos utilizan sinónimos como tricapa, X3 o tres pisos para sus packaging.

El pacto con Jorgito

El boom del alfajor llamó la atención de las empresas de galletitas que en los 80 decidieron poner un pie en el negocio. Así llegaron las propuestas de Bagley, Terrabusi y Arcor.

Por eso, Fantoche y Jorgito, fundada en 1960, hicieron un pacto y se repartieron el territorio nacional para no gastar esfuerzos en abarcar todo el mercado. Los Diéguez se quedaron con el interior, principalmente el Litoral y Córdoba, mientras que Jorgito se enfocó en la Ciudad de Buenos Aires.

Los alfajores helados son una de las novedades de su portafolio. También sumaron galletitas y snacks.

La crisis económica del 2001 impactó de lleno de la empresa, que durante un tiempo tuvo que cerrar su fábrica algunos días de la semana. Apeló al perfil bajo por algunos años, no obstante no salió del mercado. También supo tener su participación en el mundo del fútbol. Fue sponsor en la camiseta de Yupanqui, cuyo estadio se encuentra a 20 cuadras de la fábrica.

Llegada a EE.UU.

Tras recuperarse Fantoche encaró una nueva estrategia para recuperar terreno: conquistar al público joven. Realizaron alianzas de cobranding con Los Simpson y La Granja de Zenón, también innovaron con nuevas opciones de alfajores, como el reducido en calorías Sport.

En 2020 realizaron un homenaje a sus fanáticos con el lanzamiento de un lote de alfajores cuádruples que se sortearían entre los seguidores de la marca. Su portafolio también incluye galletitas, panes dulces, postres, helados y recientemente incursionaron en el mundo de los productos salados. No obstante, los alfajores se llevan el 40% de las ventas.

A su vez, la estrategia renovada de Fantoche lo llevó a poner un pie en el exterior. En 2021 exportaron su primer lote de alfajores triples y minis a los Estados Unidos para seducir al público latino y a los argentinos expatriados.

Temas relacionados
Más noticias de historias de marcas

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.