Cómo acceder

La oportunidad que todavía pocos conocen para comprar departamentos a estrenar con cuotas en pesos

Frente a un mercado adverso, los desarrolladores salen a competir con opciones de pagos en cuotas que se pagan incluso después de tomar posesión del inmueble. Cuáles son los nuevos departamentos para acceder hoy mismo.

El mercado inmobiliario argentino vive un momento particular. Con precios generales en caída -los precios de las propiedades cayeron un 35% entre principios de 2019 e inicios de 2022 (según datos del ROI, el Registro de Operaciones Inmobiliarias)- y una situación de sobrestock en el rubro de los usados, aquel que se encuentre en condiciones de comprar va a jugar con las cartas a su favor.

Según datos del ROI, la gran mayoría de las propiedades que se publican se encuentran por fuera del precio de mercado: apenas el 11% está en precio, y luego hay un 19% que se encuentra en lo que denominan "zona de oportunidad", lo que representa a 26.200 departamentos, casas y PHs con precios para aprovechar.

Frente a esto, los desarrolladores tienen que salir a competir para encontrar el match perfecto para sus unidades. Es por eso que se está viendo cada vez más opciones de financiamiento en cuotas que se ofrecen incluso después de la posesión. 

"Para que las constructoras que tienen un edificio terminado puedan competir con edificios de pozo (con el financiamiento) se está dando que ofrecen cuotas post posición. Por ejemplo, se paga un 40 por ciento de adelanto, se toma posesión del inmueble y el saldo se paga en 30 o 36 cuotas en pesos ajustadas por CAC", menciona Manuel Mel, de Raúl Mel propiedades, firma que ya está trabajando con varios desarrollos que ofrecen ventas con esta modalidad.

Uno de los edificios de la desarrolladora RSK ya terminado con la posibilidad de pagar en cuotas.

Con este tipo de financiamiento ofrecen un edificio en Guatemala y Scalabrini Ortiz, con unidades de 1, 2 y 3 ambientes, en pleno barrio de Palermo. También en Belgrano, en Mendoza al 3200, unidades de 3 y 4 ambientes con terrazas propias.  Y menciona otro caso en Gorriti y Dorrego, también en la zona de Palermo. "Esto está pasando ahora y no lo hacen todos. Hay mucho emprendimiento que empieza a destacarse por esto", menciona.

Estas unidades son obras de la desarrolladora RSK. "Son unidades que quedaron sin vender y se pide un anticipo en dólares del 20 o 30 % con la posesión y después se hace un plan de pago de entre 30 y 40 cuotas en pesos ajustadas por CAC. Si sos inversor podés comprar y alquilar y con eso ir pagando las cuotas", menciona Augusto Camacho, socio de la firma.

Camacho agrega que hoy tiene disponibles unas 40 unidades con posibilidad de pago en cuotas post posesión. Esta es una gran oportunidad para aquellos que quieren acceder a un departamento a estrenar con el beneficio del pago en cuotas que tradicionalmente ofrece la compra en pozo, pero que no quieren esperar a la obra. Incluso, es una buena posibilidad para inversores que luego alquilen esa unidad en forma temporaria (que tiene montos más elevados que un alquiler tradicional) para ayudar a pagar la cuota mensual. 

Otro de los desarrollos terminados, con balcón aterrazado.

Sin embargo, Camacho aclara que todavía son pocos los que aprovechan esta oportunidad, tal vez por falta de conocimiento: "Se ve que todavía no lo vieron. Por ahí el inversor piensa que el negocio está en el pozo y no se fija tanto en los terminados. Pero hoy alquilándolo temporario es mucho más interesante", menciona.

Para Mel, el comprador hoy tiene grandes posibilidades de negociación en todo este proceso, y las constructoras lo ofrecen para apalancar otras obras: "No pasa por ubicación sino por cantidad de unidades vendidas. No van a vender todo el edificio de esta forma, es por algunas unidades. Es una oportunidad para el comprador", acota y menciona que también están trabajando con esta modalidad con desarrollos de GMB Group en Palermo (en Arévalo 1385 y Arévalo 1379 con amenities de 2 y 3 ambientes) y en Villa Urquiza (en Mendoza 5585).

"Mientras tengamos unidades disponibles lo vamos a seguir haciendo. Es un recurso para cuando las ventas son bajas, pero no todos lo pueden hacer. Para hacerlo tenés que tener muchos emprendimientos nuevos para aplicar a otras obras. Y se puede extender mientras sigamos construyendo", agrega, por su parte, Camacho para quien se trata de una práctica que se pone en marcha por primera vez atraer a los inversores.

"Nosotros nos podemos bancar la financiación porque tenemos capital y así ayudamos a traicionar, lo que nos permite hacer más edificios. Hoy vender está mucho más difícil que en otras épocas, entonces tenés que apelar a todo lo que tengas a mano. Acá se invierte el riesgo, el riesgo es mio", concluye. 

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios