ASEGURAN IMPORTANTE PÉRDIDA DE RENTABILIDAD

Supermercados chinos se mudan al interior empujados por las grandes cadenas

En los últimos seis meses cerraron 300 autoservicios asiáticos en Buenos Aires. Otros se trasladan desde los grandes centros urbanos a localidades más pequeñas

Ante el avance de las cadenas de retail y los mayoristas, los supermercados chinos están cerrando sus puertas o trasladándose a localidades más pequeñas. Así lo confirmó en diálogo con El Cronista Miguel Angel Calvete, director de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas, que agrupa a más de 6000 comercios de origen asiático a nivel nacional.

"En los últimos seis meses, cerraron unos 300 supermercados chinos, principalmente en la ciudad de Buenos Aires, La Plata y Mar del Plata. Esto es un 5% de los comercios que hay en el país", detalló Calvete. "La mitad de ellos reabrieron en pueblos de la provincia de Buenos Aires".

"Hay una saturación del mercado, por la caída del consumo, y el avance de los mayoristas y cadenas de retail, que están abriendo formatos de proximidad y compiten directamente con los comercios barriales", destacó Calvete.

Según la consultora Kantar WorldPannel, el repunte del consumo masivo registrado entre septiembre y noviembre, se cortó en diciembre. Esto repercutió en todos los canales de comercialización, pero "fortaleció a las segundas marcas y los mayoristas". Este canal fue el de mayor crecimiento el año pasado, al sumar 500 mil clientes nuevos y alcanzar el 47% del mercado. "Los hogares van al mayorista para ahorrar haciendo compras grandes; el ticket creció un 41%, o sea por sobre la inflación", explicó Federico Fillipponi, director de Kantar.

Además de los formatos de proximidad que lanzaron los supermercados, también mayoristas como Diarco hicieron lo propio, abriendo locales al público en la ciudad y el Gran Buenos Aires.

En este escenario, "los chinos no tienen el poder de compra de las grandes superficies, pero hacen compras centralizadas y cooperativas. Tampoco pueden ofrecer descuentos con tarjetas porque ese es un negocio de las cadenas, por lo que tienen que generar promociones propias, con menos margen de ganancia", apuntó Calvete. Hoy, "las cadenas de retail tienen en el país una rentabilidad de 10% a 12%, cuando en Europa no supera el 5%. Y en los chinos esa rentabilidad es del 5% al 8%", agregó. Los autoservicios asiáticos tampoco participan del programa Precios Cuidados (aunque lo hicieron por un tiempo durante el anterior gobierno). "No adhirieron porque ya tienen productos más económicos, por lo general provenientes de pymes que tampoco entraron en este programa", explicó el directivo. "Además, la ley que prohibe a las grandes superficies instalarse en los centros urbanos no se está cumpliendo en la provincia de Buenos Aires, por lo que estamos elevando una protesta formal al gobierno junto a la CAME", destacó.

En tanto, Calvete negó que se estén cerrando supermercados chinos por cuestiones impositivas, a pesar de que en diciembre la Afip clausuró casi 50 autoservicios bonaerenses por "infracción fiscal". Sin embargo, desde el organismo recaudador también desmintieron que haya una campaña de fiscalización dirigida a este tipo de comercios, o que presenten mayor número de incumplimientos que otros.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día