Salud

Sin medicamentos: cinco trucos caseros para bajar la fiebre en un santiamén

Estos métodos que puedes seguir en casa ayudarán en los contextos en que el cuerpo manifieste temperaturas altas.

Es sabido que al momento de ser diagnosticado con fiebre, es posible estar incubando alguna infección que afecte de manera directa el buen funcionamiento del organismo.

Registrar una elevada temperatura corporal no es una enfermedad en sí, sino un síntoma de otro padecimiento que se acompaña con otras manifestaciones, tales como: sudoración, escalofríos y temblores, dolor de cabeza, dolores musculares, irritabilidad, pérdida del apetito, deshidratación, debilidad general, entre otras.

En ese sentido, la primera recomendación que se lleva a cabo es la de consultar ante especialistas para que puedan brindar el tratamiento adecuado. 

En la gran mayoría de los casos, seguir los consejos de un médico implica tomar ciertos recaudos, como puede ser la ingesta de medicamentos. No obstante, en caso de no contar con los fármacos recetados existen algunos métodos naturales que permiten combatir la fiebre.

Crearon un tratamiento para bajar el colesterol malo que revoluciona la medicina para siempre

¿Pandemia en Europa? El extraño virus letal que pone en alerta a las autoridades

¿Cuáles son los trucos caseros para tratar la fiebre?

El cuerpo puede encontrarse atravesando un estado febril cuando la temperatura corporal es igual o supera los 38,3 °C. Para intentar combatirla, sin consumo de medicamentos, deben seguirse una serie de rutinas, tales como:

 Aplicarse paños húmedos

Si bien no es una estrategia que en sí baje la temperatura corporal, contribuye a aliviar el malestar producido por distintos síntomas. Así lo expuso un artículo divulgado en National Center for Biotechnology Information, donde se aclaró esta estrategia puede servir para refrescar el cuerpo ante una eventual subida de temperatura.

Las compresas no deben estar heladas ya que podría influir en generar aún más escalofríos. Se recomienda mojarlas con agua a temperatura ambiente y aplicarlas en zonas tales como la cabeza, las axilas, los pies y la ingle.

Algunas manifestaciones que produce la fiebre tienen que ver con la sudoración, los escalofríos y temblores. Foto: Archivo

Guardar reposo

Por más complejo que resulte, es necesario mantenerse descansado y no realizar movimientos bruscos que demanden un gran gasto de energía

Guardar reposo se vuelve fundamental, ya que cualquier actividad que no permita el alivio del cuerpo podría contribuir a ralentizar el combate contra la fiebreLo más conveniente es suspender las actividades cotidianas, sobre todo si implican un esfuerzo físico importante.

Tomar una ducha tibia y desabrigarse

La temperatura tibia del agua en la ducha cumple un rol similar al de los paños húmedos. El objetivo es reducir el malestar y disminuir la temperatura corporal.

Cabe destacar la importancia de que el agua se encuentre tibia, ya que si la temperatura es muy baja podría producir un shock térmico. En la misma línea, no arroparse demasiado para evitar el malestar. Se aconseja llevar ropa ligera y siempre consultar con un médico.

 Beber líquidos saludables

La ingesta de bebidas sanas que mantienen el equilibrio del organismo ayudan a combatir la fiebre. El aumento de la temperatura corporal puede derivar en la deshidratación o pérdida de fluidos corporales, por lo que se aconseja tomar mucha agua y mantenerse hidratado con distintos tipos de líquidos, tales como: 

  • Agua.
  • Jugos.
  • Caldos.
  • Soluciones de rehidratación oral

Tomar platos ligeros

En la misma línea que las bebidas, los platos también deben ser saludables. En el proceso de recuperación, es recomendable consumir platillos livianos, tales como las cremas de verduras y caldos.

Además, entre las comidas que más ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, se encuentran: 

  • Frutas y vegetales.
  • Pollo y pescados.
  • Frutos secos y semillas.
  • Legumbres.
  • Cereales integrales.
Temas relacionados
Más noticias de fiebre