Salud

¿Qué es la dieta atlántica? El poderoso método casero con el que podrás frenar el envejecimiento y prevenir la diabetes

A la hora de iniciar este tipo de alimentación, existen una serie de productos que no pueden faltar en los distintos platillos.

En esta noticia

Es sabido que para mantener el organismo en equilibrio es de suma importancia acompañar la rutina personal no sólo de la realización de actividad física sino también del seguimiento de un plan alimenticio saludable, como lo es la dieta atlántica.

Para evitar padecer enfermedades graves a largo plazo, el seguimiento de un régimen que permita incorporar los nutrientes que el cuerpo necesita se vuelve fundamental.

En este aspecto, la dieta atlántica ha tomado popularidad en el último tiempo por ofrecer una gran variedad de productos que no sólo contribuyen a añadir sabor a los distintos platillos, sino también que puede prevenir diversas afecciones, como la diabetes.

La fruta milagrosa rica en colágeno y antioxidante que te hará lucir más joven

Los 7 síntomas que te indican que en un mes vas a sufrir un ACV

¿Cómo se compone la "dieta atlántica"?

Este tipo de plan alimenticio es popularmente conocido en regiones europeas, como España y Portugal. Se trata de un régimen similar al de la dieta mediterránea, que se centra en productos de temporada caseros, frescos, locales y mínimamente procesados.

Concretamente, la dieta atlántica evita las carnes rojas y el vino, e incorpora a su lista de alimentos predilectos productos como:

Algunos de los alimentos que componen la dieta atlántica son el pescado, los mariscos, la leche, el queso, el pan, entre otros. Foto: Bing.

¿Qué beneficios tiene seguir una "dieta atlántica"?

A partir de un estudio realizado en España, que contó con la participación de 231 familias (con un promedio de edad de 47 años) que seguían la dieta atlántica durante 6 meses, las personas contaban con un 68% menos de probabilidades de ser diagnosticadas con síndrome metabólico.

En este aspecto, las conclusiones llegaron acompañadas de los grandes beneficios que proporcionaba este tipo de plan alimenticio, entre los que se destacaban la capacidad para:

Evitar el estreñimiento

Las frutas, verduras, hortalizas, leguminosas y cereales integrales que componen la dieta atlántica son ricas en fibra, lo que contribuye a mejorar la salud intestinal. 

Concretamente, regula el equilibrio de la flora, permitiendo a quienes sufren de estreñimiento poder percibir un alivio.

Prevenir la diabetes

Una de las principales características de la dieta atlántica tiene que ver con ser altamente hidrocarbonada e integrar vegetales, lo que le permite al individuo que la sigue registrar un índice glucémico bajo.

Este tipo de alimentación se vuelve un aliado fundamental para las personas que padecen diabetes y necesitan mantener un estricto control de la glucemia.

En la misma línea, es una de las dietas recomendadas para quienes sufren de sobrepeso u obesidad, ya que al otorgar una mayor saciedad cuando se consume permite controlar el apetito.

Frenar el envejecimiento

Las frutas, las verduras y el aceite de oliva, todos productos que integran este tipo de dieta, son ricos en antioxidantes, que combaten los radicales libres y frenan el deterioro celular.

En este aspecto, aquellos alimentos proteicos de alto valor biológico colaboran en el crecimiento, mantenimiento y regeneración de los tejidos corporales, retrasando la aparición de las primeras marcas del envejecimiento.

Temas relacionados
Más noticias de Salud