Nutrición

No es chocolate: el alimento que tiene el mismo sabor y pueden comerlo los diabéticos

La principal característica que guarda este ingrediente es su similitud con el cacao, lo que lo vuelve su remplazante natural para muchos platillos.

En esta noticia

Algunas enfermedades por las que puede atravesar el ser humano impiden el consumo de ciertos alimentos. Las personas que padecen diabetes, por ejemplo, deben prestar especial atención a los productos que ingieren y evitar algunos con altos niveles de azúcares, ya que elevan la cantidad de glucosa.

En este sentido, el chocolate puede no ser el mejor aliado al momento de preparar platillos o postres, por lo que en ocasiones se recomienda reemplazarlo por una alternativa más saludable y con un sabor similar al del cacao: la algarroba.

Un estudio publicado en Plant Foods for Human Nutrition, reveló las propiedades nutricionales de este producto, que proviene de una vainas alargadas (de hasta 20 centímetros de largo).

Para ser utilizadas, deben secarse, tostarse y pulverizarse. El resultado es un producto muy parecido al chocolate en cuanto a consistencia, sabor y color.

Chollazo de Navidad en Mercadona: estos son los mejores los turrones para disfrutar y compartir en las fiestas

Chocolate santo: el alimento que puede curarte y hacerte feliz en un santiamén

¿Cuáles son las características de la harina de algarroba?

Entre las propiedades nutricionales con las que cuenta este ingredientes, se destaca que aporta:

  • Entre un 3 % y 4 % de proteína.
  • Bajo contenido graso.
  • Fibra dietética.
  • Entre un 48 % y un 56 % de azúcares naturales (principalmente sacarosa, glucosa y fructosa).
  • Bajo contenido de alcaloides.
  • Polifenoles (taninos, flavonoides, ácidos fenólicos).
  • Minerales, tales como el calcio, magnesio, hierro, manganeso, zinc, entre otros.
  • Vitaminas E, D, C, niacina, B6 y ácido fólico.
  • Es libre de gluten.

Una de las grandes ventajas que ofrece la algarroba es que se trata de un alimento dulce en su estado natural, por lo que no requiere añadir azúcares artificiales al momento de utilizarlo en preparaciones.

La harina de algarroba se obtiene a partir del secado, tueste y pulverizado de las vainas. Foto: Archivo

En este sentido, es una de las recomendaciones de ingesta que más reciben las personas que padecen de diabetes o con distensión abdominal. Si bien el chocolate en sí mismo, en cantidades controladas, no es perjudicial para la salud, para ciertos tipos de personas con distintas afecciones podría representar un inconveniente.

La receta para consumir algarroba

Una de las recetas más fáciles de seguir es la de la barrita energética. Se trata de una alternativa saludable para aquellos momentos en los que se abunda el hambre de algo dulce entre comidas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de harina de algarroba (30 g)
  • 3 cucharadas de pasas de uva (30 g)
  • 5 cucharadas de mantequilla (75 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 2 cucharadas de coco rallado (20 g)
  • 8 cucharadas de harina de avena (80 g)

Preparación

  1. Mezclar la harina de algarroba con la mantequilla  derretida.
  2. Mientras se calienta a fuego lento, añadir el resto de los ingredientes: la miel, la harina de avena, las pasas y el coco rallado.
  3. Cocinar durante 10 minutos y retirar del fuego.
  4. En un molde, al que previamente se le colocó un papel vegetal, verter la masa y hornear durante 30 minutos.
  5. Retirarlo del horno, dejar enfriar y cortarlo en pequeñas porciones.

Temas relacionados
Más noticias de Chocolate