Turismo

Los túneles ocultos de CDMX que esconden una oscura leyenda religiosa: ¿cómo se utilizaban?

Ubicados en lo que hoy es la alcaldía de Cuajimalpa, este sitio turístico se ha vuelto epicentro de los más grandes misterios de la zona.

En esta noticia

Una de las múltiples facetas que definen a la Ciudad de México (CDMX) es su alto nivel de contaminación acústica, habiendo llegado a superar incluso los límites que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) establece para la seguridad auditiva.

En este contexto, resulta difícil encontrar espacios dentro de la capital donde los pobladores puedan experimentar un momento de relax y tranquilidad.

Entre las excepciones, ubicado en lo que hoy es la alcaldía de Cuajimalpa, aparece como destino turístico legendario el Desierto de los Leones, un convento del siglo XVII que estuvo habitando por religiosos y que esconde un sin fin de leyendas y mitos.

Seis lugares mágicos para conocer en estas vacaciones

El pueblo de Andorra cerca de Barcelona que es ideal para visitar en invierno

¿Por qué se llama Desierto de los Leones?

Por más de dos siglos, la zona funcionó como un refugio de la Orden de los Carmelitas Descalzos, quienes construyeron ahí su convento en 1605. 

Recibió el nombre del "Desierto de los Leones" por encontrarse en una zona deshabitada y silenciosa, y haber tenido como representante legal de los carmelitas a la familia León, según consigna el Gobierno de México.

Tras la guerra de Independencia, el convento fue desocupado y pasó a manos del estado, que lo hizo funcionar temporalmente como un cuartel militar y un campo de maniobras. 

Por una gran cantidad de décadas, el mismo fue abandonado 27 de noviembre de 1917, cuando fue declarado parque nacional por el presidente de aquel entonces, Venustiano Carranza. Se trata del primer sitio de todo el país en recibir esta distinción.

Sin embargo, su más grande atractivo lo han despertados las leyendas que se ocultan detrás y que dejan en evidencia una historia plagada de misterios y mitos urbanos.

¿Qué leyenda esconde detrás el convento?

Uno de los túneles en los que los monjes eran castigados. Foto: Wikimedia Commons / Valeria González Padilla

Al haber sido habitando por religiosos durante siglos, el convento era un epicentro de distintas actividades, tales como la lectura, la oración, y el trabajo de la tierra. En estas circunstancias, las estrictas reglas bajo las que se encontraban sólo admitían el cumplimiento, ya que la desobediencia era motivo de castigo.

En este aspecto, una de las tantas leyendas que rondan el lugar revelaba que los monjes que no acataban adecuadamente con las órdenes impuestas sufrían severas consecuencias. 

Algunas personas aseguran que hoy en día se escuchan gritos. Foto: Wikimedia Commons / Valeria González Padilla

Entre ellas, trascendió los encierros que sufrían en los túneles que se encontraban bajo la edificación. Los mismos eran característicos por ser húmedos y oscuros

En estos pasadizos, que hoy se encuentran abiertos al público, los religiosos eran llevados para reflexionar sobre sus actos. Uno de los mitos que más fuerza ha tomado en el último tiempo es el de las voces, gritos y oraciones que se escuchan hoy en día y que serían de los castigados que habrían sufrido sus penas allí.

Temas relacionados
Más noticias de Turismo