¿Qué es AUKUS? El nuevo pacto militar entre Estados Unidos, Australia y el Reino Unido para contrarrestar a China

Estados Unidos y el Reino Unido apoyarán a Australia en la adquisición de submarinos de propulsión nuclear. Quiénes ganas y quiénes pierden con el acuerdo

China denunció este jueves una nueva alianza de seguridad en el Indo-Pacífico entre Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia, afirmando que este tipo de alianzas no deben dirigirse a terceros países y advirtiendo de una intensificación de la carrera armamentística en la región.

En virtud del acuerdo, denominado AUKUS, Estados Unidos y Gran Bretaña proporcionarán a Australia la tecnología y la capacidad de desplegar submarinos de propulsión nuclear.

Francia, que pierde su propio acuerdo de submarinos con Australia, calificó los planes de brutales e imprevisibles.

Estados Unidos: uno de cada 500 habitantes murió por coronavirus

Estados Unidos y sus aliados buscan formas de contrarrestar el creciente poder e influencia de China, en particular su acumulación militar, la presión sobre Taiwán y los despliegues en el disputado Mar de China Meridional.

El presidente estadounidense, Joe Biden, el primer ministro británico, Boris Johnson, y el primer ministro australiano, Scott Morrison, no mencionaron a China por su nombre en el anuncio conjunto, y altos funcionarios de la administración de Biden, que informaron a los periodistas con antelación, dijeron que la asociación no tenía como objetivo contrarrestar a Beijing.

Pero el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, dijo que los tres países estaban "dañando gravemente la paz y la estabilidad regionales, intensificando una carrera armamentística y perjudicando los esfuerzos internacionales de no proliferación nuclear".

"China siempre cree que cualquier mecanismo regional debe ajustarse a la tendencia de paz y desarrollo de la época y ayudar a mejorar la confianza mutua y la cooperación... No debe dirigirse a ninguna tercera parte ni socavar sus intereses", declaró en una sesión informativa periódica en Beijing.

EE.UU: la inflación subió menos de lo esperado y la Fed tiene más margen para decidir sobre el tapering

Johnson dijo que el pacto no pretendía ser adverso y afirmó que reduciría los costos de la próxima generación de submarinos nucleares británicos.

"Ahora que hemos creado AUKUS esperamos acelerar el desarrollo de otros sistemas de defensa avanzados, incluidos los cibernéticos, la inteligencia artificial, la computación cuántica y las capacidades submarinas", dijo Johnson al Parlamento.

La asociación pone fin al acuerdo de 2016 de Australia con el constructor naval francés Naval Group para construir una nueva flota de submarinos por valor de u$s 40.000 millones para reemplazar sus submarinos Collins de más de dos décadas de antigüedad, dijo un vocero de Morrison a Reuters. 

Francia acusó a Biden de apuñalarla por la espalda y de actuar como su predecesor Donald Trump.

"Esta decisión brutal, unilateral e imprevisible me recuerda mucho a lo que hacía el señor Trump", dijo Le Drian a la radio franceinfo. "Estoy enfadado y amargado. Esto no se hace entre aliados".

Los tres mandatarios subrayaron que Australia no va a desplegar armas nucleares, sino que va a utilizar sistemas de propulsión nuclear para los buques para protegerse de las amenazas.

"Todos reconocemos el imperativo de garantizar la paz y la estabilidad en el Indo-Pacífico a largo plazo", dijo Biden.

"Tenemos que ser capaces de abordar tanto el entorno estratégico actual de la región como su posible evolución, porque el futuro de cada una de nuestras naciones y, de hecho, del mundo, depende de que un Indo-Pacífico libre y abierto perdure y florezca en las próximas décadas", afirmó.

Morrison afirmó que Australia cumplirá todas sus obligaciones en materia de no proliferación nuclear.

UN PAPEL FUERTE

Un funcionario estadounidense dijo que la asociación era el resultado de meses de compromisos por parte de líderes militares y políticos durante los cuales Gran Bretaña -que recientemente envió un portaaviones a Asia- había indicado que quería hacer más en la región. 

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, recibió con satisfacción el enfoque en el Indo-Pacífico, pero dijo que los submarinos de propulsión nuclear de Australia no estarían permitidos en sus aguas territoriales.

Singapur afirmó que mantiene desde hace tiempo relaciones con Australia, Gran Bretaña y Estados Unidos y que espera que su agrupación contribuya a la paz y la estabilidad.

Japón dijo que el fortalecimiento de la cooperación en materia de seguridad y defensa de los tres países era importante para la paz y la seguridad.

Un funcionario estadounidense informó antes del anuncio que Biden no había mencionado los planes "en términos específicos" al líder chino Xi Jinping en una llamada el jueves pasado, pero sí "subrayó nuestra determinación de desempeñar un papel fuerte en el Indo-Pacífico".

Funcionarios estadounidenses dijeron que la propulsión nuclear permitiría a la marina australiana operar de forma más silenciosa, durante períodos más largos, y proporcionar disuasión en todo el Indo-Pacífico.

El jefe de la política exterior de la UE, Josep Borrell, dijo que la nueva asociación, sobre la que la UE no fue consultada, mostraba la necesidad de una política exterior europea más asertiva.

Biden dijo que los tres gobiernos pondrán en marcha un periodo de consultas de 18 meses "para determinar todos los elementos de este programa, desde la mano de obra hasta los requisitos de formación, pasando por los plazos de producción" y para garantizar el pleno cumplimiento de los compromisos de no proliferación.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios