Nuevo paradigma

Notebooks: cómo son los equipos modulares que permiten cambiar los componentes

Frente a una oleada de computadoras portátiles que resultan desechables tras un par de años, cobra fuerza la tendencia de equipos actualizables en su hardware.

En esta noticia

Las notebooks tienen muchas ventajas para los usuarios en casi todos los ámbitos, lo que hoy las convierte en el tipo de computadora más elegida. Sin embargo, el formato puede encaminarse hacia una evolución, marcada por la modularidad y la flexibilidad para el recambio de los componentes.

Según los datos de IDC, las ventas de laptops casi triplican a la de computadora de escritorio. En 2022 se vendieron 207,5 millones de portátiles contra solo 76,9 millones de desktops. En tanto, los equipos desktop sobreviven en empresas, para uso como workstations profesionales o para el gaming. Para (casi) todo lo demás, las notebooks se consolidaron como la primera opción.

En la era del trabajo híbrido, la portabilidad es un atributo del que ya no se quiere prescindir. Además, las portátiles tienen un muy bajo consumo energético y no requieren de mucho espacio en el hogar.

Sin embargo, en medio del auge de las notebooks asoma un problema: su talón de Aquiles siempre fue su poca capacidad de actualización, lo que se agravó en los últimos años. En pos de ahorrar costos, cada vez más modelos vienen hoy con la memoria RAM, el microprocesador y hasta el almacenamiento SSD soldados, sin posibilidad de hacer un reemplazo.

Esto implica que el equipo no podrá expandirse para responder a nuevas necesidades y su utilidad declinará con el tiempo hasta que deba ser desechado y se convierta en otra pieza de basura electrónica.

Llegan las laptops modulares

Frente a una industria que genera equipos económicos de adquirir pero imposibles de actualizar en su hardware, pequeñas empresas comenzaron a impulsar una nueva variedad de equipos: las notebooks modulares, diseñadas desde el inicio para permitir el recambio y mejora de sus partes clave.

La marca más exitosa hasta el momento en este mercado creciente es Framework, que hoy ofrece tres modelos base que los usuarios pueden adquirir, además de componentes sueltos para los clientes que busquen realizar un upgrade.

Incluso, ofrece la posibilidad de comprar la computadora portátil ya lista para su uso o en forma de un kit para armar, que les permite ahorrarse algunos dólares a los usuarios que gustan de "meter mano" en esta clase de cuestiones.

Las notebooks de la marca Framework fueron diseñadas para ser actualizables.

Para darse una idea, un laptop Framework de 16 pulgadas armada y con Windows instalado cuesta hoy u$s 1.699 en los Estados Unidos, mientras que la versión para armar -que no incluye licencia para sistema operativo-, se vende por u$s 1.399. Las otras propuestas son equipos de 13" en grosor convencional o ultradelgado.

Si bien las laptops modulares pueden resultar más costosas que las convencionales de prestaciones similares, van camino a ser más accesibles. Por caso, Framework anunció la semana pasada un modelo de 13 pulgadas a u$s 500, aunque se entrega sin memoria ni almacenamiento, componentes que el usuario deberá procurarse por su cuenta.

Notebooks actualizables: opciones para los usuarios

Aunque equipos como los de Framework son positivos, son todavía costosos y difíciles de comprar para los argentinos.

Una opción cercana es optar por equipos de fabricantes tradicionales que ofrecen alguna modularidad. Tradicionalmente, Dell, Asus y otros permitieron reemplazar RAM, almacenamiento y, a veces, hasta el microprocesador. Esto puede facilitar una modernización a futuro y, así, lograr una extensión de la vida del producto por un costo moderado.

La clave está en revisar en profundidad las especificaciones antes de comprar, lo que puede resultar más o menos difícil, según la información que proporcione cada marca.

Temas relacionados
Más noticias de notebooks

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.