Alimentación saludable

Un estudio científico confirmó cuáles son las proteínas que no le deben faltar a las mujeres de 50 años para mantenerse saludables y envejecer mejor

Las proteínas vegetales son claves para mantenerse saludable a partir de los 50 años.

En esta noticia

En un mundo donde la alimentación y la salud van de la mano, un reciente estudio de la Universidad de Harvard ha destacado la importancia de las proteínas de origen vegetal para las mujeres que cruzan el umbral de los 50 años. 

Este descubrimiento sugiere una forma de envejecimiento más saludable y llena de vitalidad. Además, ofrece un enfoque revolucionario para la prevención de enfermedades crónicas, la protección del deterioro cognitivo y el mantenimiento de una buena salud mental y cardiovascular.

El ritual de las 7 monedas que tenés que hacer en la Luna Llena del 24 de febrero para cumplir todos tus deseos

Los 17 usos que le podés dar al vinagre para tener la cocina, los electrodomésticos y el baño totalmente limpios, desinfectados y sin manchas

La clave está en las proteínas vegetales: rejuvenecer a partir de los 50

Según un artículo publicado en Revista Clara la investigación de Harvard, liderada por Andres V. Ardisson Korat y publicada en The American Journal of Clinical Nutrition, analizó los hábitos alimenticios de más de 45.000 mujeres.

Se concluyó que aquellas que incorporan una mayor cantidad de proteínas vegetales en su dieta experimentan menores riesgos de desarrollar diabetes, enfermedades crónicas, y muestran una mayor protección frente al deterioro cognitivo y físico.

Este estudio destaca el papel nutritivo de las proteínas vegetales y subraya su riqueza en micronutrientes, fibra dietética y compuestos beneficiosos que superan, en muchos casos, a los de origen animal.

La alimentación, especialmente a partir de los 50 años, juega un papel crucial en el envejecimiento saludable. La inclusión de proteínas vegetales, junto con una dieta rica en nutrientes esenciales como calcio, vitamina D, vitamina B12, y ácidos grasos omega-3, es fundamental para mantener la salud ósea, muscular, cognitiva y del sistema inmunológico. 

Estudios de Harvard muestran que las proteínas vegetales reducen el riesgo de enfermedades crónicas. (Foto: Archivo)

Además, la suficiente ingesta de proteínas ayuda a prevenir la pérdida de masa muscular, un factor clave para conservar la movilidad y la fuerza en la vejez.

La Fundación de Alimentación Saludable resalta la importancia de una dieta equilibrada que incluya fibras, antioxidantes, y un control adecuado de porciones y nutrientes. 

Este enfoque integral favorece la salud digestiva y combate el estrés oxidativo. Además, es esencial para mantener un peso saludable y promover un envejecimiento lleno de energía y vitalidad. 

Las proteínas vegetales vienen acompañadas de fibra dietética, esencial para tu digestión. (Foto: Archivo)

Fuentes vegetales de proteína: esenciales para una dieta balanceada

El estudio de la Universidad de Harvard advierte la importancia de las proteínas vegetales en el proceso de envejecimiento saludable. Además, proporciona una lista detallada de alimentos que deberíamos considerar incorporar a nuestra dieta diaria. 

Estos incluyen una variedad de opciones tanto comunes como tal vez inesperadas, destacando su versatilidad y el valor nutricional que aportan:

  • Alimentos cotidianos: Entre las fuentes principales de proteínas vegetales se encuentran el pan, las verduras, las frutas, la pizza, cereales, pastas, productos horneados, puré de papas, nueces, frijoles y crema de maní.

  • Legumbres: Las lentejas, porotos, garbanzos y soja (esta última destaca por su alto contenido proteico, superior incluso al del pollo, según la Fundación Española de Nutrición) son fundamentales para aportar proteínas de alta calidad.
Incorporar frutos secos a tu dieta es una forma deliciosa de obtener proteínas vegetales. (Foto: Archivo)

La ciudad más tranquila del mundo queda en Europa, tiene salarios de U$S 6.000 y se puede emigrar desde Argentina

El ranking de los 10 países más antiguos del mundo: cuál es el único que queda en Latinoamérica del listado

  • Cereales y pseudocereales: La quinoa y la avena son ejemplos excelentes de alimentos ricos en proteínas vegetales, ofreciendo una base sólida para una alimentación nutritiva.

  • Frutos secos y semillas: Avellanas, almendras, castañas y semillas como las de lino y chía no solo son snacks saludables, sino también fuentes concentradas de proteínas.

  • Derivados de la soja: El tofu y tempeh se presentan como alternativas versátiles y ricas en proteínas, ideales para diversificar las fuentes de este nutriente esencial.

La recomendación de Harvard de asegurar que, al menos, la mitad de las proteínas en nuestra dieta provengan de fuentes vegetales (pudiendo llegar al 100% en dietas veganas o vegetarianas) nos hace reflexionar sobre nuestra alimentación diaria. 

Según la EFSA y la OMS, el requerimiento de proteína para la población es de 1,2 g por kg de peso al día, para mantener la masa muscular y facilitar otras funciones corporales, aunque estas necesidades pueden ajustarse según el perfil individual y condiciones de salud específicas.

Este enfoque promueve un estilo de vida más saludable, además de invitar a explorar la diversidad culinaria que ofrecen las proteínas vegetales.  Estas nuevas experiencias gastronómicas podrían beneficiar nuestra salud a largo plazo y fomentan un envejecimiento activo y lleno de bienestar.

Se recomienda consultar a un especialista antes de hacer cambios en tu dieta

Temas relacionados
Más noticias de Bienestar
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.