Estetica

Descubrimiento científico: según investigadores suecos, esta la forma más fácil de lucir 10 años más joven, sin cirugías ni tratamientos estéticos

Además de una dieta saludable, puede haber otros factores que influyan más significativamente en la percepción de la juventud y el bienestar.

En esta noticia

Investigadores de la Universidad de Estocolmo, Suecia, revelaron hallazgos impactantes sobre cómo mantener una apariencia más juvenil y parecer 10 años más joven sin necesidad de intervenciones quirúrgicas o procedimientos estéticos.

Contrario a la creencia popular que enfatiza en una alimentación equilibrada y actividad física regular, el estudio destaca que el factor clave para lucir más joven está vinculado con la duración del sueño.

La infusión poderosa hecha con una hierba medicinal que fija el calcio a los huesos y fortalece el pelo y las uñas: cómo prepararla

Roosevelt Dime: cómo es la particular moneda de 10 centavos de dólares que para los coleccionistas vale 800.000 euros

¿Dormir más te ayuda a lucir más joven? 

Investigadores de la Universidad de Estocolmo, encabezados por Leonie Balter del Departamento de Psicología, revelaron que la clave para mantener una apariencia más joven radica en una cosa tan simple como el sueño. 

Según su estudio publicado en Alimente+, dormir menos de ocho horas por noche puede hacerte sentir hasta diez años mayor de lo que realmente sos.

La somnolencia durante el día puede hacer que nos sintamos más viejos de lo que somos en realidad.(Foto: Freepik)

Balter y su equipo llevaron a cabo dos estudios distintos para demostrar cómo los patrones de sueño influyen en la percepción de la edad. 

En el primero, que involucró a 429 participantes de entre 18 y 70 años, se encontró que aquellos que no habían experimentado ningún día de sueño insuficiente en el último mes se sintieron en promedio 5,81 años más jóvenes que su edad real. Por cada noche de falta de sueño en el último mes, los participantes reportaron sentirse en promedio 0,23 años mayores.

En el segundo estudio, que implicó una restricción del sueño con 186 participantes de entre 18 y 46 años, se redujeron las horas de sueño a solo cuatro por noche durante dos días, seguidos de dos días de nueve horas de sueño cada noche. 

¿Cuáles fueron los resultados del estudio científico?

Los resultados fueron sorprendentes: después de la restricción del sueño, los participantes reportaron sentirse en promedio 4,4 años mayores que cuando habían dormido lo suficiente.

Los efectos del sueño en la percepción de la edad estaban relacionados con la calidad del sueño. Sentirse extremadamente alerta debido a un buen descanso nocturno se asoció con sentirse 4 años más joven, mientras que la somnolencia extrema se relacionó con sentirse 6 años mayor que la edad real.

Para Balter, estos hallazgos resaltan la importancia de proteger el sueño para mantener una sensación de juventud. Según los expertos, garantizar un buen descanso puede promover un estilo de vida más activo y fomentar comportamientos saludables. 

Así que, la próxima vez que extrañes la vitalidad de la juventud, recordá que el secreto para mantener esa sensación juvenil puede estar en unas cuantas horas adicionales de sueño.

La falta de sueño puede hacernos sentir más viejos de lo que realmente somos. (Foto: Unplash) 

La imponente iglesia abandonada en el medio del campo: la historia detrás de esta construcción que queda a 4 horas de CABA

Las frutas que no tenés que comer a la noche: estos son los motivos por los que hay que evitarlas en la cena

Consejos para mejorar la calidad del sueño

Para mantenernos jóvenes y llenos de vitalidad, es esencial cuidar nuestra calidad de sueño. Acá hay algunos consejos para mejorar el descanso nocturno:

  • Establecer una rutina de sueño: intentá acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto ayuda a regular el reloj interno del cuerpo y a mejorar la calidad del sueño.

  • Crear un ambiente propicio para dormir: mantené tu habitación fresca, oscura y tranquila. Considerá el uso de cortinas opacas, tapones para los oídos o una máscara para dormir si es necesario.

  • Evitar estimulantes antes de dormir: limitá el consumo de cafeína y alcohol, especialmente en las horas previas a acostarte. Estos pueden interferir con el sueño y dificultar conciliarlo.

  • Desconectar de dispositivos electrónicos: apagá los dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarte. La luz azul emitida por estas pantallas puede afectar la calidad del sueño.

  • Practicar técnicas de relajación: intentá técnicas como la meditación, la respiración profunda o el yoga antes de acostarte para calmar la mente y prepararte para dormir.

  • Limitar las siestas durante el día: si necesitás una siesta, asegurate de que no sea demasiado larga ni demasiado tarde en el día, para no interferir con el sueño nocturno.

Temas relacionados
Más noticias de ciencia
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.