Mercados

Wall Street opera con avances y busca cerrar la semana en máximos históricos.

El riesgo país se encuentra en torno a los 1597 puntos, después de haber superado los 1620 puntos este lunes.

Los principales índices de Wall Street operan al alza a comienzo del viernes e intentan cerrar la semana con signo positivo. El mercado se va tiñendo de verde a medida que los riesgos de la variante delta de coronavirus se disipan junto con buenos balances corporativos presentados en EE.UU.

Tanto el Dow Jones, como el S&P500 y el Nasdaq operan al alza este viernes, ubicándose cerca de sus máximos históricos. El Dow Jones sube 0,49%, seguido por el S&P500, que trepa 0,4% y el Nasdaq, que registra ganancias de 0,27%.

El Dow Jones y el S&P500 se encuentran apenas 1% por debajo de sus máximos históricos y de ser superados, el bull market iniciado en marzo de 2020 se vería reforzado.

Por su parte, en Europa las ganancias son aún más abultadas, con subas de 1,1% en el Stoxx600. La bolsa que más crece es la de España, con el Ibex35 ganando 1,5%. El CAC40 de París, por su parte, avanza 1,2%, al igual que el FTSEMIB de Milán.

Estas mejoras se dan ante la perspectiva de que los gobiernos no van a imponer nuevas restricciones económicos y a la circulación producto de la variante Delta. 

Es decir, no se esperan bloqueos, lo cual podría no generar impactos serios en el nivel de actividad y por lo tanto, las acciones y los mercados podrían seguir subiendo.

La tasa estadounidense se ubica en niveles de 1,3% y evidencia una fuerte baja desde sus máximos recientes de 1,75%. De todos modos, se ha recuperado en el margen desde mínimos de 1,14% vistos esta semana.

Juan Cruz Lekovic, fund manager de la gestora global Schroders, afirmó que la compresión de tasas de los bonos del Tesoro americano de las últimas semanas se explica casi 100% por el componente real de la tasa, mientras que la expectativa de inflación futura continúa anclada en el 2,3% anual.

"El movimiento de la tasa real, especialmente de largo plazo, suele estar asociado a la productividad del capital en primera instancia y al nivel de actividad en segunda instancia. Por lo tanto, la compresión observada debiera responder a un deterioro en las expectativas de crecimiento", dijo Lekovic. 

"Sin embargo, las estimaciones de Bloomberg todavía no reflejan ello. Incluso, los datos de PMI aún se ubican arriba, sustancialmente, del 50, indicando que la economía norteamericana continúa creciendo, con el sector industrial aun acelerando dicho crecimiento", agregó.

Activos locales

En este escenario, los bonos argentinos intentan acompañar las subas globales. Todos los tramos de la curva de ley extranjera operan con leves mejoras, del orden del 0,25% en promedio.

Aun así, los bonos siguen mostrando rendimientos elevados, del orden del 20% en la curva de ley local y del 19% en la curva de ley internacional, a la vez que las paridades de los mismos se ubican debajo del 40% en todos los tramos, lo que refuerza la desconfianza del mercado para con los activos de deuda argentinos.

En este marco, el riesgo país volvió a ubicarse en niveles similares a los del viernes de la semana pasada. 

El índice que mide JP Morgan se encuentra en torno a los 1597 puntos, después de haber superado los 1620 puntos este lunes. Así, el spread con respecto a la región se ubica en 1235 puntos, por debajo de los 1246 puntos del mes de junio.

En cuanto a las acciones argentinas, evidenciaron ciertas subas en las últimas jornadas, recuperando parte del terreno perdido en el último mes y medio.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) señalaron que el S&P Merval parece estar volviendo a la misma dinámica de enero-mayo de este año, con el índice lateralizando, con algunas subas fuertes seguido por correcciones igual de fuertes, y operando con muy poco volumen.

"Solo algunos papeles consiguieron asentarse en nuevos máximos después de mucho tiempo, tomando como ejemplo LOMA, TXAR y PAMP. Estas compañías coinciden en que, dentro de las del panel líder, son empresas de mayor calidad, mejor situación financiera, buen management. En cambio, gran parte de las compañías que cotizan en el Merval aún esperan un cambio de expectativas más fuerte para poder recuperar más su precio. Dado su complicada situación financiera y dificultades en las industrias donde operan, necesitan aún más previsibilidad para compensar el mayor riesgo que tienen", comentaron.

Hacia adelante, desde PPI entienden que lo más probable es que de acá a las elecciones no se vea ningún cambio en el plan económico ni que se modifiquen las expectativas.

"La fecha electoral, más allá del resultado, puede marcar el comienzo de noticias de mayor impacto en la economía y los mercados, dado que el Gobierno ahora está enfocado en obtener un buen resultado en las elecciones sin pretender grandes cambios en la economía en la previa electoral", remarcaron.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios