Política monetaria

Veranito cambiario: por qué el BCRA devalúa sin devaluar

El real se aprecia 10% en lo que va del año y la soja sube 36% desde noviembre pasado. Mejoran los términos de intercambio, sumado a la devaluación más acelerada por parte del BCRA.

Un viento de cola sopla en el corto plazo para la Argentina. La apreciación del real brasileño y el rally de la soja favorecen los términos de intercambio del país, los cuales se complementan con una aceleración del crawling peg que ha estado convalidando el Banco Central (BCRA). 

El real brasilero arrancó el año con una racha muy positiva, mostrando una apreciación del 12%. Son buenas noticias para la estratega cambiaria de la entidad que preside Miguel Pesce. 

La política monetaria contractiva de Brasil para combatir la inflación está dando sus frutos en una apreciación del tipo de cambio en el país vecino. El dólar en Brasil pasó de R$ 5,7 hasta los actuales R$ 5,12. 

En un escenario en el que el BCRA acelera el ritmo de devaluación del oficial para bajar la brecha y evitar que el peso se atrase, que el real se aprecie implica buenas noticias para la autoridad monetaria. Es que con la apreciación del real el peso gana competitividad y el BCRA devalúa sin devaluar.

A la apreciación del real se le suma otro factor clave que es el rally de la soja en los inicios del período de fuerte liquidación del agro. Con una soja en alza y cerca de máximos históricos, los exportadores se ven alentados a liquidar más y le permite al BCRA poder acumular divisas. O al menos, dejar de perderlas. 

En los últimos tres meses, la soja subió 37%, pasando de 1180 centavos bushel a los actuales 1600 centavos bushel.

Fernando Marull, director de FMyA, señala que existe actualmente un viento a favor global que le mejoran el tipo de cambio real al BCRA.

"Hay un viento a favor muy bueno con el real apreciándose, la soja subiendo, inflación internacional y el BCRA acelerando el crawling peg. Por lo tanto, vemos que hay 4 factores que le mejoran el tipo de cambio real al BCRA y le quitan presión. Estos factores contribuyen a que el dólar oficial deje de atrasarse y de hecho, esto se confirma al evidenciar que el tipo de cambio real está estable por lo menos hace 45 días", sostuvo.

Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS, también remarcó que en lo que va del año el real brasileño tuvo una buena performance contra el dólar, lo que favorece al Tipo de Cambio Real (TCR) del país. 

"La apreciación del real junto a la elevada inflación en Estados Unidos juegan a favor de la Argentina dado que la tasa de devaluación nominal del tipo de cambio requerida para mantener el Tipo de Cambio Real es menor que la necesaria si estos fenómenos no se dieran", explicó.

La apreciación del real se debe, en parte, a que el Banco Central de Brasil (BCB) es actualmente una de las entidades monetarias más contractivas en el mundo. La tasa en Brasil pasó del 2% a comienzo del 2021 hasta los actuales 10,75%.

Esto se da en un contexto en el que la inflación en el país vecino se aceleró para ubicarse sostenidamente por encima del 10% en el último año, siendo una de las inflaciones más altas en el mundo emergente.

Gloria Patrón Costas, Analista de PPI remarca que el real brasileño registra una apreciación significativa en lo que va del año después de un periodo de contracción monetaria de varios meses y en línea con una mayor entrada de capitales extranjeros.

"Brasil fue uno de los primeros países de LATAM en dar inicio a un periodo de tasas crecientes tras la pandemia. El Banco Central de Brasil llevó a cabo ocho retoques en la tasa de Selic desde marzo (menos de un año) volviendo a los niveles del 2017. El diferencial de tasas a nivel global impulsó la entrada de capitales extranjeros", dijo Patron Costas.

Además, agregó que estos flujos se profundizaron en el comienzo del 2022 volcándose dentro del plano de la renta variable tras un año muy complicado para la bolsa brasileña.

Por otro lado, la especialista de PPI explica que desde el ministerio de economía de Brasil buscan impulsar una nueva medida de exención tributaria para inversores extranjeros con el objetivo de mitigar los efectos de tasas más altas para las empresas.

"La medida favorece a la entrada de capitales y en consecuencia a una mayor apreciación del real. Sin embargo, los riesgos hacia adelante tienen que ver con una política fiscal laxa (al menos de corto plazo) en pleno año electoral y las condiciones financieras a nivel global con expectativas de entre 5/6 retoques en la tasa de la FED", comentó.

De esta manera, una suba de la tasa permitió que los inversores intenten llevar a cabo estrategias en reales e invirtiendo en tasa en moneda local. 

Así, desarmaron posiciones en dólares y se pasaron a reales para poder hacer el famoso "carry trade", lo cual provocó una apreciación del real del 10% este año.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, advirtió que, a pesar de que el BCRA sigue devaluando por debajo de la inflación en lo que va del año, el tipo de cambio real multilateral está subiendo y la competitividad está mejorando. Esto se da gracias a que se combinaron varios factores externos que jugaron a favor de la estrategia oficial.

"En el frente cambiario ayuda mucho que Estados Unidos está teniendo una inflación cercana al 7% en términos anualizados y las monedas de nuestros socios comerciales se están apreciando, especialmente el real de Brasil y otras monedas de Latinoamérica. Sumado a esto, la competitividad está recibiendo un impulso muy grande por la suba de precios de la soja, que ya acumula un alza de más de 20% en el año y se acerca a los u$s 600", sostuvo.

Julio Calcagnino, analista de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, espera que el real se siga apreciando, lo cual anticipa una buena noticia para el BCRA.

"El homólogo al REM en Brasil indica que el banco central del país vecino endurecería aún más su política monetaria durante 2022, lo cual apreciaría el tipo de cambio real brasileño. Ergo, el peso argentino se deprecia contra el real. Esto, junto con la reciente recuperación de los precios de los productos agropecuarios, lo que los modelos asocian generalmente a un tipo de cambio real más apreciado, naturalmente le quitan presiones al BCRA en el corto plazo", comentó.

Más devaluación

Si bien los términos de intercambio mejoraron, esto no implica que el mercado crea que la devaluación del peso vaya a aminorar. Analistas esperan que el BCRA siga manteniendo alto el ritmo actual del crawling peg.

El Central aceleró el ritmo de devaluación y lo ubico en niveles de 39,5% (TNA) promedio en los últimos 5 días. A su vez, gracias a la caída del contado con liquidación y a la suba del oficial, la brecha cambiaria pudo caer debajo del 100% por primera vez en cuatro meses.

Juan Manuel Franco igual considera que el crawling peg del BCRA debería acelerarse aún más los próximos meses, dado que con esos dos factores a favor, la tasa de devaluación sigue corriendo muy por debajo de la inflación.

"Debemos considerar que es un año electoral en Brasil y que podría haber cierta volatilidad en el real, por lo que lo más apropiado sería establecer un marco cambiario en Argentina que pueda permitir un TCR tal que se logren aprovechar los términos de intercambio favorables que por el momento se mantienen", afirmó.

Para Gloria Patrón Costas, esta apreciación del real es una buena noticia para la Argentina.

"Para Argentina, la apreciación del real ayuda al tipo de cambio multilateral ganando cierta competitividad con respecto al país vecino (principal socio comercial). Sin embargo, el efecto se ve mitigado por los altos niveles inflacionarios de nuestro país y un tipo de cambio atrasado", dijo. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.