Mejor clima financiero

Un piso para los bonos argentinos: resurge Wall Street y los emergentes reciben más fondos

El último dato de inflación en los EE.UU. cambió el humor inversor en los emergentes. ¿Cuáles son los países más favorecidos con el giro? Primeros impactos en la Argentina

Hay luz al final del túnel para los países emergentes. Tras acumular pérdidas del 20% en un año negro en lo financiero como el 2022, las últimas semanas brindan cierto oxígeno.

Lo que gatilló el cambio de humor fue la menor inflación en Estados Unidos durante octubre, generando la expectativa que el ciclo de suba de tasas puede terminar antes de lo previsto por Wall Street.

Los fondos de inversión de los EE.UU. salieron a la pesca de bonos de emergentes con altos rendimientos, y en algunos casos se llegó a invertir en países sin instituciones ni seguridad jurídica, simplemente por los altos rendimientos que ofrecen sus títulos de deuda.

Entre los emergentes, ayer la sorpresa fue Argentina, con alzas de hasta 6,5% en los bonos. El riesgo país cayó 2,3% hasta 2427 puntos. Con poco volumen de negocios, los precios de los papeles saltan, con el Global 2029 liderando las subas.

La hipotética salida del kirchnerismo del poder aún no atrae grandes flujos a los títulos argentinos, pero al menos pone un piso a las cotizaciones.

Cómo fue la venta de bonos que jaquea al dólar del fondo "enterrado" en papeles argentinos

Menos suba de tasas

Ayer, puntualmente la vicepresidenta de la Reserva Federal, Lael Brainard, señaló que los Estados Unidos podrían desacelerar el ritmo de aumentos de las tasas de interés.

La hipotética salida del kirchnerismo del poder aún no atrae grandes flujos a los títulos argentinos, pero al menos pone un piso a las cotizaciones.

"Creo que probablemente será apropiado pronto pasar a un ritmo más lento de aumentos de tasas", dijo a Bloomberg News. Recuérdese que la Reserva Federal acumuló cuatro alzas consecutivas de las tasas de 75 puntos básicos, una velocidad que nunca se había observado en la historia reciente del banco central norteamericano.

La performance de los mercados emergentes tiene una correlación inversa con las tasas norteamericanas. Si suben, bajan precios de bonos.

Con bajos rendimientos como los observados hasta principios del 2022, los fondos de inversión de los Estados Unidos salieron a la pesca de bonos de emergentes con altos rendimientos, y en algunos casos se llegó a invertir en países sin instituciones ni seguridad jurídica, simplemente por los altos rendimientos que ofrecen sus títulos de deuda.

La performance de los mercados emergentes tiene una correlación inversa con las tasas norteamericanas. Si suben, bajan precios de bonos.

Cuando la marea baja, la situación se revierte y tiene que acudir el FMI al rescate de países con problemas en su balanza de pagos. 

Este año es récord la cantidad de países auxiliados por el organismo internacional con el caso más reciente de Egipto que hace dos semanas cerró un entendimiento con desembolsos por u$s 3000 millones. La libra egipcia acumuló una caída de 20% en el 2022.

Importaciones y tasas: las advertencias del FMI para Argentina y un panorama global "más sombrío"

¿Qué puede pasar de ahora en más? En primer lugar, la suba de tasas en EE.UU. no significa que con una suba de rendimientos en los bonos emergentes se equilibra el mercado.

No es tan simple. Los mejores rendimientos en activos e EE.UU. atraen inversores y permanecen posicionados con rendimientos cercanos al 7% anual o más.

El dinero que salió de mercados emergentes no retorna en su totalidad con los mejores rendimientos. Un porcentaje no menor permanece estacionado en los mejores retornos en papeles de empresas norteamericanas, por ejemplo.

Los países emergentes tampoco son todos iguales para los fondos que vuelven ahora a apostar por esta categoría financiera. Distinguen entre aquellos que tienen las cuentas públicas ordenadas y si son exportadores de commodities.

Si lo exportado es petróleo, aún mejor. Brasil tras incrementar el gasto público durante la pandemia, hizo un fuerte ajuste que le permitió encarar las elecciones presidenciales sin mayores sobresaltos.

Lo mismo en EE.UU., con correcciones rápidas al exceso en la política fiscal y monetaria.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.