Sin demanda: por qué ni los fondos buitre compran deuda argentina

Los fondos buitre suelen comprar bonos con paridades bajas, como las que exhibe la deuda argentina. Sin embargo, el perfil de vencimiento de Argentina no alienta a la compra ya que la probabilidad de default luce baja en el muy corto plazo.

Los bonos argentinos la están pasando mal. Si bien hay cuestiones globales que generan un escenario adverso, su debilidad actual se explica en gran medida por factores locales. 

La paridad de los bonos es la más baja desde abril de 2021. Y pese a rendir 22%, en un mundo desesperado por encontrar activos que brinden cobertura contra la inflación, la deuda argentina sigue sin encontrar compradoresAun así, pese a operar en distrés, tampoco los fondos buitres comprarían deuda argentina.

La deuda argentina podría ser un buen candidato, pero el hecho de que los bonos hayan seguido cayendo incluso después del resultado de las PASO demuestra que aun no hay inversores dispuestos a comprar renta fija local.

Desde el pico del lunes posterior a las PASO, la deuda argentina no paró de caer. Desde entonces y hasta la actualidad, los bonos soberanos en dólares acumulan una caída del 13%, fueron quebrando mínimos en forma constante y anotaron tan solo unas pocas ruedas de subas.

A estos valores, los bonos se ubican un 8% en promedio debajo de los valores previo a las PASO. 

La caída actual de los bonos provocó que la curva se empine y se desplace al alza, y desató también un colapso de las paridades. Tanto es así que hay bonos argentinos que operan con paridades de u$s 35. Es decir, el mercado de deuda argentino opera por el valor de recupero de los bonos y no por tasa de interés.

Los inversores asignan altas probabilidad de que haya un nuevo evento crediticio en el mediano plazo, con un 75% de probabilidad de default a 4 años y del 95% de probabilidad de default a 10 años.

El colapso de las paridades fue en línea con el fuerte selloff de los bonos. Desde el pico post PASO, las paridades se ubicaban en torno a u$s 40 en promedio, con picos de u$s 43 y retrocedieron a u$s 35 actualmente, con mínimos de u$s 33 como el Global 2046 y el Global 2038.

¿Compran los buitres?

Cuando las paridades caen debajo del umbral de u$s 40 y se acercan a niveles de u$s 30, se allana el camino para los fondos distress y fondos buitre. Estos participantes del mercado buscan deuda en fuertes estrés financiero a punto de caer en default.

Especulan con que efectivamente el deudor no pagará y que habrá un evento crediticio en el corto plazo. Estos participantes del mercado compran deuda a la espera de litigar en los tribunales neoyorquinos. De ganar, los retornos de dichas inversiones tienden a ser muy elevados.

Si bien la probabilidad implícita de default de los bonos es alta, las probabilidades de que los fondos buitre compren deuda argentina son bajas ya que no es una obligación que esté a punto de caer en impago.

Los vencimientos de deuda en dólares de Argentina son bajos hasta 2024, por lo que por ahora los buitres no estarían comprando.

Los vencimientos de deuda comienzan a ser más abultados en 2024 cuando el Gobierno tendrá que pagar poco más de u$s 3000 millones y saltan a u$s 7000 millones para 2025 y 2026 y cerca de u$s 8000 millones para 2027. 

Luego, de cara a 2028 y 2029, los compromisos de pago rondan los u$s 9000 millones y poco más de u$s 8000 millones en 2030.

Es decir, el perfil de vencimientos quedó despejado en el corto y mediano plazo, pero sigue muy comprometido en el largo plazo.

Al no existir vencimientos abultados en el corto plazo, los buitres no ven una situación grave de distrés financiero inmediata, por lo que no demandan deuda local.

La probabilidad de default acumulada es del 75% a 2024 y pega un salto a 2026 para ubicarse en torno al 85% y 95% de cara a los próximos 10 años.

La clave para ver si los buitres comprarían deuda argentina pasa por analizar la parte corta de la curva de la probabilidad de default.

En este tramo, las probabilidades de ver un default en lo que queda de 2021, 2022 y 2023 es menor al 40%, por lo que nuevamente, al no existir altas chances de un evento crediticio inmediato, el buitre no compra.

Esto puede ser incluso una mala noticia ya que la deuda sigue sin encontrar compradores aun con rendimientos altísimos, del 22%.

Federico Garay, analista de research de IOL invertironline, ve poca probabilidad de que los fondos buitres estén comprendo deuda local.

"No creo que fondos buitres estén considerando comprar deuda argentina a estos precios, y menos teniendo en cuenta la estructura de pagos de los títulos en cuestión. Recién en el año 2025 los vencimientos de deuda se vuelven muy abultados, y creo que es a partir del 2024 que este tipo de fondos puede optar por ingresar, si es que las condiciones económicas del país no prosperan", dijo.

Por su parte, Maximiliano Bagilet, asesor financiero TSA Bursátil de Grupo Transatlántica, entiende que a estas paridades hay más oportunidades para buitres, aunque todavía no cree que estos jugadores estén comprando deuda argentina.

"Al escenario económico se le agrega el político y social. A mi entender todavía no están los fondos metidos totalmente en Argentina, falta ese trasfondo que se va a dar con la a generales en noviembre, puede haber oportunidades para estos fondos incluso días antes de las generales", dijo.

Causas que explican la caída

A la hora de explicar las causas por las cuales los bonos argentinos se desplazan a la baja, se pueden encontrar factores locales, regionales e internacionales. Dentro de estos, los factores locales son los que más ponderan.

Según datos provistos por Nery Persichini, head de estrategia de GMA Capital, sólo el 9% de la tasa de los bonos argentinos corresponde al rendimiento de un treasury a 10 años (1,68%).

Por otro lado, un 20% del rendimiento de los bonos argentinos se justifica por el riesgo Latam (372 bps) y el 70% restante debe ser entendido por cues­tiones estrictamente idiosincráticas.

"El factor ´somos nosotros´ implica 13 puntos porcentuales de sobretasa respecto a otros países latinoamericanos y es el que mayor incidencia tiene sobre el rendimiento de los títulos locales", dijo Persichini.

De todos modos, con el rally de la tasa americana en las últimas semanas, el contexto se tornó aún más adverso para los bonos argentinos, a lo cual se le sumó la volatilidad financiera y cambiaria en Brasil.

Nicolás Viveros, portfolio manager de Capital Markets Argentina, resalta el camino separado que tuvieron las acciones respecto de los bonos y si bien cree que son valores atractivos los de la deuda, la especulación sería fundamentalmente de corto plazo.

"Los bonos están afectados por la suba de tasas de Estados Unidos. Emergentes está flojo en general, sumado a que Brasil sigue débil. Todo eso los afecta, junto con el nivel de reservas a la baja y sin un plan económico a futuro, por lo que muchos inversores están espantados con Argentina, sin generar mucho interés lo que es renta fija", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • GEFDAC

    Gilberto Emanuel Filiberto de Anna Cricca

    30/10/21

    NOTA Y PREJUICIO EQUIVOCADO......LOS FONDOS BUITRES CON MAS RAZON COMPRARIAN , SABIENDO DE UN FUTURO DEFAULT Y LA POSIBLE JUDICIALIZACION EN TIERRAS Y LEGISLACIONES EXTRANJERAS....HAGAN UN POCO DE SINCERIDAD Y RECUERDEN AL FALLECIDO JUEZ CHIEZA DE EEUU...O EL EMBARGO DE LA FRAGATA SARMIENTO...QUE ENTRE PARENTESIS SI ELLO FRACASO, FUE GRACIAS A LA ENTEREZA DEL GOBIERNO ARGENTINO EN MANOS DE CRISTINA KIERCHER

    0
    0
    Responder
  • RN

    Raul Nieto

    27/10/21

    No cobraran ni el poco valor actual Es una posible muestra de como el país no es creíble para el crédito internacional y sin el tenemos un camino muy duro

    0
    0
    Responder