Mercados

Wall Street en alerta ante una famosa máxima que podría hacer caer a las acciones

"Sell in May and go away", reza una de las frases más famosas en Wall Street. Las acciones tienden a tener un peor rendimiento durante el período que va de mayo a octubre, en comparación con el rendimiento positivo que muestran entre noviembre y abril.

El semestre entre mayo y octubre suele ser el de peor retorno para las acciones en Wall Street. A partir de eso es que se explica la famosa frase "sell in May and go away", cuya traducción sería algo así como "vendé en mayo y vete". 

Si bien queda en claro que históricamente las acciones tienen su peor semestre desde mayo, en la última década eso no siempre ocurrió. Dada la actual volatilidad, analistas recomiendan diversificar carteras.

Wall Street atraviesa el peor año desde 2008: los 8 gráficos que explican el desplome

Amazon se desplomó en Wall Street, con la mayor caída diaria desde 2006

Los números detras de la famosa frase

Arrancó mayo y es casi imposible evitar pensar en la famosa máxima de Wall Street que reza "sell in may and go away". Este famoso dicho hace referencia a que las acciones en Wall Street tienden a tener un bajo rendimiento histórico durante el período de seis meses "veraniego" que comienza en mayo y finaliza en octubre.

Estos retornos se contraponen con los rendimientos del período de seis meses "invernal", de noviembre a abril, que suele tener un mejor rendimiento comparado.

Es decir, en términos históricos, los retornos de mayo a octubre tienden a ser más bajos para Wall Street que los rendimientos para las acciones de noviembre a abril.

Según la consultora internacional LPL Research, tomando datos desde 1950 hasta la actualidad, el semestre de mayo a octubre suele tener un rendimiento positivo promedio de tan solo 1,8%. En contrapartida, el semestre de noviembre a abril es el período de mayores ganancias para las acciones.

Diego Méndez, analista de PPI, remarcó que, tomando los números, la realidad es que desde 1950 a 2021 la estadística acompaña al dicho y le brinda soporte.

"El rendimiento promedio del S&P, el Nasdaq y el Dow Jones entre abril y octubre fue de 1,8%, 3% y 0,8% respectivamente, mientras que entre noviembre y marzo la media fue de 5,1%, 6,6% y 5,5%. La diferencia es notable. Sumado a esto, las peores caídas se sufrieron entre mayo y octubre, mientras que las mayores ganancias fueron entre noviembre y abril", detalló.

Sin embargo, un dato clave que agrega es que si se parte la muestra en dos, se observa que desde 1950 a 2010, la diferencia en rendimientos entre ambas secciones del año es significativa y consistente.

"Los rendimientos de noviembre a abril superan a los de mayo a octubre por 4%, 5,6% y 5,5% para el S&P, Nasdaq y Dow Jones respectivamente. Sin embargo, desde 2011 esa tendencia no se ha cumplido. De hecho, en el caso del S&P y el Nasdaq, el rendimiento promedio es mayor para mayo a octubre que para noviembre a abril por 0,5% y 3,2%, mientras que el Dow solo es inferior por 0,2%", comentó.

Este mismo comentario es convalidado por el análisis de los analistas de la consultora internacional LPL Research quienes remarcan que en 9 de los últimos 10 años, los "peores" 6 meses del año en realidad han sido más altos.

Si se toma históricamente, el semestre de mayo a octubre es de 1,8% de ganancia promedio desde 1950. Sin embargo, en la última década, el rendimiento para las acciones ha sido de 5,7% de ganancia, con el 90% de los años dejando resultados positivos. 

Una sola vez (en 2015), el mercado operó a la baja y solo en 2012 el mercado tuvo retornos menores al 1,8%. Es decir, en la última década la frase de "sell in may and go away" no se aplicó en un 100%.

¿Se aplicará este año?

El mercado ya viene dentro de un proceso correctivo en lo que va del año. De hecho, el 2022 está siendo el peor comienzo de año para Wall Street desde 1939 y está siendo el peor año para los bonos desde comienzo de siglo pasado.

Dado el proceso correctivo actual, analistas descreen de que este año se aplique una vez más el famoso "sell in may and go away".

Manuel Carpintero, head portfolio manager de Nash Inversiones, también cree que la famosa frase de Wall Street no se aplicará este año. "La data histórica no muestra que haya estacionalidad negativa en los meses de mayo, junio y julio en ninguna de las ventanas temporales por década. Históricamente el peor mes del año para el mercado americano fue septiembre y en segundo lugar febrero. La frase debería ser más bien ´sell in september´", dijo.

Gustavo Domínguez, CIO de Adcap Grupo Financiero y co-fundador de Banza, tampoco cree que la famosa se aplique particularmente este año porque las Bolsas vienen sufriendo desde principios de año y las valuaciones de algunos sectores están atractivas.

Domínguez considera que las malas noticias ya están incluidas en el mercado como la alta inflación y altas tasas de interés, a la vez que entiende que la economía de Estados Unidos sigue siendo saludable. Por ello es que se muestra optimista para las acciones.

"Soy optimista y creo que la recesión en Estados Unidos no va a ocurrir este año, sino más bien en el segundo semestre de 2023. Creo también que la Reserva Federal se va a apurar en estos próximos meses a subir probablemente 50 pb la tasa en cada reunión y ver cómo impacta eso sobre la inflación, porque las elecciones en noviembre con la Fed subiendo tasas puede ser negativo para las expectativas de reelección del Partido Demócrata", afirmó.

Oportunidades de inversión

El contexto actual luce bastante desafiante por varios motivos. Por un lado, la aceleración inflacionaria tanto en EE.UU. como en todo el mundo pone al mercado con un nivel de tensión mayor ya que la gran mayoría de los bancos centrales se encuentra aplicando política monetaria contractiva.

De esta manera, y dada la fuerte inflación, se teme que la Fed tenga que aplicar una política monetaria contractiva de manera agresiva, generando riesgos de un aterrizaje forzoso.

Además, las acciones venían de valuaciones muy altas y la suba de tasas de los bonos del Tesoro (anticipándose a una Fed más contractiva), comienzan a impactar negativamente en las valuaciones.

Por otro lado, la suba de tasas podría complicar a la economía y las perspectivas macro se podrían deteriorar, generado temores sobre el impacto en las acciones.

La volatilidad es elevada y analistas recomiendan diversificar portafolios.

En términos de Cedear, Gustavo Domínguez considera que luce más atractivo posicionarse en ETF.

"Para no tener tanto riesgo idiosincrático acción por acción, podríamos utilizar una combinación de ETF, que tienen una exposición más hacia la dirección general del mercado, y no una compañía o sector en particular. Tiene sentido invertir parte del dinero en una combinación del ETF del Nasdaq y el ETF del S&P y tener una visión de mediano plazo, porque lo que mata a los mercados es la incertidumbre, no las malas noticias", dijo.

Finalmente, Daiana Olivera, estratega de Cohen, se muestra selectiva a la hora de buscar posicionarse en acciones.

"No creo que sea el momento de entrada para todos los sectores, más que nada por el contexto actual. La suba de tasas que se viene especialmente por la mayor inflación en EE.UU., va a afectar a varios sectores, como por ejemplo el tecnológico y de comunicaciones", advirtió.

La cartera que recomienda la estratega de Cohen está compuesta por Google, Walmart, Coca-Cola, Amazon, Berkshire Hathaway, Visa, Microsoft y el ETF del S&P500 (SPY).

"En la búsqueda por disminuir la fluctuaciones de precios, se obtuvo esta cartera que logró un promedio de 21% de volatilidad para los últimos tres años versus el SPY, cuyo promedio es 21,9%. Su composición diversificada logra disminuir el riesgo no sistemático, al tiempo que toma una estrategia más defensiva para sufrir en menor medida la suba de tasas de los próximos meses", dijo.

Además aclaró que "la cartera alcanza rendimientos históricos levemente superiores al SPY, lo que la vuelve una interesante alternativa en vistas a armar una cartera para el contexto actual".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios