INFORMES

"Riesgo de rollover y reestructuración": qué dicen las consultoras de la bomba de deuda en pesos para 2023

Los analistas que sirven de referencia para las principales entidades bancarias y financieras comienzan a ver con preocupación la dinámica de la deuda en pesos, tanto para fin de año como para la próxima gestión de gobierno en 2023.

El rol de las licitaciones del mercado de deuda en pesos es cada vez más central para las consideraciones de la gestión económica comandada por Sergio Massa. En la última licitación del Tesoro, se pudo observar que el costo de rollear deuda es cada vez más alto para el Gobierno, dice el informe de esta semana de Adcap Grupo Financiero.

Las inquietudes no se limitan sólo en el ámbito de la administración local. El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió en su última evaluación de la economía argentina que el Gobierno deberá reforzar las medidas para mantener el 'roleo' de deuda en pesos en el mercado local que permita cumplir con la meta de financiamiento monetario al Tesoro, informó El Cronista la semana pasada.

La bomba de deuda en pesos antes de las elecciones 2023 y el mensaje del FMI

Trade electoral: la fragmentación de la política puede complicar las apuestas

Desde Adcap prefieren hablar de "riesgo de rollover": "No vemos un evento disruptivo, y en el peor de los casos, creemos que el Estado comprará deuda u ofrecerá un canje. Sostenemos que el riesgo está en esta propia administración, no en la siguiente, y que probablemente ese riesgo se materialice durante el periodo electoral, es decir, en 2023".

QUÉ PASÓ CON LA ÚLTIMA LICITACIÓN

En la última licitación de octubre, el menú de instrumentos ofrecidos estuvo conformado por 3 títulos con vencimiento en 2022 y 2023. Se emitió una LELITE con vencimiento el 23 de noviembre de 2022, se reabrió una letra a descuento (LEDE) y un bono DLK con vencimiento 28 de febrero y 31 de Julio de 2023, respectivamente.

El Tesoro Nacional afrontaba vencimientos por $134.604 millones, obteniéndose un financiamiento neto cercano a los $13.405 millones. La próxima licitación tendrá lugar el lunes 7 de noviembre.

El costo de rollear deuda será cada vez más alto para el Gobierno, según Adcap.

La consultora dirigida por Javier Timerman considera que las próximas licitaciones del Gobierno van a ser complicadas: "El mercado secundario, la tasa de la Lecer con vencimiento en mayo de 2023 ya está en el CER + 5%; estaba en el 3,5% hace unas semanas. Vemos que el mercado está más flojo en el corto plazo. Con todo, no vemos un escenario de reperfilamiento".

  • "Lo más probable es que la oposición haga lo que esté a su alcance para que sea este Gobierno el que tenga que hacer el 'trabajo sucio' (lo que incluye, entre otras cosas, licuar y/o reestructurar stocks de Pesos)", dice 1816.

¿QUÉ PASA CON LA DEUDA CER?

En consonancia, una nota de GMA Capital enfatiza en el intento del Gobierno por financiar el rojo fiscal prescindiendo de la asistencia monetaria, requiriendo que el mercado cierre esa brecha. "Los vencimientos de deuda en pesos hasta que termine la gestión actual superan los $ 11 billones y las tasas forward pasado ese plazo alcanzan el 15% real. Como consecuencia, la concentración por este plazo produjo turbulencias en la marcha de las curvas del Mundo Pesos en las últimas semanas. Y para evitar un desenlace como el de junio/julio, el BCRA se encuentra interviniendo en la curva CER".

Alerta en la City: se cierra el mercado de deuda en pesos y aumenta el temor por próximos vencimientos 

Con esta curva estrella golpeada, para no sobrecargarla, el Tesoro no puso instrumentos CER sobre la mesa en la última licitación, dice GMA. "Sin embargo, esto resulta insuficiente si pretende evitar el uso de adelantos transitorios hasta fin de año. Según el acuerdo con el FMI, el déficit fiscal durante el último trimestre podría alcanzar los $ 920.000 millones. Esto pone presión sobre las últimas 4 licitaciones del año. En cada una deberá conseguir $ 221.000 millones extra para financiar el déficit. Además, en el último bimestre los vencimientos superan $ 1,69 billones", analizan.

Una hipótesis que se baraja en las mesas es que estos signos de saturación y agotamiento en los títulos indexados pudieron haber derivado en movimientos hacia Globales, indica este último.

¿REESTRUCTURACIÓN DE STOCKS EN PESOS PARA 2023? 

La consultora más leída por entidades bancarias y financieras, 1816, estimó que el Banco Central compró títulos soberanos en Pesos en el mercado secundario por unos $ 155.000 millones entre el 12 y el 27 de octubre. A modo de comparación, en la corrida de junio y julio el Central llegó a comprar soberanos en Pesos por un monto de $ 1,3 billones, según datos confirmados en el Staff Report del FMI.

"Da la impresión de que la actual administración tiene por objetivo terminar el mandato sin hacer grandes ajustes, para pasarle los problemas a la futura gestión. Así las cosas, lo más probable es que la oposición haga lo que esté a su alcance para que sea este Gobierno el que tenga que hacer el 'trabajo sucio' (lo que incluye, entre otras cosas, licuar y/o reestructurar stocks de Pesos)", analizan. 

El Tesoro ve que el mercado de deuda en pesos está más cerrado.

En 1816 meditan que hay incentivos desalineados entre el Peronismo y Juntos por el Cambio, así como lo hubo al final del Gobierno de Mauricio Macri en 2019, cuando el PJ de algún modo "forzó" a Cambiemos a terminar su gestión devaluando, reperfilando Letes/Lecaps y poniendo un cepo.

"Esas medidas eran una "puesta a punto" para la macro que quería gestionar Alberto Fernández, que requería un FX competitivo de entrada, controles cambiarios y poca deuda de corto plazo. La 'puesta a punto' de la macro que quiere gestionar JxC, sin cepo, es distinta, y en los próximos 14 meses probablemente veamos tensiones asociadas a esta transición, sin importar quién termine siendo el presidente en 2024", finalizaron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.