Mercados

Otra vez en rojo, los bonos vuelven a caer y llegan a mínimos históricos

Aunque el riesgo país retrocede hasta 2374 puntos, recogiendo la mejora de los títulos de deuda de ayer, en la apertura de las operaciones retroceder hasta 1,5% y se acercan a niveles no vistos en 50 años.

En esta noticia

La deuda argentina dejó de lado las subas de ayer y retoma la tendencia bajista. Los bonos argentinos no sólo tienen que vérselas con la dinámica doméstica sino también con un escenario global adverso, con Wall Street operando a la baja.

"Default prolongado": la hipótesis con que especula el mercado para la deuda en dólares

  Wall Street ve más cerca el final de las tasas altas: ¿hay que pasar el verano?

Bonos en rojo

Todos los tramos de deuda soberanos argentinos reinician la tendencia bajista en el día jueves, con caídas mayores al 1%.

La parte corta de la curva cae 1,4% en el Global 2029 y 1% en el Global 2030. Por su parte, los Globales 2035 y 2038 caen 1,04% y 0,8% respectivamente.

Finalmente, en el extremo más largo, la renta fija local cae 1,38% en el Global 2041 y 1,3% en el Global 2046.

Pese a la suba de ayer, en la que los bonos llegaron a subir hasta 4%, la deuda argentina sigue operando bajo fuerte estrés.

En el último mes, todos los bonos caen más de dos dígitos, con pérdidas del 20% al 23% en el tramo corto y con bajas del 17% al 21% en el tramo más largo.

En la última semana solamente, los Globales cayeron entre 3,5% y 5%. A su vez, desde que salieron a cotizar en septiembre de 2020, tras el canje de deuda, los Globales acumulan pérdidas de hasta 60%.

valor 2001

Debido a esta fuerte baja, el riesgo país ha escalado hasta los 2508 puntos, para luego retroceder hasta los valores actuales de 2459 puntos.

Así, el indicador que mide JP Morgan sube 133% desde el canje de deuda llevado a cabo en septiembre de 2020 y en el que el Gobierno reestructuró u$s 65.000 millones con acreedores privados.

Analizando las paridades de los bonos, se observa que todos los tramos de la curva muestran valores de recupero muy bajos.

El tramo corto de la curva opera con paridades del 22%, el tramo medio se ven paridades de entre 20% y 27% mientras que el tramo más largo muestra valores de recupero de u$s 22 en promedio.

Los actuales niveles de paridad de la deuda argentina se ubican en mínimos, incluso debajo de la pandemia y en valores similares a los que el mercado evidenciada en momentos de 2008, durante la crisis financiera mundial.

También, los actuales niveles de paridad son similares a los que registraba el mercado de bonos en el peor momento de la crisis económica argentina de 2001.

Pedro Siaba Serrate, head de research & strategy de Portfolio Personal Inversiones (PPI), marca que los precios actuales de los Globales argentinos se encuentran apenas por encima de los niveles de 2001 y 2008.

No obstante, añadió: "Incluso si se tiene en cuenta la estructura actual de cupones, los instrumentos deberían caer entre 25% a 45% más para ser equivalentes en términos de rendimiento. Más allá de esta salvedad, cuando la probabilidad de default es significativamente amplia, poco importa el rendimiento (y estructura) y los bonos empiezan a cotizar con relación al valor de recupero que posean".

Mariano Fiorito, fund manager de Schroders, remarcó que el contexto global también luce desafiante y que es clave en estos momentos aplicar estrategias de preservación de capital.

"Creo que es clave en este momento tener una estrategia de preservación de capital. De corto plazo, el contexto internacional es desafiante, combinado con una macro local que tiene desafíos. Al no ver una acumulación de reservas en el mejor momento de la cosecha fue uno de los catalizadores para explicar la baja actual en la deuda", dijo.

Wall Street vuelve a caer

Las acciones en Wall Street también operan a la baja.

Tanto el Dow Jones, el S&P500 como el Nasdaq inician el jueves en terreno negativo, con una caída de 1,2% en el Dow, de 1,33% en el S&P500 y de 1,48% en el tecnológico Nasdaq.

En el acumulado del año, el Dow Jones cae 17%, el S&P500 baja 20% y el Nasdaq pierde 30%. De esta manera, tanto el Nasdaq como el S&P500 operan en terreno de mercado bajista.

Por su parte, las acciones en Europa también muestran perdidas, con un retroceso del 2,3% en el Stoxx50. La bolsa de Alemania e Italia caen 2,5% cada una, mientras que el CAC40 de Francia y el FTSE100 de Londres pierden 2,4% y 2,1% respectivamente.

atentos a la inflación

La atención de los inversores sigue centrada en la dinámica inflacionaria y su impacto sobre el futuro de la política monetaria de la Fed.

Sobre este punto, el índice de precios de los gastos de consumo personal subyacente (el índice favorito que mira la Fed) aumentó un 4,7% respecto al año anterior. 

Esto fue 0,2 puntos porcentuales menos que el mes anterior, pero aún en niveles vistos por última vez en la década de 1980.

Sin embargo, la inflación general se disparó, aumentando un 0,6% en el mes, mucho más rápido que el aumento del 0,2% en abril. Eso mantuvo la inflación interanual en 6,3%, igual que en abril y ligeramente por debajo del 6,6% de marzo, que fue la lectura más alta desde enero de 1982.

Además, el informe reflejó las presiones sobre el gasto del consumidor, que representa casi el 70 % de toda la actividad económica en los EE. UU.

Mientras que los ingresos personales aumentaron un 0,5% en mayo, por encima de la estimación del 0,4%, los ingresos después de impuestos y otros cargos, o ingresos personales disponibles, disminuyeron un 0,1% en el mes y un 3,3% respecto al año anterior.

Los funcionarios de la Fed están observando de cerca los datos mientras buscan controlar la inflación galopante.

Por otro lado, el Departamento de Trabajo informó hoy que las solicitudes de desempleo descendieron a 231.000 para la semana que finalizó el 25 de junio.

Esa fue una disminución de 2.000 respecto al período anterior, aunque 1.000 más que la estimación.

Las solicitudes continuas, que van una semana por detrás de la cifra principal, totalizaron 1,33 millones, una ligera disminución con respecto a la semana anterior.

PALABRA DE Powell

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo el miércoles que no había garantía de que el banco central pueda diseñar un aterrizaje suave para la economía estadounidense. 

Sin embargo, advirtió que las chances de ver una recesión es el riesgo que hay que asumir para controlar la inflación.

"Creemos que hay caminos para que logremos el camino de regreso al 2% de inflación mientras mantenemos un mercado laboral sólido. Creemos que podemos hacer eso", dijo Powell, durante un panel de discusión con otros altos cargos de los bancos centrales en una conferencia de política del Banco Central Europeo en Sintra, Portugal.

Por otro lado, Powell agregó rápidamente que "no hay garantía de que podamos hacer eso. Obviamente es algo que va a ser bastante desafiante y que se hizo más difícil por "los eventos de los últimos meses", como la guerra en Ucrania.

Los analistas de Cohen agregaron que Powell enfatizó sobre la idea de que el peor error en el que podría incurrir la FED sería dejar actuar la suba de precios en sus niveles actuales.

"En busca de calmar la volatilidad, indicó que la economía norteamericana aún muestra un margen para que la FED suba las tasas sin caer en una recesión. Powell dejó en claro que continúan con el objetivo de disminuir la inflación, pero sin que esto implique necesariamente una contracción en la economía del país", dijeron

.Los analistas de Inviu recordaron que la Reserva Federal ha dado un giro agresivo para luchar contra la escalada de precios más aguda en cuatro décadas, corrigiendo una política monetaria demasiado relajada mientras la economía se recuperaba del covid-19.

"Ya han subido las tasas en 150 pbs y los funcionarios pronostican otros 175 pbs adicionales este año", resaltaron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.