EXCLUSIVO EL CRONISTA

Negocian swap por u$s 10.000 millones con Brasil para pagar importaciones

El objetivo es cerrar el acuerdo en enero del año próximo, de modo de engrosar las reservas brutas en el primer trimestre del 2023, y tener liquidez para pagar las importaciones brasileñas.

Mientras todas las miradas están puestas en el nuevo dólar soja para diciembre, que el Gobierno lo quería en $ 215 y el agro en $ 225, para liquidar u$s 3000 millones antes de fin de año, en el gabinete económico ya están pensando en cómo sumar reservas desde el 1° de enero del año que viene.

Dólar bajo control de la CNV: piden a los agentes que "aflojen" la compra de los financieros

Advierten que el SWAP con China no contabiliza para el acuerdo con el FMI: qué salida ve el mercado

Swap con Brasil

En ese sentido, con la ayuda del embajador Daniel Scioli, negocian con el Banco Central de Brasil un swap por u$s 10.000 millones para enero. La premisa reside en contar con los u$s 3500 millones anuales que insumen las importaciones brasileras, y los u$s 6500 millones restantes que sumen como reservas brutas. 

En rigor de verdad, las reservas brutas sumarán más, porque el pago de importaciones de Brasil será a un ritmo de casi u$s 300 millones mensuales, a lo largo de los doce meses del año.

Oxígeno en las reservas: festeja el Gobierno caída de pagos con tarjeta y de importaciones

Un paper de PPI destaca que, desde el 1° de noviembre, el poder de fuego del Central disminuyó en u$s 2100 millones por pagos a organismos internacionales (u$s 725 millones) y las intervenciones de la autoridad monetaria en el MULC. 

En ese sentido, con la ayuda del embajador Daniel Scioli, negocian con el Banco Central de Brasil un swap por u$s 10.000 millones para enero. La premisa reside en contar con los u$s 3500 millones anuales que insumen las importaciones brasileras, y los u$s 6500 millones restantes que sumen como reservas brutas.

Swap chino

En este contexto, el Gobierno habría conseguido que u$s 5000 millones del swap chino (u$s 18.000 millones) pasen a ser reservas de libre disponibilidad hasta julio, engrosando el stock de reservas netas de un estimado de casi u$s 5000 millones a u$s 10.000 millones, que podrían utilizarse tanto para intervenir en el MULC como para pagar importaciones.

"No obstante, somos escépticos respecto a que se contabilicen verdaderamente dentro de las arcas del BCRA. Vale recordar que el FMI excluye el swap con China en su medición de reservas netas, de ahí resulta que el Central debería engrosar su poder de fuego en u$s 1577 millones para alcanzar la meta anual de u$s 6575 millones", remarcan en PPI. 

Desacumular reservas

"Sin oferta puente en diciembre, ya que el trigo se vio altamente afectado por la sequía, la tendencia es a desacumular las reservas. En este sentido, las probabilidades de incumplimiento con el FMI son altas. Consideramos que un nuevo dólar "soja" viene en camino para traer algo de calma a la dinámica cambiaria", completan.

Vale recordar que el FMI excluye el swap con China en su medición de reservas netas, de ahí resulta que el Central debería engrosar su poder de fuego en u$s 1577 millones para alcanzar la meta anual de u$s 6575 millones.

Desde Anker Latinoamérica sostienen que el Gobierno va a seguir intentando transitar los próximos meses con múltiples tipos de cambio, ajustes en el esquema de administración del comercio exterior, intervenciones del BCRA en la curva de pesos y regulaciones cambiarias/financieras para reaccionar a episodios de volatilidad: "En lo inmediato, el foco se centra en el día a día de la intervención del BCRA en el mercado de cambios y la emisión por intervención en la curva de pesos".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.