PROYECCIONES

Lapidario informe de Moody's: advierte qué empresas argentinas tienen mayores riesgos

La calificadora de riesgo publicó sus proyecciones de inflación y anticipó los riesgos crediticios a nivel corporativo y provinciales. Prevé que no se cumplirán las metas con el FMI

La calificadora Moody´s, una de las más importantes a nivel global, advirtió que los desequilibrios macroeconómicos argentinos representan un riesgo para los créditos de empresas locales. 

Los analistas de calificadora también encuentran riesgos de reestructuración en los créditos provinciales.

En lo que respecta al sector energético, desde la calificadora se muestran más optimistas. Sin embargo, los analistas de Moody´s esperan que no se cumplan las metas con el FMI.

Mejoran bonos y riesgo país retrocede a 2332 puntos: ¿baja más o se frena?

Reservas: cerca del objetivo de los u$s 5000 millones de la soja

Crecimiento e inflación

Moodys advirtió que los desequilibrios macroeconómicos ejercerán presión sobre el sector corporativo de Argentina hasta 2023.

Según detalla la calificadora, Argentina que cuenta con una calificación crediticia de "Ca estable", enfrenta grandes déficits fiscales, inflación acelerada, una moneda débil y tensiones políticas antes de las elecciones presidenciales de octubre de 2023.

"El crecimiento económico seguirá siendo positivo, pero se desacelerará, y el Gobierno seguirá excluido de los mercados internacionales de deuda. La inflación al consumidor, las tasas de interés más altas y la desaceleración del crecimiento, obstaculizarán la capacidad de las empresas para trasladar costos más altos", alertó la calificadora de riesgo.

Moody´s hizo su proyección de inflación para el 2022 y 2023, lo que en términos generales, representa una complicación para los créditos corporativos. En particular, esperan que la inflación al consumidor en Argentina se acelere a 85% en 2022 y 80% en 2023, desde 51% en 2021.

"La inflación del consumidor, combinada con tasas de interés más altas y la desaceleración del crecimiento económico, obstaculizará significativamente la capacidad de las empresas para trasladar costos más altos", dijeron.

En una perspectiva negativa, desde Moodys creen que el Gobierno no podrá cumplir con los objetivos fiscales y monetarios acordados con el FMI como parte del acuerdo de reestructuración de deuda de u$s 44.000 millones.

Los analistas de la calificadora de riesgo señalaron que el riesgo de liquidez general para las empresas argentinas seguirá siendo de medio a alto.

"Desde 2019, las empresas argentinas han enfrentado un mayor riesgo de refinanciamiento que sus pares regionales. El rápido deterioro de las condiciones comerciales de Argentina, el acceso restringido a los mercados internacionales de capital y los controles de capital más estrictos han dificultado que las empresas refinancien su deuda denominada en moneda extranjera", dijeron.

El sector energético

En lo que refiere estrictamente al sector energético, Moody´s considera que la expansión general positiva ofrecerá cierto apoyo a la demanda y los precios de la energía local, a pesar del entorno operativo problemático.

Sin embargo, advierte que es probable que la demanda de petróleo y gas se desacelere hasta 2023, en particular a medida que la inflación y los aumentos de interés reduzcan el poder adquisitivo de los consumidores y que las crecientes tensiones políticas afecten la confianza general de los inversores.

Pese a ello, desde la calificadora resaltan que las métricas crediticias siguen siendo sólidas para las empresas argentinas de petróleo y gas, que tienen coberturas de moneda extranjera naturales a través de las exportaciones y contratos locales basados en dólares con grandes clientes industriales.

Dentro de su informe, los analistas de Moodys resaltan las dudas que subyacen sobre el cepo y los controles de capital, y su respectivo impacto en los riesgos de default de los corporativos del sector energético doméstico.

Esto es, contemplando que las normativas del BCRA restringen que las empresas argentinas accedan al mercado libre de divisas por hasta el 40% del monto principal de su deuda.

"El apalancamiento seguirá mejorando en 2023 para las empresas generadoras de energía de Argentina, pero la deuda denominada en moneda extranjera las expone al riesgo de nuevas restricciones del Banco Central", dijeron.

Por otro lado, aclararon que si ven riesgos sobre las compañías de energía en cuanto a la implementación de la reducción de subsidios.

"La mayoría de las empresas argentinas de generación de energía se benefician de ingresos estables y la mayoría ha reducido el gasto de capital a medida que nuevos proyectos han entrado en servicio. Sin embargo, una reducción federal de los subsidios a la energía restringirá el crecimiento de la demanda y aumentará las pérdidas de energía, lo que reducirá los márgenes operativos de las empresas de servicios públicos regulados de electricidad y gas", advirtieron.

Finalmente, por el lado de los créditos corporativos de consumo y telecomunicaciones, desde Moody´s s señalaron que ven una perspectiva estable desde el lado crediticio para estas compañías.

"El acceso a las reservas extranjeras ofrecerá cierta protección para las empresas de telecomunicaciones y de consumo de Argentina hasta 2023", dijeron.

Por un lado desde Moody´s resaltaron que la mayor demanda seguirá respaldando el crecimiento de los ingresos y la base de clientes de Telecom Argentina (Caa3 estable) en 2023.

Por otro lado, advierten que la débil confianza del consumidor impedirá que las empresas de productos empaquetados aumenten precios en línea con la inflación.

Sin embargo, destacaron que Arcor (Caa2 estable) generará un margen EBITDA en torno al 11% en 2022, niveles similares a los de 2021, gracias en parte a sus operaciones internacionales.

Riesgos provinciales

El informe de Moody´s señala que el crecimiento económico provincial se desacelerará y persiste el riesgo de nuevas reestructuraciones de la deuda. 

"El crecimiento económico provincial argentino se desacelerará en 2022 y 2023, y los problemas de liquidez y el riesgo de nuevas reestructuraciones de deuda siguen siendo altos para los gobiernos regionales y locales de Argentina", dijeron desde la calificadora.

Además, advierten que el menor crecimiento, los resultados operativos más débiles y el acceso limitado al mercado pesarán sobre la liquidez de las provincias, y la falta de financiamiento externo hace que las reestructuraciones de deuda de regional y local sean más probables.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.