Más riesgos recesivos: se espera que el BCE se sume al pelotón agresivo de los bancos centrales globales

Las entidades monetarias globales están optando por grandes aumentos de tasas de 50 puntos básicos o más, lo cual coloca al mundo más hawkish en más de 100 años. Se busca enfríar la economía debido a la alta inflación. Crecen los riesgos recesivos a nivel global.

En esta noticia

Son días importantes para Europa. El Banco Central Europeo (BCE) se reúne para tomar una decisión respecto de las tasas de interés y el mercado espera que actúe de manera contundente para frenar la aceleración inflacionaria.

A diferencia de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), el BCE todavía no movió la tasa pese a los elevados registros de inflación. Sin embargo, eso podría cambiar en las próximas horas. Es que la entidad que preside Christine Lagarde podría convalidar la primera suba de tasas desde 2011.

Si el BCE termina sumándose al pelotón contractivo (hawkish) del resto de los bancos centrales del mundo, tal como se espera, los riesgos recesivos globales aumentarían. 

El CEO de JP Morgan advierte por una "triple amenaza" que impactará en la economía mundial, ¿de qué se trata?

  Advertencia de Bloomberg: por dólar fuerte, se acerca un gran golpe "aterrador" para la economía mundial

El mercado presión al BCE

La inflación en la Eurozona alcanzó nuevos récords al ubicarse en 8,6% interanual en junio, luego de registrar una marca a nivel mensual de 0,8%, manteniendo el ritmo mensual de mayo. Así, la inflación interanual de junio superó el registro de 8,1% de mayo.

Las tres economías más grandes tuvieron tasas de inflación inferiores al promedio: Francia 6,5%, Italia 8,5% y Alemania 8,2%, que además registró una deflación de 0,1% en la comparación intermensual.

En la reunión del consejo de política monetaria de junio, Lagarde anunció que subiría la tasa de interés en la reunión de julio, que finaliza este jueves, en 25 puntos básicos (pb). Así, elevaría el costo del dinero por primera vez en 11 años, lo cual representa un giro abrupto en la política monetaria del bloque europeo.

La expectativa es que tras la suba de 25 puntos básicos en julio, el BCE vuelva a subir la tasa en 50 puntos básicos en septiembre.

Sin embargo, debido a la aceleración inflacionaria en Europa, los mercados comienzan a descontar con un 60% de probabilidad que el aumento del jueves sea de 50 puntos básicos. Hasta el lunes, esa probabilidad se ubicaba tan solo en 25%.

Los analistas del banco de inversión europeo ING creen que el BCE debería subir en 50 puntos básicos la tasa. "¿Por qué perder el tiempo con un aumento de 25 puntos básicos que coloca la tasa de depósito en -25 pb solo para esperar una próxima oportunidad en septiembre para ofrecer otro aumento para sacarlo del territorio negativo? Es mejor hacer 50 puntos básicos y sacarlo del territorio negativo de una sola vez", dijeron.

"25 puntos básicos siempre fue probable que fuera el camino del BCE. Pero eso parece haber cambiado en las últimas 24 horas. Parece que el BCE podría estar al borde de una suba de 50 puntos", agregaron.

Por su parte, Jörg Krämer, economista de Commerzbank, afirmó que un aumento de 50 puntos básicos "estaría justificado".

Un mundo hawkish

Un análisis del Financial Times encontró que los bancos centrales están encarando el proceso monetario más contractivo en más de un siglo.

Las entidades monetarias globales están optando por grandes aumentos de tasas de 50 puntos básicos o más, lo cual coloca al mundo más hawkish en más de 100 años. Esto lo hacen debido a la alta inflación que subyace en las economías del mundo.

Según consigna el Financial Times, los 55 bancos centrales que monitorea convalidaron 62 aumentos de la tasa de interés en los últimos tres meses.

Entre esos aumentos, hasta el momento se realizaron 17 subas de tasas de 50 puntos básicos o más, marcando la mayor cantidad de grandes movimientos de tasas en cualquier momento desde el cambio de milenio.

Un aumento de tasas del BCE esta semana sería el primero desde 2011, por lo que el BCE se uniría al pelotón de bancos centrales globales con movimientos agresivos en sus políticas monetarias.

Temores a una recesión

Misma conclusión fue expuesta por los analistas de Bank of América que advirtieron que los bancos centrales están subiendo agresivamente las tasas de interés para enfriar la inflación.

Este escenario de mayores subas de tasas a nivel global dispara los temores de una recesión, tanto en EE.UU. como en el resto de las regiones.

La Reserva Federal de EE.UU. decidió subir la tasa de interés en 75 puntos básicos en su última reunión, el incremento más agresivo desde 1994.

El dato de inflación de junio, el cual resultó 9,1% cuando el mercado esperaba 8,8%, reforzó la idea de que la Fed volvería a subir la tasa de manera agresiva, entre 75 y 100 puntos básicos en la reunión de julio.

El Banco Central de Canadá, de Nueva Zelanda, de Australia, Inglaterra y de la mayoría de las entidades monetarias de emergentes también se encuentran embarcadas en programas de política monetaria más agresiva en décadas.

Así, tanto en Estados Unidos como a nivel global se disparan los temores de una recesión. Esto se debe a que los bancos centrales del mundo están aplicando políticas monetarias contractivas para frenar la inflación, lo cual supone un enfriamiento de sus respectivas economías.

Por lo tanto, las subas de tasas agresivas de la Fed y de los demás bancos centrales globales llevan a los inversores y a la gente de a pie a aumentar sus temores sobre una posible recesión, tanto en EE.UU. como a nivel global.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, le dijo a Reuters que las perspectivas de la economía mundial se habían "oscurecido significativamente" desde abril y que no podía descartar una posible recesión mundial el próximo año dados los elevados riesgos.

Georgieva añadió que el Fondo rebajaría en las próximas semanas su pronóstico para 2022 de un crecimiento económico mundial del 3,6% por tercera vez este año, y agregó que los economistas del FMI aún estaban finalizando las nuevas cifras.

El caso más emblemático sobre los riesgos recesivos es EE.UU. Según datos de Bloomberg, la probabilidad de ver una recesión de la mayor economía del mundo trepó al 40%.

Tina Fong, estretega de Schroders, explicó que, con la Fed aumentando rápidamente las tasas de interés en respuesta al alto nivel de inflación, no sorprende que se hable más sobre la recesión entre las empresas e incluso entre el público en general.

"Sabemos que el público en general está preocupado porque las búsquedas en Google de la palabra recesión han aumentado y parecen incluso más altas que las conversaciones sobre recesión entre las empresas estadounidenses. Quizás los consumidores estadounidenses estén preocupados por una recesión inminente en la economía, ya que están sintiendo la reducción de los ingresos por el aumento de los precios de la energía y los alimentos", dijo Fong.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.